Cargando...

Comités Congresionales aumentan la propuesta de presupuesto del Departamento de Defensa

septiembre 20, 2017   0
MSc Enrique Martínez

MSc Enrique Martínez

 

 

 

MSc Enrique R. Martínez Díaz

La aprobación del presupuesto nacional de los Estados Unidos de América (EE.UU.) se deriva de un proceso en el cual, tras una propuesta inicial que elabora el gobierno, los dos componentes del Congreso de esa nación (el Senado y la Cámara de Representantes) realizan largas audiencias y debates para elaborar el documento final, que asignará al gobierno estadounidense los fondos para el desempeño de sus funciones durante el Año Fiscal (Fiscal Year) que debe comenzar el 1 de Octubre de cada año; por ejemplo, en la actualidad se discute el presupuesto federal (Federal Budget) para el Año Fiscal 2018 (FY 2018), que debe transcurrir entre el 1 de Octubre de 2017 y el 30 de Septiembre de 2018.

En las discusiones no solo participan los senadores y representantes, si no que muchos funcionarios de los diferentes departamentos presentan ante los diferentes comités de ambas cámaras sus proposiciones y criterios referente a las necesidades de dinero para diferentes asuntos.

En el caso del Presupuesto de Defensa, que es el objeto de este trabajo, tanto el Secretario de Defensa, como sus adjuntos, los miembros de la Junta de Jefes de Estado Mayor, y distintos jefes de Agencias del Departamento de Defensa (DoD),  deben exponer ante los correspondientes comités la fundamentación de sus solicitudes de presupuesto. Ahí puede verse, por ejemplificar, como un entorchado almirante de cuatro estrellas explica, ruega y casi llora para que le asignen recursos para la construcción de nuevos portaaviones, pues con los pocos que tienen no les alcanza para dominar los mares y oceános del planeta (a pesar de que la Marina de Guerra de EE.UU. posee mas de la mitad de todo los buques de ese tipo en el mundo, amén de que tales navíos norteamericanos son por mucho los mas grandes y que mas aviones llevan, y son todos de propulsión nuclear).

Además de lo expuesto, en los corredores, pasillos, cafeterías y otras áreas del Congreso de los EE.UU., ubicado en el Capitolio de Washington D.F., como es conocido, pululan los llamados lobbistas o cabilderos, señores que dedican su tiempo y recurso$$$ a gestionar, promover, negociar con los congresistas todo aquello que favorezca los intereses de diferentes entidades, bien sean grupos políticos o empresas transnacionales. En el caso que nos ocupa, los cabilderos que representan los intereses del Complejo Militar Industrial son especialmente activos, y tienen contactos muy bien establecidos dentro del aparato político norteamericano. Eso no es extraño si se sabe que el presupuesto de defensa de los EE.UU. es el mayor del mundo,  y la mayor partida dentro del presupuesto federal.

En este año, el gobierno del presidente Trump elevó una propuesta[i] que incrementaba en casi 54 mil millones de dólares las proyecciones de presupuesto de defensa elaboradas por el gobierno saliente de Barack Obama[ii].

Considerábamos que la propuesta era ambiciosa, y el incremento bastante notable; pues bien, nos equivocamos. Las noticias que provienen del Congreso de los EE.UU. parecen indicar que es altamente probable que el presupuesto militar para el FY 2018 será aun mayor que lo que solicitó el gobierno. Esto es significativo si se tiene en cuenta que fue en el mismo Congreso, de mayoría Republicana, donde se aprobó la llamada Ley de Control de Presupuesto (Budget Control Act) de 2011 (también conocida como el “secuestro”), que redujo los gastos del gobierno, incluidos los relacionados con la “defensa”, con la finalidad de reducir el enorme déficit y la deuda pública de la nación norteña; los gastos de defensa durante el gobierno de George W. Bush rebasaron el 4% del PIB de EE.UU., y fueron reducidos al 3% a partir del 2013 (no obstante lo cual, siguió siendo EE.UU., por mucho, el país de mayor gasto militar a nivel mundial). Tal parece que los señores congresistas estaban mas preocupados por torpedear la gestión  de Obama que por realmente mejorar la situación de las finanzas del país.

Todo parece indicar que una vez que se hagan las necesarias conciliaciones,  la propuesta de presupuesto para gastos de defensa que presentará el Congreso norteamericano, será superior entre 30 mil y 40 mil millones de  dólares a la propuesta gubernamental de Mayo de este año (y que una vez aprobada a nivel congresional, deberá ser presentada al Presidente para que la firma y adquiera carácter de ley). La base del presupuesto del DoD será elevada de los 574,5 mil millones de dólares que propuso Trump,  a una cifra que oscilará entre 593 mil y 611 mil millones de dólares; y el gasto total de defensa (que incluye partidas de gastos en el exterior y en otras agencias, relacionadas con la defensa) ascenderá a una cifra entre 704 mil y 708 mil milllones de dólares[iii], muy superior a los 668 mil millones que proponía el gobierno.

 

PRESIDENTE

SENADO

CAMARA REPRES.

PRESUPUESTO BASE

574,5

611

593

DPTO ENERGÍA (MANTENIMIENTO ARMAS NUCLEARES)

13,9

21

21

MANDATO NDAA

8

8

8

CONTINGENCIAS EXTERIOR

64,6

60

65

Seguridad Nacional no en NDAA

8

8

8

CONTINGENCIA EXTERIOR NO DoD

 

 

10

TOTAL

668

708

704

NDAA : National Defense Autorization Act (Ley de Autorización de Defensa Nacional)

O sea, que es muy probable que el llamado Presupuesto de Defensa de EE.UU. para el FY 2018 sea superior a lo planificado por la administración anterior en, al menos, 80 mil millones de dólares más (nótese que solamente un  país en el mundo tuvo un gasto militar total superior a esa cifra en el año 2016[iv]), dado el carácter militarista del actual inquilino de la Casa Blanca, que además cuenta con un séquito de exgenerales que lo asesoran, sin olvidar que en recientes declaraciones de diferentes personeros del gobierno norteamericano se ha insistido en ejercer una política desde “posiciones de fuerza”, y que ha concluido la “paciencia estratégica” que preconizaba Barack Obama.

La paz mundial está en peligro con semejante actitud en el gobierno norteamericano, y ello favorecerá una aceleración de la costosa Carrera Armamentista, que desvía enormes sumas de dinero hacia las arcas de los mercaderes de la guerra, que pudieran ser utilizados en satisfacer las necesidades de miles de millones de personas en el planeta. ¡Un Mundo Mejor es Posible!

 


[i] The White House Office of Management and Budget. BUDGET OF THE U. S. GOVERNMENT A New Foundation For  American Greatness. Fiscal Year 2018.  Washington DC , May 2017 https://www.whitehouse.gov/sites/whitehouse.gov/files/omb/budget/fy2018/budget.pdf

[ii] Esto lo explicamos en un artículo anterior en este mismo sitio web, denominado: El presupuesto militar de EE.UU. para el año fiscal 2018 y el Complejo Militar Industrial.

[iii] House, Senate Only 0.6% Apart On Defense Budget: $704B vs. $708B, Breaking Defense, July 03, 2017

(House, Senate Only 0.6%25 Apart On Defense Budget  $704B vs. $708B « Breaking Defense – Defense industry news, analysis and commentary.htm  )

[iv] Military expenditure by country, in constant (2015) US$ m., 2007-2016 © SIPRI 2017 (https://www.sipri.org/sites/default/files/Milex-constant-2015-USD.pdf)


Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.