El ideario de Hugo Chávez y aportes a la revolución bolivariana

MSc Elio Perera

 

 

 

MSc Elio Perera Pena

elioe@cipi.cu

 

Hugo Rafael Chávez Frías[1] líder indiscutible de Latinoamérica, revolucionario y estratega militar, es considerado en su Patria como mesías de una Venezuela Heroica[2] al lograr combinar, de manera audaz, el nuevo pensamiento en el campo de la cultura política con un proyecto social revolucionario viable con la participación de todos y la contribución decisiva de las fuerzas armadas. Fue un hombre de pensamiento culto que llegó a dominar junto con el estudio de la teología religiosa las categorías de la filosofía marxista.

Defendió desde el inicio la formulación de postulados militares prácticos a mediano y largo plazo con una concepción analítica en los tres campos del conocimiento: político, ideológico y psicológico para lograr que al finalizar el siglo XX Venezuela contara con unas fuerzas armadas fuertes y consolidadas incorporadas activamente en la toma de decisiones, capaces de inspirar confianza al pueblo y que a la vez contribuyeran a la estabilidad del país.

Con sus ideas renovadoras incluyó a las fuerzas armadas venezolanas dentro de la teoría revolucionaria mediante el planteamiento conceptual de la “unidad” como principio evidente, necesario, transformador de una revolución con un Partido que la sostuviera, y que su base social participativa fuese amplia, con predominio popular, un pensamiento cristiano y socialista.

Chávez con su aguda visión y genialidad siempre estuvo consciente que a las fuerzas armadas era imperativo dotarlas de una organización y estructura con un profundo fundamento patriótico bolivariano que permitiera enfrentar las amenazas que se cernían sobre la nueva Venezuela.

Como ejemplo evidente de lo anteriormente mencionado está el golpe de estado del 12 de abril del 2002 en el que elementos de la oposición fueron guiados y abastecidos por asesores yanquis con el objetivo de eliminar físicamente al presidente Chávez, y crear un estado de caos que les permitiera intervenir.

El artero golpe creó cierta confusión en los círculos bolivarianos y en las masas populares, no obstante, en menos de cuarenta y ocho horas se desató una revuelta popular desde los barrios 23 de enero, Catia, Petare; la población de los cerros caraqueños se congregó en las entradas de la Presidencia lo que causó temor entre los golpistas. El pueblo permaneció allí hasta el retorno del presidente Chávez.

Dicha reacción con un alto grado de espontaneidad hizo fracasar el golpe de estado junto con el actuar consciente y valiente de algunos de los principales jefes militares, sargentos y soldados. Se plasmó así, aunque con las imperfecciones lógicas del momento, que las fuerzas armadas y el pueblo debían actuar de manera coordinada bajo el certero liderazgo del ya reconocido Comandante Supremo de la Nación.

En el orden de la cultura política se cumplió la máxima de que la conciencia en tanto reflejo subjetivo de la realidad objetiva contempla principios y retos que son necesarios entrenar, profundizar en ellos y practicar hasta la saciedad para que el individuo y los colectivos lleguen a alcanzar en el menor tiempo posible su necesaria responsabilidad social. De ahí la importancia que el presidente Chávez otorgara a la reformulación constante de los preceptos estatales en su interacción con los componentes armados.

Estados Unidos intentó lograr apoyo inmediato entre sus aliados incondicionales dentro del área latinoamericana y de la fenecida y desprestigiada OEA, pero la respuesta del pueblo venezolano y de sus fuerzas armadas demostró  de manera fehaciente  que si la rebelión militar del 1992 marcó el inicio de la revolución bolivariana, los acontecimientos de los heroicos días de abril del 2002 fueron la génesis de la unión cívico-militar, aspecto de importancia cardinal e imprescindible para llevar adelante la defensa de un país, un sentimiento que ha calado profundamente en el ideario independentista y soberano de la nación bolivariana. Esta unión es una obra histórica de Chávez y ha devenido hasta nuestros días como uno de sus legados imprescindibles.

Chávez logró transformar los componentes armados y a las masas populares, mediante una necesaria preparación político ideológica, como una fuerza organizada, temida por los enemigos de la nación venezolana. Para ello se basó en sus amplios conocimientos sobre la historia independentista latinoamericana y el arte militar venezolano, las enseñanzas de los próceres como Francisco de Miranda y Simón Bolívar, y el espíritu indiscutible y creador del Comandante en Jefe Fidel Castro, a quien llegó a querer como un padre.

Como profundo conocedor de la sociedad venezolana, realizó los aportes necesarios para que sus nuevas concepciones perduraran en el tiempo, en tal sentido:

  • Promovió la creación de una Constitución de la República con modificaciones en el orden jurídico, que posibilitó la creación de una fuerza armada nacional de nuevo tipo con una reconversión de fuerzas armadas representativas a participativas. Esta cohesionó y armonizó a los diferentes componentes militares y se creó una estrategia nacional que respondía a las amenazas externas.

 Cumple este precepto con lo expuesto por Clausewitz: el primer acto de discernimiento, el mayor y el más decisivo que lleva a cabo un estadista es el de establecer correctamente la clase de guerra en la que están empeñados y no tomarla o convertirla en algo diferente de lo que dicte la naturaleza de las circunstancias. 

  • Como parte de la estrategia ideó la conformación del Centro de Estudios Militares Avanzados, encargado de realizar los principales estudios e investigaciones en el campo de la Defensa.
  • Logró la defensa de la nación entre el estado y la sociedad civil, que anteriormente estaba solo bajo la responsabilidad de las fuerzas armadas, institución que asume como nueva función la participación activa en el desarrollo político social nacional, mediante una nueva Ley Orgánica de Seguridad de la Nación que regula la actividad del estado y la sociedad en materia de Defensa, en concordancia con los lineamientos, principios y fines constitucionales.
  • Para ello creó una nueva estrategia militar nacional que incluía las experiencias de la lucha guerrillera para enfrentar la posibilidad de un conflicto y conformó el concepto de guerra de resistencia con participación popular, un enriquecimiento evidente del arte militar venezolano en el nuevo contexto político militar y social. En la guerra de resistencia mantuvo como principio el empleo de tácticas no convencionales, algo muy acorde con las características propias del teatro de operaciones militares y propuso ante un conflicto tener varios escalones de defensa, el primerocon la fuerza armada nacional estructurada, el segundo con la reserva organizada, y el tercero con el pueblo entero en una secuencia de repliegues.

La guerra de resistencia tendría un marcado carácter defensivo para repeler una invasión que trascendería el accionar de las fuerzas armadas, abarcaría a la mayor cantidad posible de población mediante batallones de reserva como fusión cívico militar. De acuerdo con las características topográficas del terreno y la interconectividad de las zonas en conflicto se organizaría un plan estratégico en el cual las zonas afectadas serían divididas en regiones militares.

Incidió en la elaboración del manual Generalidades de Combate de Resistencia que desarrolla el concepto de guerra de resistencia, su origen, evolución, fases y formas de organizar las fuerzas, con lo que cambió el paradigma de lo estrictamente convencional de los conflictos y otorgó prioridad a la alternativa de una confrontación asimétrica.

  • Estimuló la incorporación de la reserva popular a la industria militar sin descuidar el aspecto de la necesaria cooperación latinoamericana, mediante ejercicios conjuntos y otros tipos de encuentros con fuerzas armadas de la región.
  • Propuso la creación del componente Movilización Nacional, modificando el criterio de convocatoria de los reservistas, históricamente ciudadanos que habían cumplido el servicio militar obligatorio y se incorporaban voluntarios como reclutas. A partir de ese cambio la reserva incluye también civiles voluntarios de 18 a 50 años de edad, empresas y organizaciones civiles, lo que fue muy importante en la formación de un relevo generacional que continuó la línea revolucionaria bolivariana como expresión genuina y más relevante del sistema integral defensivo de la Nación.
  • Con la aprobación de la Ley Orgánica de Seguridad ayudó a que se definiera el rol del nuevo Consejo de Defensa de la Nación como máximo órgano de consulta para planificación y asesoramiento de actividades civiles y militares.
  • Garantizó mediante sus discursos y declaraciones ante los principales jefes políticos y militares la presencia de un marco institucional democrático, fuerte y estable con preceptos constitucionales definidos basados entre otros aspectos en la garantía de los derechos humanos. En el orden económico promovió una economía nacional enfocada al desarrollo, producción, satisfacción de las necesidades básicas, expansión y diversificación de las industrias con participación de los militares, en lo que jugó un papel importante PDVSA como sostén económico y el Partido Socialista Unido de Venezuela, mayor ente unitario político social.
  • Incentivó el desarrollo científico en las academias y dependencias militares, el aprovechamiento de las experiencias norteamericanas en los estudios y experimentos psicológicos de sus fuerzas armadas y el fortalecimiento del papel auxiliar de la Escuela de Operaciones Psicológicas del Ejército venezolano en la toma de decisiones, con el objetivo de aumentar la capacidad y voluntad de resistencia para hacer frente a una agresión externa si fracasara la postura disuasoria.
  • Definió como actores externos más peligrosos a Estados Unidos y Colombia por sus acciones injerencistas y nivel de agresividad demostrado en el tratamiento de las relaciones, sin descuidar otros.

Meritorio nombrar la actuación del estado venezolano y los militares durante el paro económico petrolero de diciembre de 2002 a febrero de 2003, ejecutado por la oposición y orquestado por los Estados Unidos, España y otros países europeos. Ejemplar la actitud del presidente Chávez frente al bloqueo norteamericano que impedía la entrada de medios navales al Golfo de Maracaibo así como de personal calificado para las operaciones en las instalaciones de refinamiento. En febrero el presidente Chávez decreta la derrota del Paro, “Dios mediante al mazo dando, con la Soberana, la Constitución en la mano”, sentenciando la firmeza en la soberanía y defensa de la nación venezolana y demostrando la utilidad de sus aportes.

Para las grandes masas venezolanas esto significó un mayor apoyo a la revolución bolivariana y a la figura de Chávez como centro del proceso, en tanto infundía tranquilidad a la población ante el aumento creciente de ejercicios militares provocativos en la región, con la participación de Estados Unidos, Colombia, Brasil, Holanda, entre otros.

Chávez perfiló una revolución político ideológica bolivariana como instrumento político para aglutinar a las grandes masas en el logro de sus reivindicaciones sociales, constituyendo las Misiones Sociales una de las expresiones más genuinas para la satisfacción individual y colectiva de la población.

La vinculación entre pueblo y componentes armados unido al desarrollo de la industria petrolera, y en lo externo la conformación de alianzas regionales, así como la identificación certera y concepción del enfrentamiento ante las amenazas, fueron de los principales aportes de Chávez como garantes de la revolución bolivariana.

La solicitud de apoyo popular para la gestión gubernamental de Nicolás Maduro sintetiza su confianza en las nuevas generaciones y la convicción de un relevo político garantizado, de ahí que su legado perdure para la continuidad del proceso venezolano.

 

[1] Electo presidente de Venezuela en diciembre de 1998. Fallece el 5 de marzo de 2013.

[2] Epopeya romántica del escritor venezolano Eduardo Blanco, publicada en 1881. La obra narra las batallas más importantes de la independencia de Venezuela.