Las armas nucleares, una amenaza que no desaparece

MsC. Enrique Martínez

 

 

 

MSc Enrique R. Martínez Díaz

martinez@cipi.cu

Introducción

"El peligro mayor que hoy se cierne sobre la tierra deriva del poder destructivo del armamento moderno que podría socavar la paz del planeta y hacer imposible la vida humana sobre la superficie terrestre".[i] Estas palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro en la clausura del 7mo Congreso del Partido Comunista de Cuba el 19 de abril del 2016, mantienen una extraordinaria vigencia. Hechos recientes hacen palpable que el peligro de una guerra nuclear a nivel mundial se mantiene, a pesar de los esfuerzos por conjurar tal calamidad.

Una parte importante de la responsabilidad por la inquietante situación internacional la tienen los gobiernos de las principales potencias a nivel mundial, muy en especial el gobierno de los Estados Unidos (EE.UU.). La saliente administración estadounidense de Donald J. Trump hizo más compleja la situación internacional cuando se retiró de varios tratados importantes, como fue en  Agosto de 2019, al hacer pública su renuncia al tratado de prohibición de mísiles de alcance intermedio (conocido como Tratado INF, Tratado de las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio), del año 1987.

A su vez, se produjo la retirada del Tratado de Cielos Abiertos por parte de EE.UU.; y además, el gobierno norteamericano se retiró en Mayo de 2018 del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC)1 (en inglés, Joint Comprehensive Plan of ActionJCPOA), un acuerdo internacional sobre el programa nuclear de Irán establecido en Viena el 14 de julio de 2015 entre Irán, los cinco miembros permanentes del  Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la Unión Europea. A esta acción, siguió la implementación unilateral de EE.UU. (evidentemente a instancias de su aliado Israel y del poderoso Lobby Judío en el Congreso norteamericano) de un conjunto de sanciones contra la nación persa.

Todo ello, a pesar de que por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) no se había denunciado en ningún momento violación alguna de los acuerdos tomados, e incluso los aliados europeos de EE.UU,  firmantes de dicho acuerdo manifestaron su oposición a tal retirada. Como se sabe, actualmente se está negociando el regreso de EE.UU. a dicho acuerdo, aunque ya hay voces en Israel en contra.

Igualmente mantuvo en vilo a la humanidad respecto a la ratificación por los EE.UU. del Tratado START III, dejando esa responsabilidad a su sustituto, Joe Biden, quien afortunadamente decidió la prórroga del Tratado por otros cinco años, en acuerdo con el gobierno de la Federación de Rusia. Uno de los aspectos que se planteaba que pretendía Trump para ratificar dicho tratado era que la República Popular China (RPCH) se sumara al mismo.

Pese a que la cantidad total de armas nucleares a nivel global se ha reducido notablemente (de aproximadamente 65 mil ojivas nucleares que existían en el año 1986, contra las 13 080 que reporta el SIPRI en su más reciente informe), si se compara con ese mismo año 1986 hay más países poseedores del arma nuclear que entonces, con la incorporación de India, Pakistán, Israel y la República Popular Democrática de Corea.

Todo ello a pesar de la consecución de varios tratados internacionales, que han intentado eliminar o limitar la posesión o el desarrollo de tales armas a nivel global, como lo son el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares de 1968, del cual forman parte unos 190 países; el Tratado de prohibición parcial de ensayos nucleares en la atmósfera, en el espacio exterior y bajo el agua de 1963, firmado por 113 países; el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN, o CTBT por sus siglas en inglés de Comprehensive Nuclear-Test-Ban Treaty), de 1996,  firmado por 178 países y ratificado por 144; y el Tratado sobre la prohibición de las armas nucleares de 2017, aprobado por la Asamblea General de Naciones Unidas en julio de 2017, con el voto de 122 países, firmado por 84, y que entró en vigor en enero de 2021 tras la ratificación por  el estado No 50, Honduras, en Octubre de 2020.

Como se conoce, varias regiones del mundo se han declarado libres de las armas nucleares, como son América Latina y el Caribe , con el Tratado de Tlatelolco de 1967; el Tratado de Rarotonga de 1985, sobre la zona desnuclearizada del Pacífico Sur; el Tratado de Bangkok de 1995, de la Zona Sudeste de Asia Libre de Armas Nucleares; el Tratado de Pelindaba de 1996, creando la Zona Libre de Armas Nucleares de África; y el  Tratado de Semipalatinsk del año  2006,  sobre una Zona Nuclear Libre de Armas Nucleares en Asia Central.

Existen además otras actividades encaminadas a reforzar los esfuerzos contra el desarrollo y proliferación de armas nucleares, como la llamada Iniciativa de Estocolmo de 2019, para reforzar el régimen de No Proliferación.  Recientemente celebraron la cuarta reunión ministerial[ii] en Madrid, con la participación de Jordania, Alemania, España, Suecia y Kazajistán 

La Iniciativa de Estocolmo está compuesta por un total de dieciséis países --Alemania, Argentina, Canadá, Corea del Sur, España, Finlandia, Indonesia, Japón, Jordania, Kazajistán, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Suecia y Suiza; en la más reciente reunión se pronunciaron por el desarme nuclear y por el éxito en las negociaciones que se celebran en Viena, Austria, sobre la reactivación del acuerdo con Irán.

En tanto, las grandes potencias continúan desarrollando y perfeccionando sus arsenales nucleares. En estos días se han destacado los titulares de varios medios de (des)información masiva occidentales resaltando que, de acuerdo a informaciones reveladas por agencias de inteligencia norteamericanas, la RPCh está construyendo cerca de 120 silos para misiles balísticos intercontinentales (ICBM por sus siglas en inglés) en una región desértica cerca de la ciudad de Yumen, en la provincia de Gansu, al noroeste del país; no obstante, la prensa internacional no destacó con la misma intensidad el que la empresa del Complejo Militar Industrial Northrop Grumman ganó a finales de 2020 un contrato de 13 mil 300 millones de dólares (13,3 billions según la norma estadounidense) para el perfeccionamiento de los ICBM Minuteman III ( de los cuales esa nación posee unos 450 en activo).

En su libro anual correspondiente al año 2021, el SIPRI señala respecto a la modernización de los arsenales nucleares de las principales potencias: Por ejemplo, en el 2020 los EE.UU. completaron el despliegue de una nueva cabeza nuclear de bajo rendimiento (low-yield) en sus submarinos nucleares con mísiles balísticos (SSBN) e hicieron progresos en sus planes de desplegar un nuevo mísil crucero con ojiva nuclear lanzable desde buques (SLCM). Rusia adicionó un cuarto SSBN de la clase Borei a su flota, e incrementó el número de sus mísiles balísticos intercontinentales Yars y Avangard, y los SLCM Kalibr para ataques a objetivos terrestres, y misiles de corto alcance Iskander.[iii]

Un reporte de la Oficina del Presupuesto Congresional de los EE.UU. de Mayo del 2021 reporta que en el decenio 2021-2030 esa nación planifica invertir 634 mil millones de dólares en sus armas nucleares. Como puede notarse,  el desarrollo y perfeccionamiento de las armas nucleares persiste; algo importante es lo referente al desarrollo de armas nucleares de bajo rendimiento o baja potencia (como las desarrolladas por EE.UU.); no es ocioso recordar que hace pocos años, en un documento denominado Revisión de la Postura Nuclear del año 2018, el gobierno norteamericano preveía que las armas nucleares podrían ser utilizadas como elemento de disuasión contra amenazas “no nucleares” o de carácter “no estratégico”. Ello puede interpretarse como la posibilidad de que se empleen contra adversarios que no tengan esas armas, siempre que amenacen lo que los norteamericanos consideran su “seguridad nacional”.

Otro elemento bastante alarmante es lo planteado en la Revisión de la Postura Nuclear, en la cual se anunciaba la modernización de ese tipo de armamento y de los medios portadores, dentro de la llamada “Tríada Estratégica”; miles de millones de dólares serán invertidos en construir nuevas ojivas y bombas nucleares, submarinos de propulsión nuclear portadores de mísiles balísticos, aviones bombarderos estratégicos “invisibles”, misiles balísticos intercontinentales, misiles crucero con capacidad nuclear, sistemas modernizados para la dirección de esos ingenios de muerte, etc. Más peligroso aún es la declarada intención de emplear esas armas si consideran que estén siendo atacadas “capacidades o intereses vitales” de EE.UU., aun cuando no sea con armas nucleares.

 Conclusiones

La actual situación internacional, signada por las contradicciones entre las principales potencias a nivel global (a pesar de las recientes conversaciones entre los presidentes de los EE.UU. y la Federación de Rusia, que concluyeron con una Declaración Conjunta sobre Estabilidad Estratégica, en la que planteó que: Hoy reafirmamos el principio de que una guerra nuclear no puede ser ganada y no debe ser nunca librada[iv]), no permite apreciar que se haya reducido el peligro de una confrontación a nivel planetario, y existen claros indicios de que la carrera armamentista sobre las armas nucleares continua, más centrada en el perfeccionamiento y sofisticación de dichos medios de destrucción masiva que en el incremento del número de los mismos, de por si más que suficientes para borrar de la superficie del planeta a la humanidad.

Tal situación conduce a recordar lo expresado por el Comandante en Jefe en una de sus importantes reflexiones, que el autor reproduce como conclusión de este artículo: Numerosos peligros nos amenazan, pero dos de ellos, la guerra nuclear y el cambio climático, son decisivos y ambos están cada vez más lejos de aproximarse a una solución.(…) Con frecuencia creciente se habla de tecnologías militares que afectan la totalidad del planeta, (…) Hoy los artefactos de ese carácter listos para su empleo ─incomparablemente más poderosos que los que produjeron el calor del sol sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki─ suman miles. (…) El empleo de apenas un centenar de esas armas sería suficiente para crear un invierno nuclear que provocaría una muerte espantosa en breve tiempo a todos los seres humanos que habitan el planeta, como ha explicado brillantemente y con datos computarizados el científico norteamericano y profesor de la Universidad de Rutgers, New Jersey, Alan Robock.(…) Estados Unidos es hoy no solo el promotor de esas guerras, sino también el mayor productor y exportador de armas en el mundo.[v]

Bibliografía

Castro Ruz, Fidel. Discurso en la clausura del 7mo Congreso del Partido Comunista de Cuba, La Habana, 19 de abril de 2016 (http://www.granma.cu/septimo-congreso-del-pcc/2016-04-20/discurso-pronunciado-por-el-comandante-en-jefe-fidel-castro-ruz-en-la-sesion-de-clausura-del-7mo-congreso-del-pcc-20-04-2016-00-04-51 )

Castro Ruz Fidel La marcha hacia el abismo. Cubadebate, la Habana,  5 enero 2012  (http://www.cubadebate.cu/reflexiones-fidel/2012/01/05/la-marcha-hacia-el-abismo/)

Cohen Rachel S.  Northrop Wins $13.3B Contract to Design New ICBMs  Air Force Magazine. Arlington, Va. 2020. Sept. 8, 2020  (https://www.airforcemag.com/northrop-wins-13-3b-contract-to-build-new-icbms/)

Congressional Budget Office. Projected Costs of U.S. Nuclear Forces, 2021 to 2030. Washington, May 2021. (https://www.cbo.gov/publication/57240)

Reif, Kingston.     Biden Continues Trump Nuclear Funding. Arms Control Association. Washington DC, July/August 2021 (https://www.armscontrol. org/act/2021-07/news/biden-continues-trump-nuclear-funding)

SIPRI. YEARBOOK 2021. STOCKHOLM, 2021  (https://www.sipri.org/yearbook/2021/10)

US Department of Defense. NUCLEAR POSTURE REVIEW 2018. Washington DC, February2, 2018  (https://media.defense.gov/2018/Feb/02/2001872886/-1/-1/1/2018-NUCLEAR-POSTURE-REVIEW-FINAL-REPORT.PDF)

The White House, U.S.-Russia Presidential Joint Statement on Strategic Stability. Washington, June 16. https://www.whitehouse.gov/briefing-room/statements-releases/2021/06/16/u-s-russia-presidential-joint-statement-on-strategic-stability/

[i] Discurso en la clausura del 7mo Congreso del Partido Comunista de Cuba, 19 de abril de 2016 (http://www.granma.cu/septimo-congreso-del-pcc/2016-04-20/discurso-pronunciado-por-el-comandante-en-jefe-fidel-castro-ruz-en-la-sesion-de-clausura-del-7mo-congreso-del-pcc-20-04-2016-00-04-51 )

[ii] Cuarta Reunión Ministerial Iniciativa Estocolmo https://www.europapress.es/nacional/noticia-paises-iniciativa-estocolmo-confian-conversaciones-iran-culminen-exito-20210705190738.html

[iii]  SIPRI YEARBOOK 2021, summary, pag 16

[iv] Today, we reaffirm the principle that a nuclear war cannot be won and must never be fought. U.S.-Russia Presidential Joint Statement on Strategic Stability. Washington, June 16. https://www.whitehouse.gov/briefing-room/statements-releases/2021/06/16/u-s-russia-presidential-joint-statement-on-strategic-stability/

[v]Castro Ruz Fidel La marcha hacia el abismo 5 enero 2012  http://www.cubadebate.cu/reflexiones-fidel/2012/01/05/la-marcha-hacia-el-abismo/