Cargando...

La guerra no convencional

febrero 11, 2021   0

(Artículo publicado en colaboración con la  Lic. Leydis Cruz Herrera,  el 11 de febrero de 2021 en https://www.alainet.org/es/articulo/210928)

La esencia de esta guerra es la defensa de la actividad neocolonial a través de diversos instrumentos que legitimen los intereses norteamericanos ante la opinión pública internacional.

Resumen

Desde los padres fundadores en los Estados Unidos de América (EUA) germinó una nación de cosmovisión triunfalista, chovinista y violenta que conformó al país con una política de despojo, que más adelante se trasnacionalizó como continuidad de una herencia imperial, practicando su política exterior como continuidad de su política doméstica, los métodos, doctrinas, estrategias, han estado ligado a la forma de apropiarse de otros pueblos, transformar su cultura e imponer la forma imperial de dirigir y obedecer.

La práctica de la guerra como continuidad de la política, ha estado en la agenda del imperialismo norteamericano, al mismo tiempo la participación de este imperio en diferentes acciones bélicas, lo ha conllevado a la aplicación de diferentes formas de hacer la guerra. Hoy el mundo es diferente, se desarrolla una cuarta Revolución industrial, se despliega un pensamiento más novedoso, aprendiéndose de cada conflicto bélico, entonces surge la Guerra No Convencional (GNC) que será el objetivo de las siguientes reflexiones.

Introducción

La firma de la carta de San Francisco fue un paso de avance una vez terminada la II guerra Mundial. Esta constituyó la fundación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el tan esperado acontecimiento tenía como objetivo prohibir la amenaza o el uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado.

Han pasado 75 años y lo anteriormente expuesto, refrendado en el artículo 4 del primer capítulo de este importante documento del Derecho Internacional no se ha podido cumplir. Las amenazas han sobrado y el uso de la fuerza, se ha desarrollado en diferentes matices por los diferentes actores, donde se centra la fuerza geopolítica de los poderosos.

Por otra parte el artículo 7 destaca que “ninguna disposición de esta Carta autorizará a las Naciones Unidas a intervenir en los asuntos que son esencialmente de la jurisdicción interna de los Estados”.

Diariamente llegan noticias sobre guerras en diferentes partes del mundo, estos son conflictos que amenazan la paz de una región, la violación de la integridad y soberanía de un pueblo, por parte de gobiernos, en la mayoría de los cuales están respaldados por países imperialistas y poco hace las Naciones Unidas. El principal violador dicta las normas o al menos obstaculiza las que no le conviene.

Los principios de no injerencia en los asuntos internos de otros Estados, la soberanía, la integridad territorial de las naciones, la independencia, se discuten en la ONU, sin embargo a pesar de los pronunciamientos de la Asamblea General, los poderosos siguen vetando la lucha de los pueblos, se sigue pisoteando los derechos de los países débiles ante la avalancha de los imperios.

Después de la caída del campo socialista y la desintegración de la URSS, el proceso hacia un mundo unipolar comenzó a gestarse, las nuevas guerras por el reparto de las riquezas, las tácticas utilizadas de autodefensa de varios países del mundo, conllevaron a que el imperialismo cambiara sus tácticas en la realización de la guerra.

Los tanques pensantes se han ocupado en teorizar sobre las diferentes formas de agresión, en tal sentido, han formulado las más diversas teorías sobre cómo lograr sus proyectos guerreristas, buscando nuevas tácticas y estrategias que le den mayor eficiencia.

 Los gobiernos capitalistas e imperialistas buscan alternativas en el posicionamiento geopolítico y en la guerra para atenuar los efectos económicos y políticos de las cada vez más profundas crisis económicas, y a crear artificialmente conflictos con métodos neocoloniales y no convencionales, a fin de conseguir mejores condiciones de acumulación capital. (Padilla, 2020)

La guerra no convencional

Existen diversas definiciones de Guerra No Convencional (GNC) desarrollado por diferentes politólogos entre ellas la aportada por el pensamiento militar y cultural del gobierno de los Estados Unidos de América (EUA). El cual incorpora este concepto como una de las Doctrina del Departamento de Defensa de Estados Unidos que, según su “Diccionario de términos militares y asociados del Departamento de Defensa de Estados Unidos”, es:

El conjunto de actividades dirigidas a posibilitar el desarrollo de un movimiento de resistencia o la insurgencia, para coaccionar, alterar o derrocar a un gobierno, o a tomar el poder mediante el empleo de una fuerza de guerrilla, auxiliar y clandestina, en un área denegada (JP 1-02, 2018, p. 239), el Ejército de EEUU publicó varios documentos doctrinales sobre GNC entre ellos:

  • “Manual de Campaña (FM, por sus siglas en inglés) 3-05.130, Fuerzas de Operaciones Especiales del Ejército” (2008);

  • La “Circular de Entrenamiento (TC, por sus siglas en inglés) 18-01 Guerra No Convencional. Fuerzas Especiales” (2010);

  • La “Publicación de Técnicas del Ejército (ATP, por sus siglas en inglés) 3-05.1 Guerra No Convencional” (2013);

  • El “Libro Blanco Contraguerra No Convencional” (2014);

  • La “Guía de Bolsillo: Guerra No Convencional” (2016).

Todos estos documentos junto a su definición esconden los propósitos reales de la GNC, cuya esencia está en la defensa de su actividad neocolonial a través de instrumentos jurídicos, diplomáticos, económicos, culturales, militares, entre otros que (protejan, legitimen, validen) los intereses norteamericanos ante la opinión pública internacional.

La verdadera esencia de esta doctrina reside en la realización de forma paralela al teatro de operaciones reales, un accionar condicionado con los tecnologías de las comunicaciones (TICs), desarrollo de fakenews y la multiplicación de la infodemia, con un objetivo desestabilizar algún país a través de sus vulnerabilidades psicológicas económicas, militares y políticas.

Al mismo tiempo la GNC tiene como objetivo real la injerencia con intencionalidad política de dominación sin usar la tecnología bélica (armas, tanques, drones y bombardeos). Una penetración física política, económica, cultural de un país poderoso en otro en desigual condiciones con la finalidad de someterlo y expropiarlo de bienes hídricos, minerales y / o energéticos y a otros que no compartan su ideología, o sistema político o simplemente frenen o entorpezcan sus intereses. Erigida no solo como forma principal de agresión, sino como herramienta estratégica de la política exterior norteamericana. (Ecured, 2020)

Esta concepción de Guerra No Convencional deja bien claro que los esfuerzos del gobierno de Estados Unidos es la subversión ante todo, es sembrar el caos en un país determinado, para deslegitimar al gobierno y provocar una ruptura de su institucionalización y gobernabilidad.

Para el desarrollo de la GNC el imperialismo crea una serie de condiciones que posibiliten el posterior desenlace de la guerra y el cumplimiento de los objetivos trazados. Para lograr esto desarrolla un estudio de los lugares donde se desplegarían las futuras acciones no convencionales, entre ellos situación de la población, estudios sociológicos, étnicos y religiosos, estado de descontento de la población con el gobierno del país, situación de las fuerzas armadas y orden interior y la situación de los grupúsculos anti gobierno.

También la GNC emplea una compleja armazón que incluye recursos de todo tipo, tecnologías de avanzadas, financiamiento para tanques pensantes, fundaciones, periodistas, líderes prefabricados y un sinnúmero de acciones bien diseñadas para crear matrices de opinión, sembrar dudas, miedo, incertidumbre y otras tantas emociones manipulables.

La Guerra No Convencional está estrechamente ligada a otros conceptos como, Guerra de IV Generación, Guerra Mediática, Guerra Psicológica, Golpe Suave. Todos forman una compleja frondosidad de acciones, métodos y objetivos que solo son posibles de separarlo en un plano teórico. En la práctica todos constituyen una misma cosa y persiguen un mismo objetivo.

El llamado Golpe Suave no forma parte de ningún documento oficial de alguna de las agencias del gobierno de Estados Unidos. Se trata de un grupo de métodos propuestos por un personaje nombrado Gene Sharp, dirigidos a “desestabilizar gobiernos” y que se agrupan, de una u otra forma, en cinco etapas fundamentales para provocar la caída de un gobierno. (Gorrin, 2020)

La primera etapa está relacionada con la creación de malestares en la población donde se destaca el desabastecimiento, se alienta los actos criminales, para crear en la población inseguridad, se manipulan prejuicios, descredito a dirigentes y organizaciones del estado, en la segunda, se avanza hacia la movilización de calle y se promueve la generalización de las protestas, y se maximizan los errores para provocar la desconfianza en los dirigentes en sacar al país de la situación en caos.

En la tercera etapa la prensa nacional e internacional, subordinada a los intereses del imperio y de las burguesías nacionales, despliega una infernal guerra mediática, se desarrolla una infodemia feroz y se utiliza mucho la fake news. Sobre la psiquis de los ciudadanos se libra un fuerte combate.

Las personas tienen la impresión que están entre dos frentes de batalla. Todo está planificado y dirigido, nada es espontáneo todo es financiado por los grandes centros de poder, contrarios al gobierno legítimo de la nación, la cuarta etapa se caracteriza por el asalto a instituciones, incendios, se cierran calles, se desarrollan ajustes de cuenta se persigue al revolucionario y la quinta etapa ya se caracteriza por las infiltraciones de grupos armados y especializados, desarrollando una guerra no convencional, con el recrudecimiento de las etapas anteriores.

Las acciones violentas se sistematizan y se hacen cada vez más agresivas. La consecuente reacción de las fuerzas encargadas de mantener el orden y la ley se muestra como exceso de poder, como violatorias de los derechos humanos. Medios de prensa y organismos internacionales obvian el derecho y deber del Estado de emplear los medios necesario y legales, para restablecer el orden y la ley, tal y como se subraya en el artículo 3 del II Protocolo Adicional a los Convenios de Ginebra de 1949. Se busca la forma de desacreditar a las fuerzas del orden y a los miembros de las instituciones armadas. (Gorrin, 2020)

La guerra no convencional emplea diferentes cuerpos asociado a las organizaciones militares paramilitares y organismos de inteligencia entre ellos tenemos el Centro de Actividades Especiales (del inglés: Special Activities Center; SAC), es una división de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, responsable de llevar a cabo operaciones encubiertas conocidas como «actividades especiales». Antes de 2016 la unidad se llamaba Special Activities División o División de Actividades Especiales.

El SAC tiene dos grupos: el Special Operations Group (SOG) o Grupo de Operaciones Especiales para las operaciones paramilitares tácticas y el Political Action Group (PAG) o Grupo de Acción Política para las operaciones políticas encubiertas, este último lleva a cabo operaciones encubiertas para lograr un cambio político. Esto podría incluir el apoyo financiero a los candidatos «apropiados» para Estados Unidos, sostén con medios de comunicación especializada, soporte técnico para las relaciones públicas, recursos para influir en el voto, participación en la organización política, asesoría legal, campañas de publicidad y lo que ellos llaman «otros medios de acción directa».(Capote 2020)

Es importante el conocimiento de estas tareas porque según los especialistas del SAC, las decisiones políticas pueden verse influenciadas por valores activos, tales como la sublevación de los funcionarios del país, presión sobre funcionarios y líderes políticos a través de las operaciones sicológicas y la guerra económica y con el rápido desarrollo de la tecnología se incluyó en sus misiones la guerra cibernética.

Con toda esta influencia se busca lograr decisiones de carácter oficial, alineadas con la política y los objetivos de Estados Unidos. Además, desarrollar los mecanismos para la formación de la opinión pública favorable a los intereses estadounidenses, acciones que implican el uso encubierto de propaganda.

Esta propaganda se desarrolla tanto en el interior del país, como a nivel internacional auxiliándose en ocasiones en organismos oficiales donde el gobierno de los Estados Unidos de América tiene su representante, así como utilizan aliados incondicionales en las diferentes regiones del mundo, al mismo tiempo se trabaja con personal asalariado que se encuentran en el país escogido.

Para el desarrollo de esta propaganda pueden emplear a oficiales para trabajar como periodistas, recurrir a agentes con influencia, operar las plataformas de los medios de comunicación, plantar ciertas historias o información en lugares donde se espera que saldrán a la luz pública «de forma natural», o tratar de negar y/o desacreditar la información que es de conocimiento público.

Algunos ejemplos de programas de acción política de la CIA  fueron las acciones para prevenir que el Partido Comunista Italiano (PCI) ganara las elecciones en 1948; ya a finales de 1960, el golpe de Estado iraní de 1953; Chile 1953; Guatemala 1954; Indonesia en 1957, así como la provisión de fondos y apoyo al sindicato Solidaridad en Polonia 1981, intento de golpe de Estado en Venezuela 2002; golpe en Honduras 2009, Nicaragua 2018, autoproclamación de Juan Guaidó en Venezuela, ataques al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) venezolano 2019. (Capote, 2020)

El propósito fundamental de la Guerra No Convencional está enmarcada en la creación por parte de las Fuerzas Especiales de EE.UU. o de terceros países, de una base de operaciones para que grupos nacionales accionen, y pasen a la resistencia armada, utilizándosela infiltración de equipos entrenados para la lucha guerrillera y cumplen, entre otras misiones, la preparación y equipamiento de los futuros líderes de la “resistencia, se desarrollan pequeñas acciones combativas, guiados por fuerzas especiales que posibilite la una intervención armada directa por el imperio.

Según la Circular de Entrenamiento 18-01 (TC- 1801), uno de los principales documentos manejados por el ejército estadounidense, la GNC aprovecha las vulnerabilidades del gobierno a derrocar para distanciarlo de la población y desplazar la porción neutral de la ciudadanía hacia posiciones en su contra.

Si esto no llevara al escenario deseado, se recurre entonces al conflicto armado y al fomento de la insurgencia irregular, de forma tal que conduzca a la inestabilidad y la ingobernabilidad del país. (Cruz2020)

Algo muy importante que no debemos perder de vista en esta guerra no convencional es que el SAC ofrece sus servicios al Presidente de Estados Unidos como una opción cuando las acciones militares y diplomáticas no son viables o factibles políticamente.

Ejemplos de este tipo de guerra son semejantes en cualquier región geográfica, solo se tiene en cuenta las características del país, sus actores, sus relaciones en la región o en el mundo y las diferentes actividades que desarrollan los agresores. Por ejemplo:

Lo ocurrido en Bolivia en el gobierno de Evo Morales demuestra la estrategia planificada por los intereses del gobierno de los E.U.A para desestabilizar el país y la región e imponer sus intereses, se desarrollaron ciberataques, propaganda sediciosa, desarrollo de una campaña desestabilizadora, hasta con grupos criminales y todo esto fue apoyado por los funcionarios de la Embajada de E.U.A.

En el caso de Ecuador mientras los órganos de seguridad asesinaban y torturaban al pueblo por manifestarse contra las medidas neoliberales del gobierno de Lenin Moreno, la televisión de Ecuador trasmitía muñequitos de Bob Esponja.

En Chile cuando el 14 de octubre de 2019, los estudiantes secundarios y universitarios se organizaron para evadir masivamente el pasaje del metro de Santiago, por el alza de sus precios, al mismo tiempo jóvenes en su mayoría apoyaban pacíficamente estos hechos sin embargo paralelo a esto grupos sin relación aparente entre sí, ajenos a los manifestantes actuaban en participación de saqueos, precisamente donde actuaban los Carabineros de forma violenta.

El modus operandi no es exclusivo en nuestra región. En el pasado mes de noviembre Irán sufrió una oleada de violencia que destruyó 730 bancos, 70 estaciones de servicio, 140 inmuebles gubernamentales y más 50 bases de fuerzas de seguridad. (Capote, 2020)

Miles de manifestantes enardecidos se volcaron a las calles durante días y atacaron gasolineras, bancos y edificios de gobierno a partir del anuncio del racionamiento y de un aumento del 50 % en los precios del combustible.

Se repite aquí de nuevo la táctica empleada en Bolivia: grupos armados, perfectamente coordinados y entrenados actúan sobre el terreno. Utilizando la técnica del «enjambre», los grupos se comunicaban entre sí, y concertaban las acciones usando mensajes de texto para reunirse en los puntos de ataque.

La agresión se paralizó cuando el gobierno apagó internet y las redes inalámbricas. Las fuerzas de seguridad iraníes lograron capturar a varios agentes de la CIA que actuaban en estos supuestos grupos antigubernamentales. (Capote, 2020)

La visita del presidente Barack Obama a la Habana donde discursó con palabras de enterrar el pasado y enfrentar juntos ambos países una nueva era, fue una arenga bien organizada , nada menos que recurrir a la historia rompiendo todo lazo con ella, olvidando lo que aun está en el corazón de los cubanos y las deudas económicas y espirituales que tienen contra nosotros, además toda la retórica en el discurso como si ellos quisieran, no pudo el presidente estadounidense enterrar el último resquicio de la Guerra Fría.

Hoy grupos de mercenarios pagados por el gobierno de los EUA continúan una guerra que nunca ha acabado desde el triunfo de nuestra Revolución. Las tácticas de subversión son parecidas y muy ligada la GNC con el fuerte bloqueo económico comercial y financiero, con objetivos concretos de trabajo con la juventud, el sector de la cultura y el descredito al trabajo de los médicos cubanos en el exterior, qué vendrá con el nuevo Gobierno estadounidense? No lo sabemos con exactitud…

La doctrina del Destino manifiesto es un pensamiento dentro de un sistema que expresa la creencia en que Estados Unidos de América es una nación destinada a expandirse por el mundo como la salvadora y mediadora de los problemas que tienen las sociedades.

Cada administración estará bajo el principio de este destino, las formas de desarrollar las guerras serán disimiles, la GNC, es también hija de las revoluciones industriales y esto no podemos evitarlo el pensamiento y basamento filosófico de los gobiernos de EUA van en articulación inseparable al desarrollo de la ciencia, el pensamiento y la tecnología.

Fuente. Walkiria Juanes Sánchez

Conclusiones

Durante los últimos 15 años se han desarrollado los más diversos términos y teorías, entre los que se pudieran citar: “Revoluciones de colores”, “Poder Inteligente”, “Golpes Suaves”, “Guerra No Convencional”, “Guerra Irregular”, “Guerra de Cuarta Generación” y “Guerra Cibernética”. Si hurgamos en el significado de los términos, tendríamos que entablar un arduo debate con políticos, sociólogos, psicólogos y lingüistas, pero lo cierto es que no importa el adjetivo que se utilice para calificar las guerras, todas son iguales: laceran sentimientos humanos, dividen naciones, devastan pueblos y culturas, e incluso acaban con civilizaciones.

La guerra no convencional no surgió en estos tiempo, ni es una concepción novedosa. La Circular de Entrenamiento 18-01, uno de los principales documentos doctrinales del Ejército de EE.UU., cita una frase de 1961 de John F. Kennedy: “Hay otro tipo de guerra, nueva en su intensidad pero antigua en su origen. Una guerra de guerrillas, subversiva, de insurgentes, de asesinatos; una guerra de emboscadas en vez de combates; de infiltración en vez de agresión; que busca la victoria mediante la degradación y el agotamiento del enemigo en vez de enfrentarlo”.

Los designios del águila imperial estadounidense no pueden perdonar la resistencia de Cuba y de algunos países latinoamericanos y caribeños que han impulsados la creación de organismos regionales tales como la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y que puedan seguir resistiendo los embates de la GNC.

 La Cuarta Revolución Industrial se caracteriza por una gama de nuevas tecnologías que fusionan los mundos físico, digital y biológico, impactando en todas las disciplinas, economías e industrias, e incluso desafiando ideas sobre lo que significa ser humano. Las principales tecnologías de la cuarta revolución industrial son las siguientes: internet de las cosas, robots, realidad aumentada y la realidad virtual, Big data, impresión 3D y 4D, desarrollo de la robótica, nanotecnología y la 5G (Padilla, 2020)

Las revoluciones industriales nunca estarán desligadas de las ambiciones imperiales y al desarrollo del pensamiento militar y de las ciencias sociales como la: sociología, la psicología, filosofía, el derecho, la historia, la política, la economía que junto a la cultura pueden revolucionar las GNC.

Bibliografía

A Guide to America’s Special Operations Units: the World’s Most Elite Fighting Force. Da Capo Press.Southworth, Samuel A. & Tanner, Stephen. 2002. U.S. Special Forces.

Capote Antonio Raúl internacionales@granma.cu consultar

http://www.cubadebate.cu/etiqueta/guerra-no-convencional/

Cruz Valera Yadira Caracas (Prensa Latina) buscar en: https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=400188&SEO=venezuela-mayor-experimento-de-la-guerra-no-convencional-de-ee.uu

Daugherty, William J Executive Secrets: Covert Action and the Presidency. University of Kentucky Press. (2004).

Departamento de Defensa de EEUU: Publicación Conjunta (JP, por sus siglas en inglés) 1-02 “Diccionario de términos militares y asociados del Departamento de Defensa de Estados Unidos”, junio de 2018, disponible en http://www.jcs.mil/Portals/36/Documents/Doctrine/pubs/dictionary.pdf?ver=2018-07-25-091749-087. Consultado el 8 de agosto de 2018.

Departamento de Defensa de EEUU: Publicación de Técnicas del Ejército (ATP, por sus siglas en inglés) 3-05.1, Estado Mayor, Departamento del Ejército Washington, DC, 6 de septiembre de 2013.

Estado Mayor del Departamento del Ejército: Circular de Entrenamiento (TC, por sus siglas en inglés) 18-01 “Guerra No Convencional de las Fuerzas Especiales”, Washington, DC, 30 de noviembre de 2010.

Gorrín Mérida Leonel .Guerra No Convencional & Derecho Internacional. 2020, consultar en: https://temas.sld.cu/derinthumanitario/2017/07/20/guerra-no-convencional-y-dih/

Harper Collins. Tenet, George At the Center of the Storm: My Life at the CIA. 2007.

http://www.granma.cu/mundo/2019-12-11/la-estrategia-de-guerra-no-convencional-del-imperio-y-la-violencia-civil-organizada-11-12-2019-01-12-56

http://www.hamartia.com.ar/2016/09/12/guerra-no-convencional/

Morales Karell Hugo. La Historia y la «guerra no convencional» contra la Revolución Bolivariana. Consultar http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/05/24/la-historia-y-la-guerra-no-convencional-contra-la-revolucion-bolivariana/

Padilla Torres Mario Antonio. ¿Hacia dónde vamos? Una visión reflexiva y futura mundial, Consultar: https://www.alainet.org/es/articulo/208746

ORCID iD: 0000-0002-5244-7846

– Del Destino Manifiesto a la COVID-19

Consultar: https://www.alainet.org/es/articulo/206786

ORCID iD: 0000-0002-5244-7846


Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.