Cargando...

Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación Cuba - UE

A propósito de la visita a Cuba del Alto Representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell Fontelles: Presente y futuro de las relaciones Cuba- UE*

mayo 25, 2023   0

El Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC) que Cuba y la UE implementan desde el 2017, ha perdurado frente a las medidas de coerción y aislamiento que la Administración Trump aplicó contra el pueblo cubano, y que el Gobierno de Joe Biden ha mantenido con menoscabo del derecho internacional y de los europeos con intereses en la Isla.

Es especialmente significativo el nuevo capítulo de las Relaciones Cuba-UE a partir de la firma e implementación del ADPC y la marcha del mismo. La eliminación de la Posición Común como parte del ADPC el 12 de diciembre de 2016, abrió una nueva etapa de relaciones entre las partes, basada en el acompañamiento y el compromiso constructivo.

La decisión del Consejo de la UE del 10 de febrero de 2014 implicó un reconocimiento por parte de la UE y sus Estados miembros de que la política de sanciones resultaba tan obsoleta como ineficaz. Sin embargo, el camino por el que se proponía avanzar el Acuerdo enfrentaba importantes desafíos. “El gobierno cubano buscaba la normalización de sus relaciones con la organización europea; no a toda costa y a cualquier precio, pero lograrlo tenía un valor político superpuesto a cualquier otra consideración. La UE buscaba —busca— una transformación en Cuba o, dicho de otro modo, reforzar el proceso de cambios que tiene lugar en la Isla con vista a lograr los fines propuestos en la Posición Común” (Perera, 2017).

A pesar de ello, el diálogo ha avanzado significativamente, desde un enfoque de compromiso constructivo. Desde la perspectiva europea, desafiar el bloqueo de EUA y demostrar que el aislamiento no funciona como estrategia de apertura democrática y económica constituyen dos elementos clave para explicar la política europea hacia Cuba y la decisión de firmar el ADPC, que sustituye una larga fase de compromiso condicionado (…) por una estrategia de inserción de la isla en las relaciones europeo-latinoamericanas, incluyendo sus programas bilaterales y regionales de cooperación (compromiso constructivo)” (Gratius, 2018).

Los acontecimientos en la política de la UE hacia Cuba, en lo que se inserta el ADPC, muestran que la única solución a relaciones difíciles y a situaciones de crisis es un proceso de diálogo, la existencia de líneas de comunicación y la necesidad de una mayor comprensión de los intereses de la otra parte. Solo en este caso es posible, incluso en las relaciones más difíciles, encontrar un terreno común (Perera, 2017).

Cabe resaltar en ese contexto inicial del Acuerdo la visita a Cuba en el 2019 de la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini: «Vistas las nuevas políticas de Washington respecto a Cuba, el mensaje que quiero dejar claro durante esta visita es que la amistad de la UE y la isla se mantendrá porque es sólida, estable y fiable. Siempre ha existido y, hoy, por primera vez, también cuenta con un marco legal que nos permite ampliar nuestra cooperación» (Euronews, 2019).

Cuatro años después, dado el contexto actual en que se inscriben las relaciones internacionales y especialmente en lo que respecta a las relaciones Cuba-UE, es menester preguntarse ¿qué desafíos influyeron en las relaciones bilaterales entre ambas partes a partir del periodo 2017-2021?

En ese sentido, es necesario hacer referencia a tres factores fundamentales: el propio avance de la implementación del ADPC, el comportamiento del escenario político europeo a partir del ascenso de fuerzas políticas de derecha y extrema derecha, así como la influencia del estado de las relaciones entre Cuba-EUA en los vínculos bilaterales de La Habana y Bruselas en el contexto actual.

Sin lugar a dudas estos elementos estarán marcando el pulso político de las relaciones, aunque existen otros elementos que también estarán ejerciendo influencia en el escenario. Tal es el caso por ejemplo del complejo escenario que se ha abierto con la guerra en Ucrania, y las posiciones asumidas en determinados momentos frente a este hecho, tanto frente a la UE y sus países miembros, así como con Rusia y actores del espacio postsoviético. Por otra parte es importante destacar la influencia negativa que tienen los efectos de la guerra mediática que se cierne sobre Cuba. Ello marca sensiblemente el estado de opinión internacional sobre la realidad nacional.

En medio de este escenario se realiza a Cuba la visita del Representante de la Diplomacia Europea. Es importante recordar que en 2021, en medio de las fuertes críticas internacionales sobre la situación interna en Cuba a partir del recrudecimiento del Bloqueo, los efectos de la pandemia de Covid-19 y los sucesos del 11 de julio; durante un debate en el pleno del Parlamento Europeo saltaron críticas y ataques de populares y liberales, y Vox, sobre el ADPC. En ese contexto, Borrell definió la importancia del Acuerdo como marco estable para un dialogo político regular que antes no existía y una mayor cooperación, así como el apoyo al proceso de modernización e inserción internacional de Cuba: Regresar “al sistema de incomunicación adoptado por la UE en 1996 “a instancias de otro gobierno español —el de José María Aznar—“, con una posición común que estuvo vigente durante dos décadas y que condicionó las relaciones con la isla a los avances democráticos y los derechos humanos, “no ayudará ni a mejorar la situación en Cuba ni nuestra capacidad de influir en ella (Martínez, 2021).

El político español reconoció que la situación de la isla se ha agravado por la pandemia del Covid-19 y las medidas restrictivas de EUA. Así también reiteró que los derechos humanos seguirán en el centro de las relaciones lo mismo que la petición de la UE a la Casa Blanca de terminar con el bloqueo económico (Martínez, 2021).

La visita del diplomático europeo, prevista en mayo de 2023, marcará un punto importante en la agenda bilateral, a partir de la realización del Tercer Consejo Conjunto (CC)[1] entre Cuba y la UE, en el cual se prevé sean constatados los avances en todos sus ámbitos.

Ha sido visible el apoyo que Cuba ha recibido de la UE en materia de cooperación durante la COVID-19 y el voto “en bloque” de la UE, a favor de la resolución que Cuba presenta condenando el bloqueo,[2] contexto en el que se ha ratificado la voluntad de continuar construyendo una mejor relación con la UE en beneficio mutuo, apreciándose madurez para intercambiar sobre una agenda amplia de temas bilaterales y multilaterales, incluso en cuestiones donde existen diferencias.

El venidero CC lo antecede la celebración del Tercer Comité Conjunto, efectuado el 2 de diciembre de 2022, en La Habana, reunión que fue presidida por altos representantes diplomáticos de Cuba y del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE). En esa ocasión ambas partes intercambiaron sobre el proceso de ratificación del ADPC, los resultados del tercer ciclo de diálogos políticos y sectoriales, que tuvieron lugar durante el periodo 2021-2022, así como las relaciones de cooperación, comercio e inversiones y el impacto negativo que tienen las mismas el bloqueo y la inclusión de Cuba en la espuria lista de EUA de países que supuestamente patrocinan el terrorismo.

Referencias bibliográficas

Euronews (2018). Mogherini visita Cuba para reforzar la cooperación. Recuperado de https://www.google.com/amp/s/es.euronews.com/amp/2018/01/04/mogherini-visita-cuba-para-reforzar-la-cooperacion.

Gratius, S. (2016).  Lecciones del Acuerdo Cuba-UE. CIDOB. Recuperado de https://www.cidob.org/es/publicaciones/serie_de_publicacion/opinion/america_latina/lecciones_del_acuerdo_cuba_ue).

Gratius, S. (2018). El papel de la UE en el triángulo Cuba, EUA y Venezuela. IdeAs. Recuperado de https://journals.openedition.org/ideas/2154.

Martínez, Silvia (2021). Borrell defiende el diálogo con Cuba y rechaza la «incomunicación» de la era Aznar.

Perera, E. (2017). La Política de la UE hacia Cuba: Construcción, inmovilismo y cambio (1988-2017). Ruth Casa Editorial.

Pellón, R. (2019).Orden Global y Regional. Relaciones Cuba-UE. Balance y perspectivas en un contexto interno, bilateral e internacional cambiante. Recuperado de https://www.cipi.cu/articulorelaciones-cuba-ue-balance-y-perspectivas-en-un-contexto-interno-bilateral-e-internacional.

Sitio web: https://cubaminrex.cu.

Tlesurtev. (2019). Cuba y España firman acuerdo de cooperación internacional. Recuperado de https://www.google.com/amp/s/www.telesurtv.net/amp/news/cuba-espana-firman-acuerdo-cooperacion-internacional-20191112-0034.html.


[1] Previsto para el 26 de mayo del presente año en La Habana. Se precisa que, el CC fue efectuado en Bruselas, Bélgica el 15 de mayo de 2018 y el segundo, el 9 de septiembre de 2019, en La Habana, Cuba. El 20 de enero de 2021, hubo un encuentro virtual de los miembros debido a los efectos de la Covid-19, a partir de los intereses entre las partes en su materialización.

[2] En las últimas votaciones, incluyeron además, en la explicación de voto, el rechazo a la inclusión de Cuba en la lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo.


[*] Cuba estableció relaciones diplomáticas con la Comunidad Europea el 29 de septiembre de 1988 y tiene relaciones diplomáticas plenas con los 27 estados miembros de la UE.

Relacionados
DEMOCRACIA A LO U.S.A.
abril 18, 2024   0

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *