Cargando...

EE.UU. reafirma el despliegue global de sus fuerzas

diciembre 7, 2021   0

Estados Unidos de América, como principal potencia imperialista del planeta, es la nación que posee las Fuerzas Armadas más poderosas desde el punto de vista técnico-militar, y la que tiene mayor cantidad de esas fuerzas desplegadas fuera de su territorio. Recientemente fue anunciado en el Departamento de Defensa (DOD) de esa nación la emisión de un documento denominado Revisión de la Postura Global (GLOBAL POSTURE REVIEW-GPR), en el cual se confirma la intención estadounidense de mantener y reforzar su presencia militar en casi todo el planeta, e incluso en el espacio exterior.

En una conferencia de prensa realizada en la sede del DOD en Washington el 29 de Noviembre de 2021, Mara Karlin, subsecretaria adjunta para Política del DOD informó que este documento había sido concluido, y que se comenzarían a aplicar decisiones referidas a cambios en el despliegue de fuerzas y medios de combate norteamericanos en diferentes regiones del mundo. También planteó que no se emitiría una versión pública del documento.

Expresó que para la elaboración de dicho documento se había partido de lo dispuesto en la Orientación Estratégica de Seguridad Nacional Provisional (Interim National Security Strategic Guidance) (INSSG), presentada en el mes de Marzo  de 2021, y que en los trabajos de discusión, análisis, consultas y conclusión del mismo habían participado (además de los componentes del Pentágono): el Consejo de Seguridad Nacional, el Departamento de Estado de EE.UU., la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, además de haberse realizado una estrecha consulta con docenas de aliados y socios en todo el mundo.

Uno de los aspectos que destacó en su declaración la subsecretaria Karlin fue que la conclusión de esta revisión de las fuerzas militares desplegadas a nivel global  se produce en un momento clave de inflexión para la superpotencia, tras la retirada de sus tropas de Afganistán, además de que el DOD se encuentra en la etapa de elaboración de una nueva Estrategia de Defensa Nacional, que se espera sea presentada a inicios del próximo año 2022.

Planteó que mediante las evaluaciones hechas en el GPR, se podrán reforzar los procesos de toma de decisiones sobre el nivel de fuerzas a desplegar en cada región; mejorar la capacidad de respuesta global del DOD (que tiene varios Comandos Unificados con responsabilidad regional), y conformar los principales elementos de la futura Estrategia de Defensa Nacional.

Consecuentemente con lo expresado en las ultimas Estrategias de Seguridad Nacional (ESN) de 2015 y 2017,  y en la INSSG (que precede a la futura emisión de la ESN de la administración Biden), es en la región del Indo-Pacífico (Área de Responsabilidad del Comando Indo Pacifico) donde, de acuerdo a lo que recoge el GPR de 2021, plantean que se concentrarán los elementos principales, incluyendo el incremento de la cooperación con aliados y socios para avanzar en iniciativas que contribuyan a la estabilidad regional y a disuadir la “potencial agresión militar china” y las amenazas que representa la República Popular  Democrática de Corea, de acuerdo a las apreciaciones de los estrategas del Pentágono.

Estas iniciativas incluyen la búsqueda de un mayor acceso regional para las actividades de asociación militar; la mejora de las infraestructuras en Australia y las islas del Pacífico, incluyendo la construcción de nuevas bases; el mejoramiento de instalaciones logísticas, incluyendo el incremento de las capacidades de almacenamiento de combustible y de municiones;  mejora de las capacidades de  aeródromos en Guam, Australia y las Islas Marianas del Norte; así como la planificación de despliegues rotativos de aviones de combate y bombarderos en Australia, cuestión que ya se había anunciado  en septiembre de este año
Como parte del GPR se  aprobó por parte del secretario de defensa Austin  la permanencia en la República de Corea de un escuadrón de helicópteros de ataque y un estado mayor de división de artillería, que anteriormente hacían  rotaciones periódicas.

Dentro de su exposición sobre el GPR, la subsecretaria Karlin destacó la reciente realización en Octubre de 2021 de un ejercicio que incluyó  dos grupos de ataque de portaaviones estadounidenses, conjuntamente con buques del Reino Unido, Japón y otros aliados,  como ejemplo de cómo Estados Unidos ve ahora el Indo Pacífico.

En Europa (Área de Responsabilidad del Comando de Europa), pretenden que la GPR reforzará la capacidad de disuasión de Estados Unidos frente a la “agresión rusa”,  lo que consideran permitirá a las fuerzas de la OTAN operar con mayor eficacia.  Entre los aspectos destacados (desechando una decisión anterior del ex presidente Trump), y basándose en una evaluación inicial del GPR y en la recomendación del Secretario Austin, en febrero de 2021 el Presidente Biden anuló el límite de 25.000 efectivos desplegados en servicio activo en Alemania, con lo cual se puede deducir que se aumentará el nivel de fuerzas militares norteamericanas emplazadas en esa nación del norte de Europa. Estados Unidos también mantendrá siete emplazamientos militares en Alemania y Bélgica, que habían sido señalados previamente para ser devueltos a las naciones anfitrionas, dijo Karlin.

A esto se suma que el Secretario Austin había anunciado en abril que el Departamento de Defensa destinaría permanentemente en el territorio alemán una Fuerza de Tarea Multidominio del Ejército,  y un Comando de Fuego de Teatro, con un total de 500 efectivos militares.

Dentro de las declaraciones de la subsecretaria no se informó explícitamente el despliegue de fuerzas militares y sistemas de armas en regiones cada vez más cercanas a las fronteras rusas, país que es también considerado como un rival estratégico de EE.UU.  (e incluso catalogado en algunos documentos del Pentágono como un “actor maligno revitalizado”, de acuerdo a lo planteado en el Reporte de la Estrategia Indo-Pacifico del año 2019). Ello incluye también actividades navales en el Mar Negro.

En Oriente Medio (Área de Responsabilidad del Comando Central), el GPR evaluó el planteamiento del DOD  respecto a la política respecto a  Irán (considerado una amenaza por los especialistas del Pentágono), y la evolución la situación con referencia a las actividades “antiterroristas” de EE.UU. en esa región, tras el fin de las operaciones del DOD en Afganistán.

En Irak y Siria, plantean que la postura del DOD seguirá manifestándose en el desarrollo de  la campaña denominada «Derrota al ISIS» y el aumento de la capacidad de las fuerzas asociadas (en esencia esto quiere decir que mantendrán la ocupación de áreas en Siria y apoyando a las fuerzas contrarias al gobierno de Damasco).  De cara al futuro, la revisión ordena al Departamento de Defensa que lleve a cabo un análisis adicional sobre las necesidades de postura duradera en Oriente Medio (lo que consideramos significa que evalúan como mantener una significativa presencia militar en una región donde hay importantes reservas de petróleo y por lo tanto grandes intereses de las transnacionales norteamericanas; también hay aliados de peso para EE.UU. como Israel, Arabia Saudita, etc).

En África, plantean que el análisis de la revisión está apoyando varias revisiones interinstitucionales en curso para asegurar que el DOD tenga una postura que permita la vigilancia de denominadas amenazas de las organizaciones extremistas violentas regionales, apoyar sus actividades diplomáticas y permitir a  aliados y socios una evolución favorable de las situación interna (consideramos que aunque no lo dijeron los funcionarios estadounidenses, un aspecto que les preocupa es el incremento de las relaciones económicas de China con países de esa área y por ende el aumento del papel del gigante asiático en ese continente).

Por último, en América Central, del Sur y el Caribe (Área de Responsabilidad del Comando Sur o Meridional), el GPR revisó el papel de la postura del DOD en apoyo de los objetivos de seguridad nacional, incluyendo la asistencia humanitaria, el alivio de desastres y las misiones de lucha contra el narcotráfico (y, aunque no lo digan públicamente, las medidas para tratar de derrocar a gobiernos que no cuentan con las simpatías de Washington, como son Cuba, Nicaragua y Venezuela).  La postura del DOD continuará apoyando los esfuerzos del Gobierno de EE.UU. en la gama de desafíos transnacionales y actividades de asociación en la región (donde se destaca el papel de gobiernos como los de  Colombia y Brasil, así como la actividad del Comando Sur en la influencia en los sectores militares de los países de la región).

CONCLUSIONES

Es evidente que en los círculos de poder del imperialismo norteamericano hay consenso en que la gran superioridad estratégica en los planos políticos, económicos y militares respecto a otras naciones que tenía EE.UU. tras el final de la Guerra Fría se ha reducido notablemente, y que otros rivales, especialmente la República Popular China, ocupan cada vez más un lugar de mayor importancia a nivel planetario, incluyendo la posibilidad de superar en el plano económico a EE.UU. a finales de esta década, incrementando así su influencia en importantes regiones del mundo, a costa de la reducción de la influencia estadounidense.

Esto es catalogado por algunos especialistas como el “declive” del poderío imperialista (o como prefieren denominarlo los gobernantes  norteamericanos, el “liderazgo”); ante esta situación, los estrategas de Washington consideran necesario tomar medidas para garantizar que esta nación continúe ocupando el lugar de privilegio que han tenido desde hace muchos años.

Valorando estos grupos de poder que es en el plano militar donde conservan todavía una ventaja apreciable respecto a los denominados “adversarios”, en los años recientes se han incrementado los gastos militares norteamericanos, y, como se plantea en el documento presentado recientemente, el GPR, mantienen y refuerzan su presencia militar en el resto del planeta (en esencia, EE.UU. es el único país del mundo que tiene fuerzas desplegadas permanentemente en los cinco continentes, y que públicamente tiene designados contingentes militares en todo el planeta –los llamados Comandos Unificados de designación territorial a los que hemos hecho mención en el artículo).

Un aspecto que consideramos probable es el que, tras la experiencia de la etapa histórica que estuvo marcada por la confrontación entre la URSS y los EE.UU., los analistas del Pentágono consideren que una buena opción es la de inducir a los presuntos “rivales estratégicos” a un costoso incremento de la Carrera Armamentista, que en aquel momento incidió en el desplome del Campo Socialista europeo. En ese tono podemos considerar que se enmarcan las recientes declaraciones de miembros del gobierno norteamericano respecto a la situación en regiones como el Mar Meridional de China, Taiwán y la frontera ruso-ucraniana, en las cuales prácticamente han amenazado con emplear la fuerza militar.

Lo cierto es que el anuncio de la nueva postura  estratégica de las FF.AA. de EE.UU. en Washington no es una noticia tranquilizadora para los pueblos del mundo, pues demuestra que los círculos de poder imperialistas no renuncian al empleo o amenaza del empleo de la fuerza como instrumento principal de su política (independientemente de que traten de enmascararlo con un lenguaje aparentemente más conciliador en ocasiones).

Las actuales situaciones alrededor de Taiwán en el área del este de  Asia, y de las fronteras de países europeos con la Federación Rusa (incluyendo la situación en el este de Ucrania) no contribuyen a crear un ambiente favorable para la paz a nivel global, y justifican que muchos gobiernos en el mundo se vean obligados a dedicar recursos a los llamados gastos de defensa, que serían mucho más beneficiosos si se emplearan en combatir el hambre, las enfermedades, el cambio climático y otros males.

Por ello queremos recordar lo expresado por nuestro Comandante en jefe Fidel Castro en unas reflexiones del año 2012, que mantienen plena vigencia, respecto al papel de los EE.UU. en la situación internacional: Pero Estados Unidos, la potencia más poderosa y rica, impuso al resto del mundo la línea a seguir. Hoy posee cientos de satélites que espían y vigilan desde el espacio a todos los habitantes del planeta. Sus fuerzas navales, aéreas y terrestres están equipadas con miles de armas nucleares; manejan a su antojo, a través del Fondo Monetario Internacional, las finanzas y las inversiones del mundo (fin de la cita).

BIBLIOGRAFÍA

Castro Ruz Fidel La marcha hacia el abismo. La Habana, 5 enero 2012  (http://www.cubadebate.cu/reflexiones-fidel/2012/01/05/la-marcha-hacia-el-abismo/)
Department of Defense. INDO-PACIFIC STRATEGY REPORT. Washington June 1, 2019. (https://media.defense.gov/2019/May/31/2002139210/-1/-1/1/DOD_INDO_PACIFIC_STRATEGY_REPORT_JUNE_2019.PDF)
Department of Defense. DoD Concludes 2021 Global Posture Review. Washington, November 29, 2021 (https://www.defense.gov/ News/ Releases/Release/Article/2855801/dod-concludes-2021-global-posture-review/)
Department of Defense. Pentagon Press Secretary John F. Kirby and Dr. Mara Karlin, Performing the Duties of Deputy Under Secretary of Defense for Policy, Hold a Press Briefing Washington, November 29, 2021 (https://www.defense.gov/News/Transcripts/Transcript/Article/2856143/pentagon-press-secretary-john-f-kirby-and-dr-mara-karlin-performing-the-duties/ )
Garamone, Jim. Biden Approves Global Posture Review Recommendations. Defense News. Washington, November 29, 2021 (https://www.defense.gov/News/News-Stories/Article/Article/2856053/biden-approves-global-posture-review-recommendations/#: ~:text= President% 20Joe%20Biden%20has%20accepted,defense%20for%20policy%2C%20announced%20today. )
Monsiglio, Heather. Pentagon Announces Completion of Global Posture Review. USNI. Washington, November 29, 2021 (https://news.usni.org/2021/11/29/pentagon-announces-completion-of-global-force-posture-review )
The White House. Interim National Security Strategic Guidance. Washington, March 2021. (https://www.whitehouse.gov/wp-content/uploads/2021/03/NSC-1v2.pdf)
The White House. The National Security Strategy of the United States of America.   Washington, December 2017 (https://www.whitehouse.gov/wp-content/uploads/2017/12/NSS-Final-12-18-2017-0905.pdf)


Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.