Cargando...

Algunas consideraciones preliminares sobre la Estrategia de Seguridad Nacional de 2017 de los EE.UU

enero 19, 2018   0

El 18 de Diciembre de 2018 fue presentada, por el Presidente Donald John Trump, la Estrategia de Seguridad Nacional (ESN) de los Estados Unidos de América (a la que le adicionan el calificativo de America First, o sea, Estados Unidos Primero).

Esta ESN es la  decimosexta emitida desde el año 1987,  a partir de lo estipulado por la Ley de Reorganización del Departamento de Defensa Goldwater-Nichols de 1986 (Department of Defense Reorganization Act of 1986 (Goldwater-Nichols Act), P.L. 99-433, §603,  codified in Title 50, U.S. Code, §3043), en la cual se estableció  la obligación del gobierno de EE.UU. de emitir un documento o informe ante el Congreso en el que deberían pronunciarse, los intereses, metas y objetivos de los EE.UU.; las políticas, los compromisos internacionales y las capacidades necesarias para cumplir con esos objetivos; y el uso de los elementos del poder nacional para alcanzar dichos objetivos; y que debía proporcionar una evaluación de los riesgos asociados.

De acuerdo a los criterios de expertos norteamericanos[i], la ESN, para el gobierno de Estados Unidos en su conjunto, teóricamente, puede servir para varios propósitos distintos:

  • Definir objetivos priorizados, e  indicar cuales elementos del poder nacional se van a utilizar para cumplir con ellos, por lo que puede proporcionar orientación a los departamentos y organismos para utilizar en sus procesos internos en la elaboración de presupuestos, planificación y ejecución, y la organización, capacitación y equipamiento de personal.
  • Al vincular claramente los objetivos con enfoques diseñados para cumplir con ellos, la estrategia de seguridad nacional puede proporcionar al poder ejecutivo  herramientas claves para la toma interna de decisiones, y para justificar los recursos y las autoridades solicitadas al Congreso.
  • Al presentar una visión estratégica detallada, puede ayudar a informar a las audiencias públicas, tanto en casa como en el extranjero alrededor de  las intenciones del gobierno de EE.UU.

Como antecedente de la promulgación de esta nueva ESN, queremos destacar que el Presidente Trump emitió el 27 de  Enero de 2017 un documento denominado Presidential Memorandum on Rebuilding the U.S. Armed Forces  (Memorando Presidencial para Reconstruir las FF.AA. EE.UU.), en el cual, aludiendo a las potestades de su cargo, dio un conjunto de órdenes, que en esencia, representan un fortalecimiento de la postura militarista que pretende asumir el gobierno norteamericano.

En dicho documento se orientaba  la presentación, para 2018,  de dos documentos principales,  una nueva Estrategia de Seguridad Nacional por el gobierno, y una Estrategia de Defensa Nacional por el DOD.

Se incluye además la encomienda de revisar la  Postura Nuclear  de EE.UU. para asegurar que la fuerza de disuasión nuclear  “ sea  moderna, robusta, flexible, resistente, preparada y adecuadamente adaptada para disuadir las amenazas del siglo XXI y tranquilizar a sus aliados”, así como una nueva Revisión de la Defensa de Misiles Balísticos para identificar formas de fortalecer las capacidades de defensa antimisiles, reequilibrar las prioridades de defensa del territorio de EE.UU.,  y capacidades de teatro (o sea, de los Comandos Unificados),  destacando las áreas de financiación prioritaria.

Indudablemente, los integrantes del equipo de asesores de seguridad  nacional del presidente Trump tomaron las medidas necesarias para adelantar la presentación de la ESN, y de ahí que esta haya sido hecha pública a finales del 2017; esto no se corresponde con la práctica de las anteriores administraciones, a partir de George W. Bush, que generalmente demoraban más de año y medio para enunciar sus correspondientes ESN:

  • Administración Bush : Septiembre de 2002 y Marzo 2006
  • Administración Obama: Mayo de 2010 y Febrero de 2015

Previo a la presentación de la ESN de 2017, el asesor de seguridad nacional del gobierno norteamericano[ii], Teniente General McMaster, en el Forum Ronald Reagan de Defensa Nacional,  realizado el 2 de diciembre en California, esbozó algunos de los aspectos principales de dicho documento.

Haciendo una comparación con la ESN anterior, emitida en 2015, podemos decir primeramente que el documento hecho público recientemente   es mucho mas extenso; el documento de la administración Trump tiene 68 páginas, contra los 35 de la ESN de 2015 (ambos en formato pdf)[iii].

El documento está encabezado, como es usual, por una introducción hecha por el presidente norteamericano. Uno de los aspectos que nos llama más la atención es la insistencia de Mr. Trump en autopropagandizar los supuestos logros de su gobierno, escarnecer  a la anterior administración y justificar el claramente armamentista sesgo de su gobierno.

Existe una clara diferencia entre los Intereses de Seguridad Nacional enunciados en la actual ESN y los que se presentaron en la correspondiente a 2015, independientemente de que ambas propugnaban el denominado liderazgo o preeminencia de Estados Unidos sobre el resto del planeta. La actual ESN está, como puede colegirse de su propia denominación de “América First”, mucho más enfocada en los intereses de EE.UU. y su lenguaje no parece tener muy en cuenta la existencia de aliados al enunciar tales intereses; también en más enfática en propugnar el interés en reforzar el poderío militar, lo que está en concordancia  con la amplia presencia en su equipo de gobierno de generales, tanto en activo como en retiro.

A continuación, véase una comparación entre los denominados Intereses de Seguridad Nacional presentados en ambas ESN:

INTERESES DE SEGURIDAD NACIONAL

ESN 2017

ESN 2105

Primero, nuestra responsabilidad es proteger al pueblo estadounidense, el territorio nacional, y el modo de vida americano.

La seguridad de Estados Unidos, sus ciudadanos, y los aliados y socios de EE.UU.;

Promover la prosperidad estadounidense

Una fuerte, innovadora y creciente economía de Estados Unidos en un sistema económico internacional abierto que promueve oportunidades y la prosperidad

Preservar la paz mediante la fuerza mediante la reconstrucción de nuestras fuerzas armadas para que esta permanezcan preeminentes, disuadir nuestros adversarios y, si es necesario, sean capaces de combatir y vencer.

respeto de los valores universales en el país y en todo el mundo

Incrementar la influencia estadounidense debido a que un mundo que apoye los intereses estadounidenses y refleje nuestros valores hará a Estados Unidos más seguro y próspero.

Un orden internacional basado en normas, encabezado por el liderazgo de Estados Unidos que promueve la paz, la seguridad y las oportunidades a través de una mayor cooperación para enfrentar los desafíos globales

Comparada con la ESN anterior, no se hace un listado general de las amenazas y riesgos para la seguridad nacional sino que se van presentando en la medida en que, dentro de la estructura del documento, se van analizado en los capítulos asignados a los cuatro intereses de seguridad nacional, que reciben la denominación de Pilares (Pillar), más un quinto capítulo donde se valora la situación en las diferentes áreas geográficas del planeta; algo que nos llama la atención es que, con una excepción (el acápite asignado a Sur y Centro Asia), las regiones analizadas coinciden con las denominadas Áreas de Responsabilidad (AR) de los Comandos Militares Unificados de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. No creemos que esto sea casual.

El denominado Pilar I Proteger al Pueblo Estadounidense, el Territorio Nacional y el Modo de vida Norteamericano,  primeramente valora la protección de las fronteras y el territorio nacional de EE.UU., y se refiere a las armas de destrucción masiva, las llamadas bio-amenazas y pandemias,  y la reforzamiento de la política de inmigración y el control fronterizo. Posteriormente  se refiere a enfrentar en sus lugares de origen al llamado jihadismo y a las bandas criminales transnacionales. Seguidamente hace referencia a los aspectos relacionados con la Ciberseguridad, y finalmente, dedica un acápite a lo que denominan reforzar la capacidad del país para enfrentar diferentes catástrofes o eventos (lo que ellos denominan resilience); como era de esperar en un gobierno que se retiró del Acuerdo de París, no aluden al Cambio Climático, que sí estaba mencionado en la ESN anterior.

El llamado Pilar II se refiere a las medidas económicas que pretenden restablecer la, según ellos, afectada economía de EE.UU. por malas políticas de gobiernos anteriores y acciones “aviesas”  de adversarios y otras naciones.

El Pilar III se denomina Preservar la Paz mediante la Fuerza, y se refiere a las medidas de claro corte armamentista que se han ido tomando para incrementar las capacidades de la industria militar norteamericana, sus ventajas tecnológica, y hacer aún más poderosas a las Fuerzas Armadas estadounidenses, incluyendo sus capacidades nucleares, en el espacio cósmico, de guerra cibernética, sus capacidades de inteligencia (espionaje), etc. También hace referencia a las acciones en el campo de la diplomacia.

Una muestra del peso que el Complejo Militar Industrial está teniendo en este gobierno y que guarda relación con este Pilar,  es el hecho de que pocos días antes de la presentación de la nueva ESN, el presidente Trump firmaba la Ley del Presupuesto Militar para el Año Fiscal 2018[iv], y que ascendió a 692 mil millones de dólares, un incremento de cerca de 80 mil millones de dólares respeto al último presupuesto de la era Obama.

El Pilar IV, denominado Incrementar la Influencia Estadounidense, se refeire a las medidas que pretenden tomar respecto a su actividad en otros países, buscando nuevos aliados y promoviendo sus valores; la anterior ESN tenía presupuestos similares, aunque esta administración busca una vía más fuerte y no tan sofisticada como la anterior, al menos según lo que se ha visto hasta el momento.

La quinta y última parte, que no recibe la denominación de pilar, se denomina La Estrategia en un contexto regional, y hace, en unas apretadas 8 páginas, algunas consideraciones sobre la actividad de los EE.UU. en las regiones siguientes:

  • Indo-Pacífico (que coincide con el AR del Comando del Pacífico)
  • Europa (AR del Comando de Europa)
  • Medio Oriente (AR del Comando Central)
  • Asia Central y Sur (en esta región confluyen la AR de los Comandos del Pacífico y Central)
  • Hemisferio Occidental (especialmente, el AR del Comando Sur)
  • África (AR del Comando de Africa, AFRICOM); como es usual, dejada para el final.

Dentro de la ESN 2017,  son señalados como adversarios de relevancia China (mencionada 32 veces) y Rusia ( 25 veces), tanto en los capítulos iniciales como en el que se tratan los entornos regionales; la República Popular Democrática de Corea  e Irán calificados como las grandes amenazas (incluso se habla de la “maligna influencia” de Irán en el Medio Oriente).

América Latina es tratada en una sola página, y en la misma se califica a Cuba y Venezuela como “modelos autoritarios izquierdistas anacrónicos”, que reprimen a sus pueblos. Se menciona someramente los problemas de las bandas criminales, tráfico de drogas, personas, etc, que aquejan a la región.

En la parte de las diferentes regiones se hace mención a los principales aliados, fundamentalmente la OTAN, Japón, Corea del Sur, Australia, Israel, y otras naciones. Son interesantes las menciones a Nueva Zelanda y muy especialmente, a la India, a la cual se destaca por su crecimiento e incrementada importancia regional; al respecto, es un elemento a estudiar lo planteado de que EE.UU. buscará incrementar la cooperación “cuatrilateral” con Japón, Australia e India, lo que para nuestro punto de vista solo puede significar que se orienta contra la República Popular China.

Como una conclusión de esta valoración preliminar de la ESN de 2017 (que ya ha sido calificada por varios gobiernos y analistas internacionales como “imperialista”, “anclada en la Guerra Fría”, etc),  consideramos que la misma tiene mucha relación con la política hasta ahora desarrollada por la administración Trump, muy influida por sus integrantes de orientación militarista, de convicciones marcadas por criterios basadas en los conceptos de la teoría geopolítica más reaccionaria, y en los intereses de las grandes transnacionales.

BIBLIOGRAFIA

Dale, Catherine. CRS 43174 National Security Strategy: Mandates, Execution to Date, and Issues for Congress. Congress Research Service, Washington, August 6, 2013 (https://fas.org/sgp/crs/natsec/R43174.pdf)

The White House.The National Security Strategy of the United States of America 2015 . Washington.  February,  2015

(http://www.whitehouse.gov/sites/default/files/docs/2015_national_security_strategy_2.pdf)

The White House.The National Security Strategy of the United States of America.   Washington, December 2017 (https://www.whitehouse.gov/wp-content/uploads/2017/12/NSS-Final-12-18-2017-0905.


[i] Dale, Catherine. CRS 43174 National Security Strategy: Mandates, Execution to Date, and Issues for Congress. Congress Research Service, Washington, August 6, 2013

[ii] Algunos medios destacan que desde la época de Colin Powell, es la primera vez que un militar en servicio activo es asignado para el cargo de Asesor de Seguridad Nacional

[iii] En realidad, las páginas con texto son unas 29 en el documento de la administración Obama y unas 50 en  la ESN 2017.

[iv]  Aprobada tras fuertes debates en el Congreso que demoraron su emisión, pues la misma, nominalmente, debió comenzar a tener efecto el 1 de Octubre de 2017


Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.