Cargando...

Las XXVIII y XXIX Cumbres de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN)

diciembre 7, 2016   0

Ruvislei

 

 

Dr. Ruvislei González Sáez

Del 6 al 8 de septiembre del actual año se celebró en Vientiane, capital de la República Democrática Popular Lao (Laos) las XXVIII y XXIX cumbres de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). Bajo el lema «Visión de regreso a la realidad de una dinámica comunidad ASEAN», los gobernantes centraron sus conversaciones en temas de economía, seguridad y los desafíos regionales del bloque, entre ellos la amenaza del virus del Zika.

De acuerdo con el Comité organizador, la XVIII Cumbre se centró en la discusión de medidas para fomentar los vínculos internos del bloque y la realización de la Visión del grupo hasta 2025, así como las futuras orientaciones. Mientras tanto, en la XXIX Cumbre, los delegados debatieron los nexos exteriores de la agrupación, así como asuntos regionales e internacionales de interés común con sus socios China, Corea del Sur, Japón, Australia, India, Estados Unidos y la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El encuentro fue inaugurado por el Presidente de Laos, Bounnhang Vorachith, quien destacó la necesidad de avanzar en la integración del bloque regional, ante las recientes diferencias surgidas por la disputa sobre el mar del Sur de China. Ante los jefes de Estado y/o Gobiernos de Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia, Vietnam, Brunei, Myanmar y Cambodia, Vorachith dijo que la situación mundial requiere que la ASEAN potencie la colaboración interna y externa.

La ASEAN, un mecanismo de integración de 622 millones de habitantes persigue crear un mercado y una base de producción única, con libre circulación de capital, servicios, bienes, inversión y personal calificado. Aspira con ello a crecer hasta un producto interno bruto (PIB) conjunto de 4,7 billones de dólares en 2020 y a convertirse en la cuarta potencia económica del mundo dentro de 14 años. Durante el evento, la ASEAN informó que el PIB conjunto de las diez economías en 2015 fue de 2,43 billones de dólares y anunció una previsión de crecimiento para el conjunto del grupo del 4,5 % este año y un 4,8 % en 2017.

Los magnos eventos aprobaron numerosos documentos destinados a “convertir la visión en realidad por una Comunidad de ASEAN dinámica”. En esta ocasión, Filipinas asumió oficialmente el cargo de presidente de ASEAN en 2017. Durante tres jornadas, los líderes de los diez países miembros intercambiaron opiniones acerca del despliegue de la Visión 2025 y del impulso de la cooperación con las contrapartes del mecanismo de integración. También ratificaron el compromiso de fortalecer y promover la Comunidad en sus tres niveles (Económico, de Seguridad y Sociocultural) la realización eficiente de la Visión 2025, y aprobaron la Iniciativa de integración de ASEAN en su tercera fase y el Plan integral de conectividad ASEAN 2025.

Los líderes de la ASEAN, firmaron, además, la Declaración sobre “Una ASEAN, una reacción”, asegurando la respuesta ante situaciones adversas (desastres naturales, epidemias, etc.) como un conjunto. En la Declaración presidencial de las XXVIII y XXIX cumbres, las naciones miembros enfatizaron la importancia de mantener la paz, la estabilidad, seguridad y libertad de navegación marítima y aérea en la región, y resolver pacíficamente las disputas sobre la base de las leyes internacionales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (CONVENMAR) de 1982.

Al mismo tiempo, manifestaron el apoyo al respeto a los procesos diplomáticos y jurídicos, al estricto cumplimiento de la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Sur de China (DOC) y al establecimiento pronto de un Código de Conducta (COC). Pusieron de relieve la consolidación de la unidad y el protagonismo de la ASEAN en las relaciones con las contrapartes, en el enfrentamiento a los desafíos, así como en la formación de una estructura regional basada en la ley.

Pasos decisivos para la estabilidad regional fueron: la aprobación de la Declaración conjunta de los cancilleres de ASEAN y de China sobre el cumplimiento cabal y eficiente de la DOC, la Declaración conjunta sobre la aplicación del COC para evitar choques inesperados en el Mar del Sur de China (CUES) y la pauta sobre la operación de la línea directa entre altos funcionarios de las cancillerías de los países de las dos partes sobre la respuesta a accidentes urgentes en el mar. Sin embargo, continuaron manifestando preocupaciones profundas ante las evoluciones recientes y actuales, y reconocieron inquietudes de diferentes líderes sobre la construcción de estructuras artificiales y la escalada de acciones que erosionaron la confianza, aumentaron la tensión y amenazaron con perjudicar la paz, seguridad y estabilidad en la región.

Cuarta Cumbre ASEAN-Estados Unidos

Al margen de la cumbre central se realizaron, las respectivas reuniones anuales con sus contrapartes. En este caso se realizó la Cuarta Cumbre bilateral ASEAN-Estados Unidos, la que estuvo presidida por el Primer Ministro de Laos, Thongloun Sisoulith, además del Secretario General de la ASEAN, los jefes de Estado y/o Gobiernos de los países miembros y el Presidente estadounidense, Barack Obama. En la reunión se hizo alusión a los logros obtenidos tras la Tercera cumbre en Kuala Lumpur, Malasia, donde se elevaron las relaciones al nivel de Asociación Estratégica y la Cumbre especial efectuada en febrero de este año en Sunnylands, California.

En el evento, se manifestó además el papel central de la Cumbre del Este de Asia para promover la paz regional, estabilidad y prosperidad, así como de otros mecanismos como el Fórum Marítimo Expandido de la ASEAN, el Fórum Regional ASEAN y la Reunión de Ministros de Defensa ASEAN+. Las declaraciones realizadas con respecto al Plan de Acción bilateral para el período 2016-2020 fueron satisfactorias. Estados Unidos está apoyando al bloque regional en proyectos concretos como el Plan Maestro de Conectividad 2025 y la Iniciativa de Integración de la ASEAN.

La reunión tocó diversos temas de interés para ambas partes como el narcotráfico, la colaboración para el combate ante los nuevos problemas  en la seguridad tradicional y no tradicional entre ellos cibercrimen, ciberseguridad, el terrorismo, el extremismo, seguridad marítima, tráfico de drogas, tráfico de personas, migración irregular, epidemias, desastres naturales y cambio climático, entre otros. Se les dio bienvenida a un programa de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) por cinco años enfocado en la atención a personas vulnerables y evitar el tráfico, especialmente de mujeres y niños.

La ASEAN y Estados Unidos se comprometieron a trabajar conjuntamente en el avance de la cooperación económica para incrementar el comercio y las inversiones, generar oportunidades de empleo, la promoción de la pequeña y mediana empresa (PYME), la innovación y el comercio electrónico que permitan avanzar hacia la concreción de la Comunidad Económica ASEAN. Según la declaración de las partes el comercio bilateral el pasado año fue de 212.8 mil millones de dólares, el 9,3% del comercio total de la ASEAN. Colectivamente el bloque constituyó el cuarto mayor socio de Estados Unidos en comercio de bienes.

Las cumbres recientemente finalizadas constituyó quizás el último espacio de reunión del Presidente estadounidense Barack Obama con todos los jefes de Estado y/o Gobierno de la ASEAN para intentar promover aún más las alianzas y los lazos con los miembros de la ASEAN. Se lograron avances particulares de carácter bilateral con Laos, sin embargo con Filipinas se produjeron varios tropiezos, comenzando por la ausencia del polémico mandatario filipino Rodrigo Duterte a esta particular cita (la cumbre ASEAN-Estados Unidos). Añádase la cancelación del encuentro oficial entre los jefes de Estado de Filipinas y Estados Unidos. Tales resultados constituyeron un revés al ser esta nación del Sudeste Asiático uno de los principales aliados de Washington, sin mencionar las no excelentes relaciones existentes con Tailandia luego del golpe militar.

Si bien no constituye el objetivo principal del artículo las relaciones bilaterales Filipinas-Estados Unidos, es importante analizar algunos elementos de suma importancia que trascienden más allá de los sucesos de la cumbre. Posterior al evento, el presidente filipino, Rodrigo Duterte, anunció que ordenó que abandonen el sur del país todos los asesores de las fuerzas especiales estadounidenses que asisten a las tropas que combaten a Abu Sayyaf, un grupo asociado al Estado Islámico (EI) en la zona.

En una reunión de funcionarios gubernamentales en Davao, la mayor ciudad de la parte meridional de Filipinas, Duterte, que no precisó ni cuándo ni cuántos militares estadounidenses deberían partir, afirmó que el alineamiento de su país con Occidente es la causa de la insurrección musulmana persistente en el sur. Aunque pueda parecer un anuncio precipitado, pues la parte estadounidense ha declarado que el Gobierno filipino no le ha comunicado ninguna acción, es claro que la nación del Sudeste Asiático está emitiendo nuevas señales en su política exterior más centrada en la región con un balance hacia China, pese a las disputas territoriales. Esta afirmación la valida las palabras del portavoz del presidente, Ernesto Abella, quien declaró que su anuncio «refleja una nueva orientación hacia una política exterior independiente».

Los asesores militares estadounidenses presentes en la región sureña de Mindanao, entrenan a las fuerzas filipinas pero sin derecho a participar en los enfrentamientos, salvo en situación de autodefensa. Antes, de 500 a 600 militares estadounidenses estaban desplegados en dicha zona, pero en 2014 el ministro filipino de Defensa del momento, Voltaire Gazmin, anunció que se reducirían a 200[1].

Posterior a las declaraciones de Duterte, como se ha hecho tradicional, su ministro de Exteriores, Perfecto Yasay, se esforzó en desactivar ese principio de nueva polémica entre los dos aliados, dando a entender que el jefe de Estado solo tenía en mente preservar la seguridad de los estadounidenses. Debe acotarse que aunque parezcan expresiones espontáneas del mandatario filipino, detrás hay una clara proyección no solo externa, como se mencionaba anteriormente, sino también interna.

Tales declaraciones “antiestadounidenses” pueden potenciar, los esfuerzos relanzados destinados a lograr acuerdos de paz con los grupos armados musulmanes y comunistas, estos últimos con el nombre “Nuevo Ejército del Pueblo[2]”, para acabar con décadas de violencia que ha dejado más de 150.000 muertos. Debe recordarse que los consejeros militares enviados por Washington han estado apoyando al Ejército en su lucha contra la insurgencia islamista. Por lo que este anuncio puede tener un impacto mediático sobre el país, pero no necesariamente implique que en realidad se retiren los estadounidenses al corto plazo.

Regresando al evento, en la misma reunión, durante la Cumbre de Asia Oriental, Duterte se salió del discurso preparado para hablar sobre la masacre perpetrada por las fuerzas estadounidenses contra los musulmanes filipinos en la provincia sureña de Suli en 1906, un ataque que describió como violación de los derechos humanos. Duterte ha criticado a Estados Unidos por sus supuestas violaciones de los derechos humanosdesde que Washington expresase su preocupación por los presuntos asesinatos extrajudiciales de líderes del narcotráfico en Filipinas en el contexto de la batalla que el Gobierno ha lanzado contra las drogas.

11na Cumbre del Este de Asia

Una de las reuniones más importantes efectuadas fue la Oncena Cumbre del Este de Asia, donde el tema del conflicto del mar del Sur de China salió a relucir. El Primer Ministro de China, Li Keqiang, expresó la postura de su país sobre el tema en su discurso pronunciado y pidió esfuerzos conjuntos de todas las partes para manejar de forma apropiada las disputas. Li reiteró la objeción de China en relación con el arbitraje sobre el Mar Meridional de China y citó el derecho del Gigante Asiático, de conformidad con la CONVENMAR, de solucionar las disputas principalmente a través del diálogo y la consulta.

Sin lugar a dudas, China continúa manteniendo su postura de diálogo bilateral para la solución de las disputas. Por esta vía trata de evitar la intromisión en dicho asunto de los Estados Unidos y tendría mejor margen de negociación con sus contrapartes. El mar del Sur de China constituye un espacio vital, y al estilo asiático expresó que «somos vecinos, por lo tanto es difícil evitar los choques como ocurre con la lengua y los dientes». Li dijo que la decisión de iniciar un arbitraje unilateral y de introducir a un tercero sólo puede volver las cosas más complejas y por lo tanto socavar el orden regional basado en las reglas.

China propuso en este evento controlar las diputas marítimas primero y luego solucionarlas. Manifestó la voluntad del diálogo con la ASEAN y la capacidad de ambas partes para manejar el asunto, tratando de evitar intromisiones de terceros actores, especialmente Estados Unidos. En la reunión se mostró un avance, al expresarse posiciones constructivas en especial de las partes involucradas en el contencioso.

19 Cumbre ASEAN+3

Si bien existen profundas diferencias entre China y Japón, la XIX Cumbre de ASEAN+3 fue un espacio para discutir avances y dejar de lado algunas diferencias. El evento proporcionó una buena oportunidad para la cooperación entre los miembros de la ASEAN con China, Japón y la República de Corea. Además de los líderes de ASEAN, estuvieron presentes en el encuentro el Primer Ministro de China, Li Keqiang, el Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe y la Presidenta de la República de Corea, Park Geun-hye. Los líderes conversaron además acerca del XX aniversario del establecimiento del mecanismo ASEAN+3, que se cumplirá en 2017.

Según (Xinhua, 2016) “la primera Cumbre ASEAN+3 se llevó a cabo en Malasia en diciembre de 1997, un momento importante en el que todos los países de la región enfrentaban un revés económico. Se considera que la crisis financiera dio impulso a esta cumbre. Un total de 66 mecanismos de diálogo en varios niveles se han establecido en 24 campos en el marco de ASEAN+3 para abarcar diplomacia, economía, finanzas, agricultura, trabajo, turismo, medio ambiente, lucha contra el crimen transfronterizo, cuidado de la salud, energía, telecomunicaciones, bienestar social e innovación en la administración”[3].

XIX Cumbre ASEAN-China en la Conmemoración de los 25 años de relaciones.

Si bien las cumbres de la ASEAN con los contrapartes anteriores fueron significativas, la de mayor trascendencia fue la realizada con China por los resultados obtenidos. Durante el diálogo también afloró el conflicto por la soberanía de las islas Paracels y Spratlys en el mar de China Meridional que enfrenta a cuatro socios de ASEAN -Brunei, Filipinas, Malasia y Vietnam- con Beijing, además de Taiwán.

La cumbre estuvo precedida por la publicación desde Filipinas de una decena de fotos de barcos chinos en el atolón de Scarborough, cuya reivindicación por parte de Manila fue respaldada por la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) recientemente. El presidente filipino, Rodrigo Duterte, aprovechó la reunión para reclamar que se respete la ley internacional para resolver las disputas, petición a la que se unió Singapur, que también defendió la libertad de navegación en la zona.

En el diálogo con China no se aludió al fallo de la CPA, que desestimó las reclamaciones históricas de Beijing en ese espacio marítimo, según indicó en rueda de prensa el portavoz de Duterte, Ernesto Abella. El representante filipino precisó que no se hizo ninguna petición explícita a China para que acate el arbitraje y confirmó la existencia de «conversaciones en curso» con China que se desarrollan sin fechas límite ni presiones, «siguiendo el estilo asiático», precisó, sin querer entrar en detalles. Si bien se ha manifestado que ambas partes están en conversaciones, las acciones recientes de la publicación de las fotos de los barcos chinos en Scarborough han sido con el propósito de demostrarle a Beijing que Manila está al tanto de lo que ocurre en la zona.

En el comunicado conjunto, ASEAN-China reiteraron su compromiso con la elaboración del marco de un Código de Conducta -que negocian desde 2010- para dirimir conflictos de forma pacífica y mejorar la comunicación para prevenir incidentes. Ambas partes acordaron en agosto pasado completar en 2017 el marco del citado Código de Conducta y crear una línea roja de comunicación para usar en caso de crisis. Lo que se dio un paso en las relaciones bilaterales por la estabilidad y la seguridad regional.

Si bien el tema del conflicto del mar del Sur de China es el punto más complicado de las relaciones, la economía fue el segundo tema de importancia en la agenda oficial de la reunión con el gigante asiático. China es el mayor inversor en la región, con un monto de 160.000 millones de dólares en el 2015, y el principal socio comercial del grupo, con un intercambio de 472.000 millones de dólares en el mismo año.

Ambas partes ya tenían firmado un acuerdo de libre comercio (TLC), sin embargo reiteraron en un comunicado emitido tras la reunión su compromiso de actualizar dicho acuerdo y reforzar lazos económicos con la plena implementación del tratado bilateral de libre comercio y otras medidas como potenciar el turismo, la educación o las infraestructuras.

China y la ASEAN acordaron actualizar dicho acuerdo en noviembre de 2015, el primero de China con socios comerciales extranjeros, tras cuatro rondas de negociaciones iniciadas oficialmente en agosto de 2014. La medida no solo fortalecerá los vínculos comerciales y económicos entre las dos partes, sino que también ayudará a conseguir las metas de alcanzar un billón de dólares de comercio bilateral y 150.000 millones de dólares de inversión bilateral para 2020. Dicho acuerdo contribuirá además a las negociaciones que se están realizando sobre la Asociación Económica Regional Integral (RCEP en inglés), donde incluye junto a la ASEAN y China, a Australia, Corea del Sur, India, Japón y Nueva Zelanda.

Las negociaciones de RCEP han entrado en una etapa crucial. Hasta el momento se han llevado a cabo un total de 13 rondas de negociaciones y se han celebrado cuatro reuniones a nivel ministerial, con el establecimiento de un grupo de trabajo relacionado. Se han logrado avances en las conversaciones relativas a los sectores de comercio de mercancías, comercio de servicios, inversión, cooperación económica y técnica, propiedad intelectual, política de competencia, legislación y mecanismo.

China respeta el rol central de la ASEAN en las negociaciones y está dispuesta a trabajar con este bloque para sacarlas adelante y reducir las diferencias entre las dos partes a fin de concluirlas dentro de este año. La RCEP[4] incluye potencialmente a más de 3.000 millones de personas, lo que representa el 45% de la población mundial, y un PIB combinado de 21,3 billones de dólares estadounidenses, que supone el 40% del comercio mundial. Una vez que se concrete, se optimizarán notablemente las redes de producción y las cadenas de valor en la región, ayudando a Asia a convertirse en «una fábrica mundial» en las cadenas de valor globales. Simplificará los complicados lazos comerciales entre los países asiáticos, eliminará las barreras comerciales, promoverá el comercio y facilitará las inversiones.

China pretende alinear la cooperación industrial con la ASEAN a partir de la conexión de la Iniciativa “Una Franja, una Ruta” con el Plan de la Comunidad Económica de la ASEAN 2025 y el Plan Maestro sobre la Conectividad de la ASEAN, así como los planes de desarrollo de los respectivos Estados miembros de la ASEAN.

Otras actividades en el marco de la Cumbre.

El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama aprovechó el inicio de su visita a Laos, la primera de un presidente estadounidense al país, para anunciar el aporte de 90 millones de dólares para los próximos tres años dirigida a financiar la retirada de explosivos, lo que casi dobla lo invertido en las dos últimas décadas. Obama, visitó un centro de rehabilitación para víctimas de las bombas que su país arrojó en Laos durante la Guerra de Vietnam, un día después de elevar la ayuda al país asiático para retirar explosivos sin detonar.

Laos aun arrastra el legado de los más de dos millones de toneladas de bombas que la aviación estadounidense lanzó entre 1964 y 1973 en una operación secreta, lo que convirtió a este país en el más bombardeado de la historia. Miles de artefactos sin estallar siguen enterrados en varias provincias laosianas, donde miles de personas han muerto o han resultado heridas desde el final de la guerra a causa de ellos.

El Presidente estadounidense, visitó además una cooperativa financiada por Washington que ofrece prótesis y apoyo a personas discapacitadas, y destacó que esa guerra afectó a los laosianos más allá del campo de batalla, según un comunicado de la Casa Blanca. En esta visita, el director del centro, Soksai Sengvongkham, detalló a Obama las dificultades a las que se enfrentan los afectados por las bombas y escuchó de una de las víctimas cómo éstas reciben apoyo de las autoridades.

Cobertura mediática de las Cumbres

Para tales eventos, más de 1.000 periodistas de 256 organizaciones de medios de comunicación de todo el mundo se acreditaron para cubrir las cumbres de la ASEAN que se realizaron en Vientiane, capital de Laos. Un total de 1.030 personas de medios de comunicación fue registrado. La cifra más elevada registrada de medios fue de Japón, con 184 personas, seguida por la República de Corea con 152, China 144, Estados Unidos 92 y Tailandia 60.

Los países miembros de la ASEAN también registraron muchos medios de prensa para cubrir las cumbres número 28 y 29 que se realizaron consecutivamente del 6 al 8 de septiembre. Vietnam tuvo a 42 periodistas, Filipinas 42, Singapur 31, Myanmar 28, Malasia 26 e Indonesia 22. Asimismo, se registraron 37 de Rusia, 33 de Australia, 25 de Reino Unido y 16 de la India.

La mayor cantidad registrada de personal de un grupo de medios de comunicación extranjeros fue de NHK (Corporación Difusora de Japón) con 58, seguida por FUJI TV también de Japón con 42, el grupo chino CCTV con 41, CNN con 40, AP 28, NBC News 28 y la Agencia de Noticias Xinhua con 28. Otras organizaciones importantes que enviaron contingentes grandes de personal fueron TV Asahi, 26, Nippon Television 24, Asahi Shimbun 22, Kyodo News 20, Reuters 15, AFP 14 y BBC siete. Cuando Laos organizó la décima cumbre de la ASEAN y sus reuniones relacionadas en 2004, asistieron solamente entre 800 y 900 periodistas de medios de comunicación extranjeros.

 

Consideraciones finales

Las XXVIII y XXIX Cumbres de la ASEAN como reuniones centrales, estuvieron acompañadas además por la Cuarta Cumbre con Estados Unidos, la 19 con China, la 19 ASEAN+3, la 11 con Asia Oriental, la 19 Cumbre ASEAN-Japón, la  18 ASEAN-República de Corea, la Octava ASEAN-Naciones Unidas y la Primera Cumbre Bienal ASEAN-Australia.

Un elemento clave resaltado en los magnos eventos fue la importancia de la unidad. Se manifestó que puede ser difícil para la ASEAN hablar con una sola voz sobre cuestiones donde se tienen diferentes posiciones, pero no se debe dejar que esas diferencias dividan al bloque. La unidad evita perder la relevancia de la ASEAN y valor ante sus socios. La ASEAN se ha convertido como un actor económico importante en la región de Asia, así como también notable en la geoestrategia de las principales potencias globales. Sin embargo, debido a las contradicciones internas, la ASEAN no representa una entidad de la política mundial. De hecho, la región de la ASEAN, es un campo de la competencia entre los Estados Unidos y China. Japón que es un aliado de Estados Unidos, también está tratando activamente de mantener su juego en la región y más reciente se han unido Corea del Sur e India.

A pesar de los intereses mutuos de la cooperación económica, dentro de la asociación no existe una posición común en los temas geopolíticos. En particular, se trata de una controversia sobre la delimitación de las aguas en el Mar del Sur de China. Mientras que Vietnam y las Filipinas tradicionalmente se oponen a las alegaciones de China, los países que no están involucrados en esta disputa territorial: Myanmar, Laos y Camboya, han negado apoyar la dura postura consolidada sobre las reclamaciones chinas en esta región.

Los ministros de Asuntos Exteriores de ASEAN no pudieron incluir ninguna referencia al fallo de la Corte Permanente de Arbitraje en contra de China días después en un comunicado conjunto debido al veto de Cambodia (país al que  China acababa de realizar un donativo de 500 millones de dólares). El alineamiento de Phnom Penh con los intereses chinos ya provocó que en 2012 ASEAN terminara por primera vez en sus 49 años de historia una cumbre, la que se celebró en Cambodia, sin emitir el tradicional comunicado final.

Cambodia, que no tiene demandas territoriales en esa zona, aboga por evitar que ASEAN se posicione en el contencioso, y defiende una resolución de las disputas de forma bilateral, que es lo propuesto por Beijing. No obstante, sí pudieron expresar la común preocupación por la construcción de islas artificiales en el Mar del Sur de la China. En agosto, China y ASEAN buscaron acercar posiciones y acordaron finalizar a mediados de 2017 el marco para un código de conducta que relaje las tensiones en el mar de China Meridional, y crear una línea de comunicación de emergencia para utilizar en caso de crisis.

Durante la cumbre, los líderes de ASEAN aprobaron un nuevo plan de conectividad hasta 2025 que fijó en 110.000 millones de dólares la necesidad de inversión anual en infraestructuras en la región para respaldar el crecimiento económico, lo que puede ser respaldado en una gran parte por el Banco Asiático de Inversiones e Infraestructura (BAII), impulsado por China. El grupo también dio el visto bueno a un plan de cinco años dirigido a reducir las diferencias en desarrollo entre los socios del grupo y mejorar la competitividad de la región.

La postura de Duterte en las cumbres fue un potencial revés para los intereses norteamericanos en el Sudeste Asiático. Manila es uno de los más prominentes socios regionales de Washington, con quien mantiene una estrecha relación representada por el Acuerdo de Cooperación de Defensa Mejorada, que incluye presencia militar norteamericana en bases filipinas, firmado en 2014 y con una validez de 10 años, y cuenta con el apoyo norteamericano en su disputa territorial por el atolón disputado. El nuevo líder filipino, antiguo alcalde de Davao, tiene una aproximación a China mucho más amable que sus antecesores.

No se esperaba que la histórica visita de Obama a Laos -la primera de un presidente de Estados Unidos- lavase la imagen norteamericana en Laos ni los infames recuerdos que atesora la población. El presidente norteamericano compareció en el Centro Nacional Cultural de Laos para admitir aquella guerra sucia que el Gobierno de la época nunca admitió. Obama constató «el sufrimiento y los sacrificios de todas las parte de aquel conflicto» pero evitó pedir perdón por la flagrante injerencia y los crímenes de la administración norteamericana entonces.

El viaje de Obama a Laos tuvo un doble objetivo, estratégico y económico, según la propia Casa Blanca. Por un lado, busca afianzar sus alianzas regionales en la cuestión del Mar del Sur de China. Mientras por otro lado, Obama insistió en que «el TPP es un pilar fundamental de reequilibrio para Washington en la región de Asia y el Pacífico», y agregó que el comercio y el crecimiento que proporciona este acuerdo «reforzarán las alianzas de seguridad y las asociaciones regionales de Estados Unidos».

Debe señalarse además que con motivo de las cumbres efectuadas, Chile, Egipto y Marruecos se adhirieron en esta ocasión al Tratado de Amistad y Cooperación del Sudeste Asiático, en el que participan 35 estados.

Fuentes bibliográficas consultadas:

·         http://www.elmundo.es/internacional/2016/09/07/57ce8bade2704e46078b456d.html

·         http://asean.org/lao-pdr-deposits-instrument-of-ratification-for-the-protocol-to-the-asean-charter-on-dispute-settlement-mechanisms/

·         http://www.efe.com/efe/america/mundo/obama-visita-a-las-victimas-de-los-bombardeos-estadounidenses-en-laos/20000012-3033129

·         http://www.infobae.com/america/eeuu/2016/09/07/el-paseo-de-barack-obama-en-laos-descalzo-y-bebiendo-de-un-coco/

·         http://vovworld.vn/es-es/Noticias/Primer-ministro-vietnamita-confia-en-buen-futuro-de-la-cooperacion-AseanChina/468998.vov

·         http://katehon.com/es/article/filipinas-quiere-un-mundo-multipolar-sin-la-dictadura-de-los-eeuu

·         https://www.asean2016.gov.la/index.php?r=site/newsDetail&page=37

·         http://es.euronews.com/2016/09/06/arranca-la-cumbre-de-la-asean-en-medio-de-la-polemica-entre-obama-y-duterte

 

·         http://www.voanoticias.com/a/eeuu-laos-obama-visita-oficial-/3494598.html

·         https://noticias.terra.com.co/mundo/la-disputa-territorial-con-china-pondra-a-prueba-la-cohesion-de-asean,40fccb443c72b0a106b5196cb8797e1chven6s7s.html

·         http://www.swissinfo.ch/spa/filipinas-acusa-a-china-de-construir-una-isla-en-el-mar-de-china-meridional/42427304

·         http://noticias.lainformacion.com/catastrofes-y-accidentes/accidente-de-transporte/accidentes-maritimos/Manila-Pekin-construir-secreta-China_0_951505615.html

·         Magazine http://tribumagazine.net/2016/09/filipinas-pide-respeto-a-la-ley-internacional-en-las/

·         http://www.publimetro.com.mx/noticias/cumbre-de-asean-en-laos-se-centra-en-economia-seguridad-y-zika/mpif!HMMWocSrt6TMw/

·         http://spanish.xinhuanet.com/2016-09/02/c_135655571.htm

·         http://katehon.com/es/agenda/cumbre-de-la-asean-importancia-geopolitica

·      http://www.eldiario.es/economia/ASEAN-China-refuerzan-economicos-territoriales_0_556444949.html

·         http://spanish.xinhuanet.com/2016-09/04/c_135659730.htm

·         http://spanish.xinhuanet.com/2016-09/09/c_135673416.htm

·         https://noticias.terra.com/mundo/asean-y-china-se-reunen-en-una-cumbre-con-la-disputa-territorial-de-fondo,89c1f75ee6ce19fc095ff53c5fac42d7fv95qgcu.html

·         http://www.eldiariodecoahuila.com.mx/internacional/2016/9/19/batalla-asia-diplomacia-china-retorica-vacia-eeuu-604700.html

 


[1]Disponible en: http://www.swissinfo.ch/spa/el-presidente-filipino-ordena-a-los-asesores…

[2]El Nuevo Ejército del Pueblo (NEP o NPA según sus siglas en inglés), es el ala militar del Partido Comunista de las Filipinas. Fue creado el 29 de marzo de 1969. El NEP llevó a cabo su lucha armada basándose en la línea estratégica de la guerra popular prolongada. El NPA ha sido calificado como grupo terrorista por los Estados Unidos y la Unión Europea. El NPA es un grupo maoísta fundado en 1969 con el objetivo de derribar al gobierno mediante la lucha armada guerrillera.

[3] Disponible en: http://spanish.xinhuanet.com/2016-09/07/c_135668935.htm

[4] Datos obtenidos por el sitio de la ASEAN. Disponible en www.aseansec.org


Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.