Cargando...

Marruecos se abre paso en África Subsahariana: Una mirada hacia 2025

febrero 8, 2022   0

Desde el ascenso al trono de Mohammed VI los lazos marroquíes con los países africanos se han vuelto cada vez más sólidos. La política africana de Marruecos busca diversificar sus socios económicos al expandir las redes comerciales y fomentar las inversiones con el objetivo de renovar su economía. Entre los años 2000 y 2021, la situación de Marruecos hacia el África Subsahariana pasó de importador a exportador; convirtiéndose en el primer inversor en África Occidental y el segundo inversor más importante en el resto del continente, por detrás de Sudáfrica. Otro de los aspectos que ha impulsado el aumento del activismo político marroquí en la región es la intención de acumular apoyo externo sobre el “status marroquí” del Sahara Occidental.

El reino ha logrado a través de una diplomacia basada en el apoyo humanitario, la religión y la educación ganar cada vez más influencia sobre esta cuestión. Por último, la monarquía busca conseguir un status de liderazgo continental presentándose como proveedor de seguridad regional en África. Mediante el uso del “soft power”, cada vez más importante para la política exterior de los países. Marruecos ha abordado problemas regionales como el terrorismo y la mediación en los conflictos que asolan el continente.

Relaciones político-diplomáticas

Para 2025 el reino consolida sus relaciones políticas y diplomáticas con la región subsahariana. Mantiene su activismo político y su deseo de desarrollar lazos diplomáticos en todo el continente y diversificar sus relaciones, independientemente de la posición de estos estados con respecto al Sahara Occidental -lo que se demuestra con la reapertura de embajadas en Angola, Mozambique, Sudáfrica y Nigeria, países que no reconocen al Sahara Occidental como parte del territorio de Marruecos-. En pos de este objetivo, las giras reales en África se retoman con el mejoramiento de las condiciones sanitarias impuestas por la pandemia de coronavirus. Las giras reales constituyen un aspecto fundamental de la política africana marroquí. A través de estas se forjaron los lazos necesarios para la reincorporación de Marruecos como miembro de la Unión Africana (UA) en 2017.

Los logros políticos y diplomáticos de Marruecos durante los últimos veinte años validan claramente el impacto que ha logrado en África y ponen de relieve la nueva influencia de Marruecos en los Estados subsaharianos, por tanto, la eficacia de la política exterior llevado a cabo por el reino hacia la región. Se distingue un creciente apoyo por parte de los estados africanos al reconocimiento marroquí del Sahara Occidental, lo que se ha evidenciado con la apertura durante el año 2020 de quince consulados en las provincias del sur Laâyoune y Dakhla que pertenecen a la RASD.[i] También se evidencia en la 34ª cumbre de la UA celebrada en Addis Abeba en febrero de 2021. En esta edición de la cumbre se pasó por alto la discusión sobre el Sáhara Occidental a pesar de los intentos de Argelia y Sudáfrica de incluirlo en la agenda. Los esfuerzos diplomáticos convencieron a Nigeria y Etiopía de mantener una neutralidad positiva en la disputa del Sáhara Occidental, pero, oficialmente ambos estados aun reconoce a la RASD como el representante político del pueblo saharaui.

La asociación que Marruecos consiguió con Nigeria hace cuatro años puso de manifiesto un cambio de equilibrio de poder en el continente africano. Dicha asociación se consolida e incrementa con los avances en la construcción del gasoducto que permitirá a Nigeria exportar sus recursos energéticos con mayor facilidad y menos costo a Europa. Además, se estableció un reciente acuerdo que consiste en la construcción de una planta de fertilizantes por el gigante de fosfato de propiedad estatal marroquí OCP en Nigeria para 2023. (Benny, 2021) La instalación producirá fertilizantes y químicos como ácido fosfórico o ácido sulfúrico. El acuerdo fue firmado en Casablanca y permitirá que los agricultores nigerianos accedan a fertilizantes de buena calidad a precios asequibles en vista de mejorar la industria agrícola en el país. Para Marruecos, este proyecto supone un aumento industrial tanto interno como en el continente, y un logro en materia económica y diplomática a nivel regional.

A pesar del reciente acercamiento político y los acuerdos establecidos entre ambos países, Nigeria continúa representando un obstáculo para la entrada de Marruecos a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) la cual fue solicitada por Marruecos en febrero de 2017. Después de la victoria diplomática que llevó al país a unirse a la UA, desde Rabat se asumió que la entrada en la CEDEAO resultaría sin ningún problema dados los vínculos comerciales y fuertes relaciones bilaterales con países como Senegal, Costa de Marfil y Mali. Sin embargo, las negociaciones han quedado estancadas debido a un temor por parte de los actores económicos de África Occidental de que los bienes importados a través de los acuerdos de libre comercio de Marruecos con Europa inunden su mercado y reemplacen sus productos. Además, el escenario en torno a la disputa en el Sahara Occidental constituye un freno para la admisión de Marruecos por los países anglófonos del bloque que continúan escépticos con respecto a este tema.

Con vista a lograr este objetivo, Marruecos fomenta vínculos más estrechos con los países de la región, en especial con los estados anglófonos, a través del aumento del intercambio de recursos humanos y conocimiento, especialmente en los ámbitos cultural, educativo y religioso. Actualmente el 57% de las exportaciones marroquíes fluyen a los países de la CEDEAO; (Talha Jebril, 2020) y representa un 64% de la inversión extranjera directa en la zona. (Koubi, 2021) La mayoría de los acuerdos arancelarios y comerciales se han firmado con países que pertenecen a la región de África Occidental. (Mustapha)

Estos datos realzan la importancia del mercado de la CEDEAO para la expansión de las exportaciones marroquíes en el continente. En dos cumbres recientes de la CEDEAO en julio y diciembre de 2019, la discusión sobre la candidatura de Marruecos a ser miembro estuvo completamente ausente de la agenda. No es descartable que producto al estancamiento de las negociaciones y al hecho de que la candidatura a la membrecía no sea aprobada en el corto plazo, Marruecos podría repensar sus intenciones y optar por la firma de un acuerdo de «asociación avanzada» con el bloque, como el que ha concluido Mauritania.

Relaciones económicas con África Subsahariana

Durante las dos últimas décadas, el rey Mohammed VI ha incrementado considerablemente las inversiones, el comercio y la ayuda al resto del continente. Se espera que para 2025 amplíe sus inversiones en el espacio africano, especialmente en el sector de productos y servicios. El porcentaje de estas inversiones ha alcanzado el 51% del total de sus inversiones exteriores, donde el sector bancario representa el 53% del valor de estas IED, seguido del sector de las telecomunicaciones con el 34%. (Koubi, 2021). Sin embargo, el comercio con el resto del continente sigue estando por debajo de las capacidades marroquíes, por tanto, el Reino fomenta vínculos más estrechos con las economías más desarrolladas de África Austral y África Oriental, como Angola, Etiopía y Sudáfrica.

Además, se incrementan los acuerdos bilaterales y regionales con el fin de impulsar los intercambios económicos y las inversiones. Marruecos ha logrado varios acuerdos de inversión con estos países, especialmente acuerdos de inversión y protección recíproca. Más que renovar los lazos existentes, el Reino persigue un fortalecimiento de las relaciones con estos países, consciente de su gran potencial económico y político dentro del continente. Los datos disponibles muestran un cambio en el lugar de Marruecos como socio económico porque pasó del estado «comprador» al estado de «vendedor».

La multiplicación de las iniciativas de acercamiento a las organizaciones subregionales constituye otro aspecto de la política económica de Marruecos hacia África. Dicha iniciativa persigue un doble objetivo. Por un lado, estas organizaciones subregionales le ofrecen una tribuna para expresarse en el continente, y por otro, le brindan la posibilidad de ampliar su presencia económica y consolidar las relaciones comerciales con antiguos socios, además de crear nuevas conexiones. A pesar de estos esfuerzos, la cooperación económica con los demás países de África continúa caracterizándose por las relaciones bilaterales.

La iniciativa del Reino de incorporarse a los índices de bonos africanos Bloomberg (ABABI) promovida por el Banco Africano de Desarrollo, evidencia la intención de incorporarse a las dinámicas multilaterales del continente y recuperar su identidad africana. El Banco Africano de Desarrollo trabaja para profundizar los mercados de bonos en moneda local del continente y crear un entorno en el que los países africanos puedan acceder a financiación a largo plazo. “La inclusión de Marruecos es un avance positivo ya que es uno de los emisores mejor calificados de África. Esto mejorará la calidad crediticia general de ABABI, que captura cerca del 90% del monto en circulación de bonos soberanos africanos en moneda local.”(AFDB, 2021)

Se realizan esfuerzos para mejorar la infraestructura de transporte, especialmente en el sector aéreo. Royal Air Maroc por ejemplo, ha desarrollado 30 rutas de vuelo en África, con un promedio de diez vuelos por día. Se han construido o renovado varias mezquitas en Malí, Guinea, Senegal y Benin. La formación de 500 y 600 imanes subsaharianos es parte de este proceso. La edición marroquí del Corán es uno de los instrumentos utilizados para difundir un islam que está dominado en su mayoría por publicaciones de Arabia Saudita. (Fondation pour la Recherche Stratégique, 2017) La difusión del islam moderado constituye un pilar para el acercamiento de Marruecos al África Subsahariana, que le ha proporcionado considerables avances, por lo que esta política se refuerza y continúa en este período.

La cooperación y ayuda humanitaria se ha mantenido. La UA y varios países africanos han dado el visto bueno a los movimientos de Marruecos para frenar la propagación de COVID-19 dentro y fuera de sus fronteras. Rabat envió profusamente paquetes de ayuda médica a varios países africanos como Tanzania y Zambia, ampliando su cooperación con los países anglófonos. Durante la pandemia se ha convertido en exportador de mascarillas. A pesar de que los países europeos son los principales receptores, los países africanos también están en la lista (por ejemplo, Argelia, Mauritania, Senegal). Además, la ayuda médica incluyó gel hidroalcohólico, cloroquina, azitromicina, batas y gorros médicos y viseras protectoras. En este contexto, Royal Air Maroc movilizó su flota para transferir los artículos médicos. (Fakher El Abiari, 2020)

Cooperación en seguridad y defensa

En materia de seguridad y defensa Marruecos no ha logrado obtener un gran peso en África. Busca presentarse como un proveedor de seguridad regional, pero continúa preocupado sobre todo por las cuestiones referentes a su vecindario inmediato: la zona sahelo-sahariana, el territorio ocupado en el Sahara Occidental y la rivalidad con Argelia. Si bien su ofensiva hacia las disímiles organizaciones regionales africanas ya no está impulsada solamente por el conflicto con los saharauis, este continúa siendo un factor de peso. Desde el interior, el Reino busca convencer a los países africanos de los impactos negativos que representa la presencia saharaui en las instituciones, así como bloquear la influencia de Argelia en las mismas y en los países del Sahel.  De ahí su intención de sumarse a la iniciativa del G-5 del Sahel de la que Argelia no forma parte por motivos de contradicción con Francia, la antigua metrópoli colonial.

Marruecos se preocupa por su posición geográfica de cercanía con el Sahel y la proliferación del terrorismo y el tráfico ilícito de armas, por lo que ha solicitado un mecanismo de unidad para combatirlo. El 12 de junio de 2020, el canciller Bourita expresó su preocupación por el deterioro del orden en la región, enfatizando la necesidad de adoptar un marco operativo inclusivo para erradicar las amenazas a la seguridad.” (Fakher El Abiari , 2020) A nivel regional es un socio tradicional de Asociación Contra el Terrorismo Transsahariano (TSCTP), una estrategia estadounidense de lucha contra el terrorismo.

Marruecos lleva a cabo un importante proceso de modernización de sus fuerzas armadas que implica una mayor presencia internacional para respaldar sus aspiraciones en materia de política exterior. Sin embargo, se prevé que para la etapa señalada el Reino continúe insistiendo en los temas de seguridad que afecten su propia estabilidad nacional. A través de las instituciones, sobre todo de la Unión Africana, aumenta su actividad política y diplomática para lograr un reconocimiento de los estados africanos del “estatus marroquí” del Sahara Occidental y debilitar a su vecino y rival Argelia. Con las consecuencias económicas y sociales que ha ocasionado la pandemia, y la necesidad de recuperarse internamente, Marruecos mantiene una política poco relevante en cuanto. 


[i]Convencidos por la administración de Rabat, países como Eswatini, Guinea Ecuatorial, Guinea Bissau, Burkina Faso, Gambia, Djibouti, Liberia, Guinea Conakry, República Centroafricana, Santo Tomé y Príncipe, Islas Comoras, Gabón, Senegal , Costa de Marfil, y Zambia, – este último reconoce a la República Saharaui- abrieron consulados en el territorio ocupado por Marruecos.

Referencias

AfDB. (2021). Mauricio y Marruecos se unen al índice de bonos Bloomberg® del Banco Africano de Desarrollo, Enero, https://www.afdb.org/en/news-and events/press-releases/mauritius-and-morocco-join-african-development-bank-afdb/afmism-bloombergr-bond-index-40488

Benny, S. (2021). How Morocco’s diplomatic efforts in Africa are shaping the region, Washington Institute, Marzo, https://www.washingtoninstitute.org/policy-analysis/how-moroccos-diplomatic-efforts-africa-are-shaping-region

Koubi, F. (2021). La acción cultural marroquí n en el África Subsahariana por un espacio de paz, Atalayar,  Marzo, https://atalayar.com/content/la-acci%C3%B3n-cultural-marroqu%C3%AD-en-el-%C3%A1frica-subsahariana-por-un-espacio-de-paz

Fakher El Abiari, H. (2020). Morocco’s COVID-19  african initiative: a mirror of complex aspirations, Center for Middle Eastern Studies, No: 19/Agosto, https://orsam.org.tr/en/moroccos-covid-19-african-initiative-a-mirror-of-complex-aspirations/

Fondation pour la Recherche Stratégique. (2017). Diplomacia económica: diplomacia dirigida por el rey, https://www.frstrategie.org/en/programs/observatoire-du-monde-arabo-musulman-et-du-sahel/moroccos-regional-ambitions-sub-saharan-africa-royal-diplomacy-2017

Mustapha, M. Marruecos apuesta por África Subsahariana, https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=http://www.iemed.org/observatori/arees-danalisi/arxius-adjunts/afkar/afkar-ideas-28-1/afkar28_Machrafi_Mustafa_es.pdf&ved=2ahUKEwjqpM3v27vwAhXmmuAKHZT4CI0QFjAAegQIBBAC&usg=


Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.