La intervención militar de EEUU en Afganistán

Enrique Martinez

 

 

 

MSc Enrique R. Martínez Díaz

martinez@cipi.cu

Los EE.UU. han realizado en Afganistán la guerra más larga  de su historia (ya lleva 17 años), una de las más costosas  económicamente, y en la cual, a pesar de un importante despliegue de tropas y empleo de todo su poderío aéreo y tecnológico, no han alcanzado una victoria definitiva.

La invasión de Afganistán en el año 2001 por parte de una coalición de países liderada por Estados Unidos se materializó en la llamada Operación Libertad Duradera (EnduringFreedom), que incluyó una campaña aérea por la aviación norteamericana. Como es conocido, el pretexto de tal invasión fue el que el gobierno talibán ofrecía albergue a Osama Bin Laden y a miembros de la organización Al Qaeda, a quienes el gobierno estadounidense responsabilizó por los ataques del 11 de Septiembre de 2001.

Existe información de que previamente se habían introducido fuerzas de operaciones especiales norteamericanas para cooperar con la llamada Alianza del Norte, agrupación opuesta a los talibanes que llevaba años combatiendo en la zona norte del país.

La «Operación Libertad Duradera» comenzó el 7 de octubre de 2001, con el lanzamiento de 50 misiles de crucero Tomahawk y bombas guiadas de alta precisión lanzadas desde 15 bombarderos B-1, B-2 y B-52 y 25 cazabombarderos. Esta operación de combate estadounidense (incluyendo tropas de operaciones especiales) tuvo la participación de algunos países aliados (principalmente Gran Bretaña y Canadá) y se llevó a cabo principalmente en las regiones  sur y este del país, a lo largo de la frontera con Pakistán, e incluyó la ocupación de las principales ciudades del país.

Posteriormente, fue establecida la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (en inglés, International Security Assistance Force, ISAF) una “misión de seguridad multinacional” que se estableció el 20 de diciembre de 2001 mediante la Resolución 1386 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, conforme al Acuerdo de Bonn para el restablecimiento del Gobierno de Afganistán. Desde el 11 de agosto de 2003 la misión fue liderada por la OTAN. El objetivo de la ISAF era permitir al Gobierno afgano proporcionar una seguridad efectiva en todo el país y desarrollar unas fuerzas de seguridad propias”.

La misión asumida por la OTAN estaba integrada por todos los países miembros del tratado y por países no pertenecientes a la organización. Esta misión fue la primera misión de la OTAN fuera de Europa y América del Norte. El total del territorio de Afganistán lo cubrieron un total de 128 961 soldados de 50 países y 25 Equipos de Reconstrucción Provincial (en inglés: Provincial ReconstructionTeams, PRT).

A partir de 2011, la responsabilidad de la seguridad fue transferida gradualmente a las fuerzas afganas. La ISAF puso fin a sus operaciones el 31 de diciembre de 2014, reemplazada por una nueva misión de la OTAN, con una presencia militar aliada más reducida.

A partir del 1 de enero de 2015 la misión aliada en Afganistán pasó a denominarse «Apoyo Decidido» (ResoluteSupport), y supuestamente limitarse a asistir, entrenar y asesorar a las fuerzas de seguridad afganas. El marco legal para Apoyo Decidido está provisto por un Acuerdo sobre el Estado de las Fuerzas (SOFA), firmado en Kabul el 30 de septiembre de 2014 y ratificado por el Parlamento afgano el 27 de noviembre de 2014. El SOFA define los términos y condiciones bajo los cuales las fuerzas de la OTAN se despliegan, así como las actividades que están autorizados a realizar. La Misión también cuenta con el apoyo de la Resolución 2189 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, adoptada el 12 de diciembre de 2014.

En tanto, también mantiene la operación Centinela de la Libertad (OperationFreedomSentinel OFS), nombre oficial utilizado por el Gobierno de los Estados Unidos para el seguimiento de la misión a la Operación Libertad Duradera,  continuación de la llamada Guerra Mundial contra el Terrorismo.

De acuerdo a los criterios norteamericanos, la OperationFreedom'sSentinel es parte de la Misión de Apoyo Decidido  de la OTAN, que comenzó el 1 de enero de 2015. El enfoque principal de la OFS según el entonces Secretario de Defensa ChuckHagel "incluirá dos componentes principales: trabajar con aliados y socios en Apoyo Decidido, y continuando "operaciones de contraterrorismo contra los remanentes de Al-Qaeda para asegurar que Afganistán nunca más sea usado para organizar ataques contra EE.UU”.

Estas operaciones de las FF.AA. estadounidenses, según el gobierno de ese país, se orientan al cumplimiento de determinadas misiones o áreas de supervisión. De acuerdo a documentos oficiales norteamericanos, existen cinco áreas de supervisión estratégica establecidas en el Plan conjunto de supervisión estratégica para el año fiscal 2018 en Afganistán:

 • Seguridad

 • Gobernanza y sociedad civil

• Asistencia humanitaria y desarrollo.

• Estabilización e infraestructura, y

• Apoyo a la misión

ETAPAS DE LA GUERRA

OCTUBRE 2001

INVASIÓN Y OCUPACIÓN POR FUERZAS EE.UU Y ALIADOS.

2002-2003

REORGANIZACIÓN TALIBAN Y OTRAS FUERZAS,  COMIENZOGUERRA DE RESISTENCIA

AGOSTO 2003

ESTABLECIMIENTO DE LA ISAF

2006

OFENSIVA TALIBAN EN EL SUR DE AFGANISTÁN; REFUERZO DE LA ISAF

2007

OFENSIVA ISAF

2008-2010

INCREMENTO FUERZAS ISAF

2009

AGUDIZACIÓN COMBATES EN SUR AFGANISTÁN

2011

FUERZAS ISAF: 134 MIL EFECTIVOS (84000 NORTEAMERICANOS)

2011

BATALLA DE KANDAHAR

2012

U.S.-AFGHANISTAN STRATEGIC PARTNERSHIP AGREEMENT

2013-2014

COMIENZO RETIRADA OTAN (ISAF)

2015

OPERACIONES RESOLUTE SUPPORT Y FREEDOM SENTINEL

2015 ……..

CONTINUA LA GUERRA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FUERZAS EN CONFLICTO

En 2018 la misión Apoyo Decidido tenía desplegadas en Afganistán a más de 15 997 efectivos de 41 naciones, bajo el mando del General estadounidense John B. Nicholson (en el momento más álgido de la guerra, en 2011, las fuerzas de la ISAF ascendieron a 134 mil efectivos, de los cuales 85 mil aproximadamente eran norteamericanos). El principal representante civil de la OTAN es el embajador Cornelius Zimmermann.

Según plantean sus ejecutores, es una misión dirigida por la OTAN para capacitar, asesorar y ayudar a las fuerzas e instituciones de seguridad afganas.  8 475 militares norteamericanos forman parte del contingente de la OTAN que participa en la operación Apoyo Decidido, de acuerdo al reporte oficial. Otras fuerzas norteamericanas se encuentran desplegadas en Afganistán en el marco de otras operaciones; según el reporte al congreso sobre la operación Centinela de la Libertad de Junio de 2018,  el total de fuerzas norteamericanas desplegadas en Afganistán ascendía a unos 14 000 efectivos. De acuerdo a las fuentes norteamericanas, hay además 26 mil 922 contratistas estadounidenses en el país, en diferentes funciones.

 

 

FUERZAS AFGANAS EN EL CONFLICTO

FUERZAS SEGURIDAD 352 MIL EFECTIVOS

TALIBAN : 60 MIL (*)

POLICIA NACIONAL

HAQQANI NETWORK : 4 MIL-15 MIL

FRENTE NACIONAL (ALIANZA DEL NORTE)

HEZB-E-ISLAMI GULBUDDIN HIG:  MIL 500-DOS MIL (2016 TRATADO PAZ)

 

AL QAEDA:  3 MIL

 

FIDAI-MAHAZ (FRENTE DEL SACRIFICIO) : 8 MIL

 

MULLAH DADULLAH FRONT

 

ISLAMIC STATE OF IRAQ AND THE LEVANT

WILAYAT KHORASAN (MIL-DOS MIL 500)

 

ISLAMIC MOVEMENT OF UZBEKISTAN (ALIADO) (MIL)

 

 

Tras más de 17 años de guerra, las fuerzas militares norteamericanas no han logrado la pacificación del país, y a pesar de importantes recursos destinados a organizar, armar y preparar a las llamadas Fuerzas de Seguridad Afganas, las mismas no son capaces de controlar la situación y han sido derrotadas en varias operaciones por las fuerzas del Talibán; además se conoce que estas fuerzas, especialmente el Ejército de Afganistán tiene constantes deserciones, que en su mayor parte se integran a las fuerzas de oposición.

La intensidad del conflicto es tal, que solamente entre Enero y Agosto de 2018 se registraron 13 940 ataques en las 33 provincias del país, destacándose seis de ellas: FARYAD (1176); FARAH (1145); URUZGAN (1096); HELMAND (1086); BAGDS (1011); y KANDAHAR (1004); sin olvidar que en Kabul, la capital, se produjeron 411 ataques, un promedio mensual superior a 50.

De acuerdo al reporte al Congreso de EE.UU. del Inspector General Especial para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR por sus siglas en inglés) del 30 de Octubre de 2018, para el 31 de Julio de 2018 un 44% del territorio de esa nación estaba en manos del Talibán o en disputa.

Este conflicto ha resultado muy dañino para la población de ese sufrido país. Un informe titulado BodyCount, elaborado por las siguientes organizaciones: Médicos por la Responsabilidad Social, Médicos por la Supervivencia Global, y la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear, concluyó que entre 106,000–170,000 civiles murieron como resultado del conflicto en Afganistán; no existen cifras confiables sobre el número de heridos, lesionados, huérfanos, etc.

Sobre el número de desplazados por los combates, el reporte 2018 de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR   reportaba 2,6 millones para finales del 2017, de una población aproximada de 33 millones, 80% de la cual vive en áreas rurales. En total, los refugiados de Afganistán se repartían en 93 países, entre los que figurabanPakistán (1.392.600), Irán (951.100), Alemania (104.400) y Austria (26.900).

Las bajas de la coalición encabezada por EE.UU. ascendían a 3 556 fallecidos, de ellos 2 411 norteamericanos y 455 británicos (datos del sitio Casualties hasta el año 2017). Se calculan unos 1 500 contratistas muertos, mayormente norteamericanos.Por otra parte, no existe información fiable de las bajas de los Talibanes (se aprecian entre 25 mil y 45 mil) o de las fuerzas de seguridad afganas (se calculan unos 22 mil); es probable que una parte de los mismos se incluyan dentro de las bajas civiles.

El costo de la guerra para los EE.UU. para mediados de 2018 se calculaba en un billón 70 mil millones de dólares, dividido en 773 mil millones de dólares para Operaciones de Contingencia en el Exterior específicas en ese país, de acuerdo a los datos de la Oficina del Presupuesto de EE.UU.; a ello se suman 243 mil millones adicionales al Presupuesto del Departamento de Defensa y 54 mil 200 millones USD para el Departamento de Veteranos.

La importancia de esta guerra, de acuerdo a criterios de expertos extranjeros,  es la confirmación de que las teorías de Mackinder y H. N. Spikmaninfluyen  en la política global de los Estados Unidos en los últimos 20 años. La guerra en Afganistán a principios del siglo XXI la consideran un buen ejemplo. Aluden que de acuerdo con la teoría de Mackinder, esa nación se encuentra en el área de la llamada Media Luna interna. El control de Afganistán le otorga a los EE. UU. enormes beneficios geoestratégicos y económicos:En primer lugar, su posición facilita una plataforma para desplegar todo tipo de armas, incluida las nucleares, prácticamente  no limitado por cualquier acuerdo o tratado,. Desde allí es posible ejercer presión sobre Pakistán, creando una situación de inestabilidad. Y al afectar a Pakistán es posible influir sobre China e India. También está cerca de Irán y proporciona acceso al mar Caspio. Para los Estados Unidos esta región es una importante cabeza de puente. En segundo lugar, Afganistán es una de las despensas de recursos del mundo. Y en tercer lugar, Afganistán es un centro de comunicaciones clave en la región.

Además, cualquiera que observe un mapa con el despliegue de las fuerzas militares norteamericanas a nivel global,  verá que la región de Asia Central está prácticamente vedada para sus fuerzas, por lo que ocupar un país como Afganistán le permite acercar sus tropas y medios militares a una región  históricamente dominada por otras potencias, en especial Rusia y China.

Según un autor ruso del Centro de Evaluación y Pronóstico Estratégico (Center forStrategicAssessment and forecasts), el periodista suizo R. Labeviere publicó un libro documental denominado "Dólares de terror. Estados Unidos y los islamistas", en el cual demostró que en Afganistán, los estadounidenses recibieron las ganancias del "negocio" de narcotráfico y  la financiación de los terroristas. Plantean que este es uno de los principales objetivos de la guerra. Contando las ganancias, las instituciones financieras continúan ejerciendo la máxima presión sobre la política de la administración de los EE. UU. y la opinión pública.

Conclusiones

La invasión y ocupación de Afganistán por fuerzas militares y aliadas ha derivado en uno de los conflictos más prolongados, sangrientos y costosos de la etapa histórica post Guerra Fría.

Pese al despliegue de importantes contingentes militares, que incluyeron fuerzas de gran especialización como es el caso de las Fuerzas de Operaciones Especiales norteamericanas y de otros países de la OTAN, el empleo de todos los recursos de alta tecnología, incluyendo sistemas de armas no tripulados yavanzados sistemas de exploración  y vigilancia, la insurgencia no ha sido derrotada y controla una parte importante del territorio de Afganistán.

Las probabilidades de una solución negociada están condicionadas por la permanencia de fuerzas norteamericanas en el territorio afgano; es muy probable que hasta que las mismas no se retiren la contienda se mantenga. Una vez que se retiren las fuerzas militares extranjeras, no parece probable que el actual gobierno perdure mucho tiempo.

 

Bibliografía

ACNUR TENDENCIAS GLOBALESDESPLAZAMIENTO FORZADO EN 2017Ginebra, 20 de Junio de 2018 (www.acnur.org/5b2956a04.pdf )

Chesnokov, Eduard.  Geopoliticalmodels, Mackinder, H. and N. Spikman in US foreignpolicy in the late XX – early XXI centuries. Center forStrategicAssessment and forecasts. Rusia,  31-10-2016 (http://csef.ru/en/oborona-i-bezopasnost/340/geopoliticheskie-modeli-hmakkindera-i-nspikmena-vo-vneshnej-politike-ssha-v-koncze-xx-nachale-xxi-vv-7188 )

LEAD INSPECTOR GENERAL FOR OVERSEAS CONTINGENCY OPERATIONS  OPERATION FREEDOM'S SENTINEL REPORT TO THE UNITED STATES CONGRESS  WASHINGTON JULY 1, 2018SEPTEMBER 30, 2018, (https://media.defense.gov/2018/Nov/05/2002059226/-1/-1/1/FY2019_LIG_OCO_OIR_Q4_SEP2018.PDF)

Special Inspector General forAfghanistanReconstruction QUARTERLY REPORT TO THE UNITED STATES CONGRESS. Arlington, Viriginia, October 30, 2018(https://www.sigar.mil/pdf/quarterlyreports/2018-10-30qr.pdf)

The White House.TheNational Security Strategy of theUnitedStates of America.   Washington, December 2017 (https://www.whitehouse.gov/wp-content/ uploads/2017/12/NSS-Final-12-18-2017-0905.pdf)