Cargando...

Rusia y África: relaciones político-diplomáticas en el siglo XXI

junio 14, 2021   0

Con la creación de la Unión Africana en 2002, el continente ha venido experimentando un incremento sostenido de sus vínculos políticos con una mayor cantidad de actores no tradicionales – entiéndanse estos como aquellos países que no tuvieron un pasado colonial en África –. Entre estos actores extracontinentales se encuentran China, India, Japón, Brasil, Turquía y hasta Irán. Esto ha significado un mayor protagonismo de los africanos en las relaciones políticas internacionales. Siguiendo esta tendencia, la región ha venido retomando paulatinamente sus relaciones con la Federación de Rusia, la cual también busca rescatar sus otrora espacios de influencia perdidos en esta área tras el colapso de la Unión Soviética.

A partir de la llegada al poder de Vladimir Putin (2000) se comenzó a concebir la idea de restablecer los vínculos políticos con la región africana. En marzo de 2001 el entonces presidente de Nigeria, Olusegun Obasanjo visitaba Moscú y desde el fin de la URSS, ningún mandatario ruso había viajado al continente. Vladimir Putin fue el único ocupante del Kremlin en llegar a África en 2006, al arribar a Marruecos y posteriormente a Sudáfrica, la primera visita a un país subsahariano. En esta oportunidad fue recibido en la ciudad de Cape Town por el entonces presidente sudafricano, Thabo Mbeki. Entre los temas abordados estuvieron el interés ruso de invertir e incrementar la cooperación entre ambos países en el sector minero (Wines, 6 de septiembre de 2006). A partir de aquí, y con un promedio de cada tres años, se realizaría al menos un viaje a África Subsahariana por parte de los presidentes rusos.

En 2009, durante la extensa visita oficial a la región por parte del mandatario Dimitri Medvédev, que lo llevó a Egipto, Nigeria, Namibia y Angola, se reconoció cómo Rusia había descuidado sus relaciones con estos países desde el fin de la época soviética. En su gira africana, las más larga realizada por un presidente ruso a la región, Medvédev se reunió con las principales figuras políticas de dichas naciones (AFP, 21 junio 2009). En Egipto se interesó por la paz en el Medio Oriente, sobre todo en cuanto al conflicto israelí-palestino. Para la fecha, en Nigeria, Rusia tenía una Embajada en Lagos y una oficina en Abuja. No fue hasta junio de 2009 que un presidente ruso llegara por primera vez a esta nación del África Occidental. En esta oportunidad se firmaron acuerdos sobre cooperación para el uso pacífico de la energía nuclear. Además, el gigante del gas ruso, Gazprom y la Corporación Nacional de Petróleo de Nigeria (Nigerian National Petroleum Corporation) firmaron convenios para crear una empresa conjunta y mostró interés en participar en el proyecto de construcción del gasoducto transahariano cuyo objetivo era el de suministrar a Europa gas nigeriano, este proyecto se paralizó posteriormente por las amenazas del terrorismo en el norte de Nigeria.

En Namibia, el mandatario ruso estuvo acompañado también por casi 400 personas entre funcionarios y hombres de negocio rusos, incluidos el presidente de Gazprom, de la estatal Rosatom – tema energía nuclear para uso civil – y Alrosa – compañía de diamantes –. Con la visita se firmaron acuerdos en materia energética, minería, comercio e inversiones. En la etapa posterior a esta visita, la ayuda rusa al país creció de 90 mil dólares en 2012 a 1.5 millones en 2017. En el caso de Angola también se firmaron seis acuerdos en los mismos sectores, incluido el de educación, transporte y cooperación técnica-militar. En el área de las telecomunicaciones se firmó un préstamo ruso de 300 millones de dólares para apoyar además el lanzamiento del satélite angolano Angosat. En el sector energético la empresa estatal petrolera rusa Zarubezhneft y la angolana Sonangol iniciaron conversaciones para explorar depósitos de hidrocarburos.

Visitas oficiales de presidentes de la Federación Rusa a Africa

  Fuente: Elaboración propia

Como se ha podido apreciar, las visitas de alto nivel de funcionarios rusos a la región fueron casi marginales. Más allá de la gira africana de Medvédev por tres países del África Subsahariana, en estos primeros veinte años del siglo XXI, las visitas de mandatarios rusos a África fueron muy escasas. En el caso de Vladimir Putin, este viajó tres veces a África Subsahariana y solo a Sudáfrica. El resto de las visitas oficiales se concentraron en la subregión del África del Norte, siendo Egipto el país priorizado, lo que es indicativo del rol que tienen Egipto y Sudáfrica en las relaciones con Rusia, como se verá más adelante.

Al observar la distribución de las misiones diplomáticas rusas en el continente – conformado por 55 Estados – Moscú sólo no tiene embajadas en Somalia, Sudán del Sur, Malawi, Lesoto, Ezwatini, Níger, Burkina Faso, Togo, Liberia, Sierra Leona y Gambia (11 Estados, sin contar la República Árabe Saharaui Democrática, RASD). Mientras que no tienen representación diplomática en la capital rusa 9 naciones africanas: Níger, Togo, Liberia, Gambia, Sudán del Sur, Malawi, Botsuana, Lesoto y Ezwatini.  Es decir, con solo siete países subsaharianos no tienen vínculos diplomáticos directos – embajadas en ambos lados –, lo cual no quiere decir que no haya algún otro tipo de intercambio político.  

A pesar de esta situación particular, las relaciones políticas entre Rusia y África se han ido incrementando, no solo en el plano bilateral sino también en el multilateral, debido al creciente apoyo de los africanos a las posiciones rusas en la ONU. Por ejemplo, en 2014, en la Asamblea General de la ONU, de los 58 países que se abstuvieron en la resolución que buscaba condenar a Rusia por su anexión de Crimea, siete fueron africanos: Egipto, Argelia, Sudáfrica, Mali, Ruanda, Senegal y Gabón. Desde el 2015, las visitas de mandatarios africanos a Moscú se incrementaban: el presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe (2015), el Rey de Marruecos, Mohammed VI (2016) y el de Guinea, Alpha Condé (2017). 

En 2017, en el contexto de la Cumbre de los BRICS desarrollada en la ciudad china de Xiamen del 3 al 5 de septiembre, el presidente sudafricano Jacob Zuma le extendió la invitación a su homólogo ruso para que visitara el país austral. En esta ocasión el mandatario ruso dijo que «las relaciones entre nuestros países avanzan en varios ámbitos, pero hubo tendencias globales que alteraron la marcha de las mismas (…) Es hora de revertir esta tendencia y ver lo que podemos hacer juntos«. (Sputnik, septiembre 2017). Una clara alusión al interés de seguir fortaleciendo las relaciones bilaterales y no solo en el contexto del grupo BRICS, como había sido casi la tendencia desde 2010 cuando Sudáfrica entró al grupo. 

Durante la última visita de Putin a Johannesburgo, Sudáfrica, del 25 al 27 de julio de 2018, en el marco de la X Cumbre de los BRICS, el mandatario ruso sostuvo intercambios bilaterales con varios jefes de Estado africanos invitados: Namibia, Gabón, Angola, Senegal, Uganda, Togo y Ruanda (Telesur, 26 julio de 2018). Esta fue una oportunidad única para lanzar la idea de celebrar una Cumbre Rusia-África, un hecho que no tenía precedentes en las relaciones con la región y a este fin se consagraron las autoridades rusas. Asesorados por los investigadores del Instituto de Estudios Africanos de la Academia de las Ciencias de Rusia, la política exterior rusa se encaminó a concretar mayores acciones políticas con la región. Por lo tanto, la decisión de celebrar una reunión de esta magnitud indicaba el cambio de percepción hacia África desde Moscú.

Entre junio y julio de 2018 se realizaron otros eventos como el Fórum Económico de San Petersburgo, en el cual el presidente de la República Centroafricana, Faustin-Archange Touadéra fue el invitado de honor. Igualmente se efectuó la reunión anual del Banco Africano de Exportación-Importación (Afreximbank), en el cual Rusia desde hacía dos años era accionista y además una reunión Interparlamentaria Rusia-África, celebrada en Moscú. Sin dudas, fueron importantes pasos hacia un nivel superior de las relaciones.  A partir de 2018 llegaron a Moscú los mandatarios Faustin-Archange Touadéra (RCA), el senegalés Macky Sall y el egipcio Abdel Fatah Al Sisi. En 2019, lo hicieron los presidentes de Zimbabwe, Emmerson Mnangagwa; el de Angola, Joao Lourenço y el del Congo, Denis Sassou Nguesso. 

Varias fueron las figuras rusas encargadas de impulsar esta iniciativa lanzada por Vladimir Putin en Johannesburgo. Entre ellas se encontraban Mikhail Leonidovich Bogdanov (Embajador de Rusia en Egipto entre 2005 y 2011), enviado especial para el Medio Oriente y África. Bogdanov viajó por Egipto, Kenya, Tanzania, República Centroafricana y Sudán, país con el cual se debían reconstruir las relaciones después del golpe de Estado contra Omar al Bashir. También participó en la toma de posesión del presidente malgache Andy Rajoelina y del mauritano Mohamed Ould Ghazouani. Otras figuras prominentes que estuvieron involucradas en su organización fueron el asesor diplomático de Putin, Yuri Uchakov y Andrei Kemarski, conocido en el ministerio de relaciones exteriores rusos como “Mr. África Subsahariana”. Kermarski había estado presente en la Conferencia de Jartum sobre el conflicto en la República Centroafricana. Un rol muy importante en esta Cumbre lo tuvo el Instituto de Estudios Africanos de Rusia, encabezado por la Sra. Irina Abramova. (Dedet, 19 agosto 2019). Todos estuvieron, de una forma u otra, presentes en varias reuniones y encuentros que, durante el año 2019, sirvieron de preámbulo a la Cumbre y el Foro. 

Un año después, se realizaba la Primera Cumbre Rusia-África, que marcó sin dudas un antes y un después en esas relaciones. Este cónclave se desarrolló entre los días 23 y 24 de octubre de 2019 en la ciudad de Sochi. Esta fue la primera iniciativa multilateral lanzada por Rusia con la región, siguiendo los pasos de Francia, Reino Unido y la Unión Europea, así como de otros actores no tradicionales como China, India, Japón y Turquía, – que tienen establecidos estos mecanismos de manera sistemática.

Un evento como este, que también incorporó un foro económico, no tenía precedente en la relación entre ambas regiones. La Cumbre se realizó bajo el liderazgo del presidente ruso, Vladímir Putin, y del mandatario egipcio y presidente de turno de la Unión Africana Abdel Fatah al Sisi. En la Cumbre participaron 43 jefes de Estado y líderes de las principales asociaciones y organizaciones subregionales africanas, incluidos representantes de la RASD. Vladimir Putin programó unas trece reuniones bilaterales como parte de la agenda de la Cumbre.

Los resultados fueron muy alentadores, puesto que se firmaron múltiples memorandos de entendimiento para facilitar el comercio ruso, especialmente en el plano de la infraestructura energética, equipamiento militar e incluso, proyectos ambiciosos encaminados a instalar reactores nucleares en países de África. (MINREX, 24 de octubre de 2019). La Declaración Final de la Cumbre incluyó el establecimiento del Fórum de Asociación Rusia-África (Russia-Africa Partnership Forum), el cual sería dirigido por un Secretariado que tendría entre sus objetivos la implementación de los acuerdos de la Cumbre. También se presentó el informe titulado “Rusia-África: Visión Compartida 2030” (Russia-Africa: Shared Vision 2030) coordinado, entre otros, por los africanistas rusos Alexei Vasiliev, Yevgeny Korendyasov y Andrei Maslov, el cual servirá como documento guía en las relaciones birregionales. Además, se creó la Asociación para la Cooperación Económica con Países Africanos (Association of Economic Cooperation with African Countries). 

El Secretariado es dirigido por el diplomático ruso arabo-parlante, Oleg Ozerov y se encarga de organizar las reuniones anuales entre Rusia y la troika de la Unión Africana. Ya se han realizado varias reuniones virtuales a causa de la pandemia de la Covid-19, como la de julio de 2020 en la que participaron los ministros de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov; de Egipto, Sameh Shoukry; y las ministras de Suráfrica, Naledi Pandor, y de la República Democrática del Congo, Marie Ntumba Nzeza. (Castel, 11 de noviembre de 2020). Estos encuentros persiguen dinamizar las relaciones bilaterales y allanar el camino para la Segunda Cumbre Rusia Africa a celebrarse en 2022, es decir que tendrán una frecuencia de tres años. Todavía no está decidido el país africano que será la sede del encuentro multilateral. (EFE, 2021).

Todo lo anterior es un ejemplo de cómo se ha comenzado a articular una política africana desde Rusia más proactiva, cuyo escenario principal tiende al fortalecimiento de los vínculos político-diplomáticos bilaterales, principalmente con Egipto, Argelia y Sudáfrica, pero también con la Unión África y en otros foros de concertación internacionales. Cada una de estas acciones políticas también están siendo respaldadas por un intercambio comercial, que todavía no es significativo, pero que de igual manera tiende a su crecimiento.

Referencias

AFP (21 junio 2009). Medvedev viaja a África para reinstaurar la influencia rusa en el continente. Disponible en: https://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/1346759/06/09/Medvedev-viaja-a-Africa-para-reinstaurar-la-influencia-rusa-en-el-continente.html

Castel, Antoni (11 de noviembre de 2020). Rusia en África: minería, armas y mercenarios. Politica Exterior. Disponible en: https://www.asodeguesegundaetapa.org/rusia-en-africa-mineria-armas-y-mercenarios-antoni-castel-politica-exterior/

Dedet, Joséphine. Russia-Africa: Putin’s continental Strategy. The Africa Report. 19 agosto 2019. Disponible en: https://www.theafricareport.com/16335/russia-africa-putins-continental-strategy/

EFE (2021). Putin anuncia para 2022 la segunda cumbre entre Rusia y África. Disponible en: https://www.swissinfo.ch/spa/rusia-%C3%A1frica_putin-anuncia-para-2022-la-segunda-cumbre-entre-rusia-y-%C3%A1frica/46475342

Gómez, Gonzalo (6 de diciembre de 2019). Así influye Rusia en África. Mundo Negro. Disponible en: https://atalayar.com/content/as%C3%AD-influye-rusia-en-%C3%A1frica

Isilow, Hassan (4 de marzo de 2021). Africa turns to Russia, China for Covid-19 vaccine. Anadolu Agency. Disponible en: https://www.aa.com.tr/en/africa/africa-turns-to-russia-china-for-covid-19-vaccine/2164154

Jorge, Martín (8 de julio de 2020). Rusia: una presencia incondicional en África. Disponible en: https://sintesismundial.wordpress.com/2020/07/08/rusia-una-presencia-incondicional-en-africa/

Mateos Navarro, Iván (15 febrero 2020). Rusia gana la “guerra de la influencia” en África. Disponible en: https://observatorio.cisde.es/actualidad/rusia-gana-la-guerra-de-la-influencia-en-africa/

Mediacongo (24/10/2019). Sommet Russie-Afrique: l’axe Moscou-Kinshasa se revitalise. Disponible en: https://www.mediacongo.net/article-actualite-58468_sommet_russie_afrique_l_axe_moscou_kinshasa_se_revitalise.html

MINREX (24 de octubre de 2019). Primera cumbre Rusia-África. Disponible en: http://misiones.minrex.gob.cu/es/articulo/primera-cumbre-rusia-africa

Nkambeh Tih, Felix (5 de noviembre de 2019). El retorno de Rusia a África aumenta la competencia por el continente. Disponible en: https://www.aa.com.tr/es/mundo/el-retorno-de-rusia-a-%C3%A1frica-aumenta-la-competencia-por-el-continente/1636518

Sputnik (septiembre 2017). El presidente de Sudáfrica invita a Putin a visitar el país. Disponible en: https://mundo.sputniknews.com/20170904/brics-rusia-africa-relaciones-bilaterales-1072076203.html

Telesur (26 de julio de 2018). Presidente Putin llega a la cumbre de los Brics en Sudáfrica. Disponible en: https://www.telesurtv.net/news/presidente-putin-llega-cumbre-brics-sudafrica-20180726-0010.html

Wines, Michael (6 de septiembre de 2006). Putin Visits South Africa, Seeking Good Will and Trade. Disponible en: https://www.nytimes.com/2006/09/06/world/europe/06putin.html


Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.