Cargando...

Asia Central

La competencia de la OTAN y Rusia en el Cáucaso y Asia Central

junio 1, 2022   0
Artículo publicado en Dossier "Ucrania: Las claves de un conflicto en tiempos de desinformación"

La dinámica de las contradicciones entre Occidente y Rusia en el llamado espacio postsoviético, destapada abiertamente a partir de la crisis ucraniana en el 2014, pero existente desde el fin de la guerra fría, es el contexto en el cual se han manifestado los conflictos entre la OTAN y Rusia en estas áreas. En el presente artículo se abordarán, por un lado, las proyecciones de la OTAN hacia el Cáucaso y Asia Central y por otro las proyecciones de Rusia.

Proyecciones geoestratégicas de la OTAN y la UE hacia el Cáucaso y Asia Central.

A principios de 2008 la UE decidió crear la llamada Asociación Oriental (AO), con el objetivo de integrar a todos los países ex soviéticos europeos y del Cáucaso Sur, que no formaran parte de la UE ni de la OTAN como son, Armenia, Azerbaiyán, Belarús, Georgia, Moldova y Ucrania, más de la mitad de los miembros efectivos actuales de la Comunidad de Estados Independientes (CEI)[1].

El objetivo real de la AO era y es, desmembrar la CEI, la actual Comunidad Económica Euroasiática, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) y evitar la formalización y el fortalecimiento del Estado Unido Rusia-Belarús. En otras palabras, aislar a Rusia de los Estados antes mencionados y acercarlos,  cada vez más a las estructuras euroatlánticas, a la UE y a la OTAN.[2]

Georgia se separó de la CEI desde 2008 y avanza a pasos agigantados hacia una mayor vinculación con la OTAN y la UE. Desde el 1 de septiembre de 2014 se aplica provisionalmente el Acuerdo de Asociación UE-Georgia con su zona de libre comercio de alcance amplio y profundo, a la espera de ratificación por parte de todos los Estados miembros de la Unión[3].

La vinculación de la OTAN con Georgia se ha profundizado en los últimos años. Tiflis aportó tropas a las fuerzas de ocupación en Afganistán (ISAF) y a su última misión, denominada Resolute Support; se mantuvo entre los primeros países de mayor aporte a las dos misiones y también formó parte de la misión militar de la Alianza Atlántica, destacada en Kosovo (KFOR).

La OTAN ha propiciado la entrega de armamento moderno a Georgia. A finales de agosto de 2015, el secretario general de la Organización inauguró un centro de instrucción militar de la Alianza en la base militar georgiana de Krtsanisi, a unos 20 kilómetros al sureste de Tiflis[4]. Georgia se sumó a las fuerzas de respuesta rápida del bloque atlántico, de más reciente creación[5].

La Comisión OTAN-Georgia desarrolla el diálogo político y la cooperación con Tiflis para apoyar la ejecución de las reformas que establecen la OTAN y la UE, respectivamente para lograr las aspiraciones georgianas de acceder a la Alianza Atlántica y tener un status más favorable en el bloque europeo[6].

Las relaciones OTAN- Armenia se profundizan sistemáticamente: Ereván también aportó tropas a la ISAF en Afganistán, también en Resolute Support[7] y participo en KFOR. Por otra parte, recibe asesoramiento del bloque militar  para la seguridad de sus fronteras, intercambia experiencias en diversas ramas de la esfera militar y ha participado en varios ejercicios militares con la Alianza[8].

La OTAN ha desarrollado un grupo de mecanismos para garantizar la cooperación con los países asociados, a partir de una mezcla de políticas, programas, planes de acción y otros, enfocados hacia la interoperabilidad, la creación de capacidades y a las reformas necesarias en cada uno de los Estados que le acompañan. Desde 2012 todos los asociados tienen acceso a determinadas actividades de cooperación y se elabora un programa individual para cada asociado[9].

Armenia recibe financiamiento de diversos programas europeos desde 2007; negoció con la UE durante 2013 un Acuerdo de Asociación, incluyendo una amplia cartera de libre comercio, que sustituyó por su adhesión a la Unión Económica Euroasiática (UEE), liderada por Rusia. No obstante, la UE decidió, inteligentemente, continuar su cooperación en áreas que no chocaran con el estatus armenio actual y se mantuviera la compatibilidad de los compromisos de Ereván con la UEE.

El bloque europeo está tratando por todos los medios de mantener un vínculo fuerte con Armenia para influir en su posible desgajamiento hacia el lado Occidental y que a la larga desista de participar en la UEE, con la consiguiente desestabilización de ésta última y de sus otros socios. De esta manera se desestabilizaría a Rusia por uno de sus flancos.

La OTAN asesora directamente a las tropas azeríes y ambos participan en diferentes ejercicios programados por la Alianza Atlántica, que se propone ampliar la cooperación con Bakú. Las tropas azeríes han participado regularmente en diversas misiones de la OTAN, como la ISAF en Afganistán y en los inicios de KFOR.

Las áreas principales de la cooperación son: la buena gobernanza y el control democrático del sector de la defensa y la seguridad, los planes de defensa y la reorganización de la estructura de las fuerzas armadas azeríes, según los estándares de la OTAN y desarrollar las habilidades de las tropas para que puedan actuar junto a las fuerzas de los países miembros del bloque atlántico[10].

En 2006 Azerbaiyán y la UE firmaron un memorándum de entendimiento en el campo energético, que ha fortalecido dichas relaciones y ha ayudado a reformar y modernizar el sector energético azerí. Desde 2010 la Unión comenzó las negociaciones con Bakú para firmar un convenio de Asociación, todavía en proceso; en 2013 firmaron tres convenios sobre visados, movilidad y readmisión con el objetivo de facilitar los viajes entre ellos y controlar la migración irregular[11].

Se aprecia que EEUU prepara condiciones para provocar la desestabilización de  Armenia que pueda conducir a una revolución “de color”, hacerla salir de la UEE, de la OTSC, liderada por Rusia y crear un nuevo conflicto al Kremlin al estilo ucraniano en sus fronteras.[12] Es posible también, que se esté considerando, además, reavivar el conflicto de Nagorno Karabaj, la creación de una situación de caos en Armenia, con la consiguiente repercusión en la UEE y la agudización del conflicto para Rusia[13]. Una situación como ésta debilitaría a Rusia y permitiría a la OTAN tener pretextos para incrementar la agresividad que ha desarrollado a partir de la crisis ucraniana.[14]

Los cinco Estados del Asia Central son miembros de la Asociación euroasiática para la Paz de la OTAN.

Asia Central, debido a su posición estratégica entre Asia y Europa, —región de tránsito desde los cuatro puntos cardinales— y por sus riquezas minerales y energéticas es una región codiciada por las grandes potencias.

Por el momento la influencia de Rusia y China sobre estos países es fuerte, a través de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) a la cual pertenecen todos, liderada por China y Rusia; la OTSC, liderada por Rusia, en la que participan solo Kazajstán, Tayikistán y Kirguistán y la CEE, a la que pertenecen por el momento Kazajstán y Kirguistán, además de Rusia, Belarús y Armenia. Moscú realiza grandes esfuerzos por incorporar al resto de los centroasiáticos.

La OTAN, como organización bélica, que se adjudica la seguridad de Europa y de EEUU en el área trasatlántica y más allá, busca incesantemente el acercamiento a la región centroasiática en general, con el objetivo de mantener compromisos de cooperación que inclinen poco a poco la balanza en la rama militar hacia Occidente y separe a los países de su entorno histórico.

A excepción de Turkmenistán, la Organización Atlántica mantiene relaciones muy activas con los países centroasiáticos, a través del Programa de Asociación Individual y Cooperación (PAIC), que incluye en lo fundamental el desarrollo de las fuerzas armadas. La cooperación práctica abarca los campos de la instrucción, el entrenamiento de personal, los planes de emergencias civiles y la ciencia. 

Desde 2002 Uzbekistán ha desempeñado un importante papel apoyando las operaciones de la OTAN en Afganistán: autorizó a Alemania a utilizar el aeródromo de Termez. También permitió sobrevolar su territorio y transitar por el mismo para garantizar el abastecimiento a las fuerzas de la Alianza hacia Afganistán y mantiene esa vía de comunicación abierta. Ha cooperado con la Organización Atlántica en la reconstrucción de los viales de Afganistán.

Tayikistán ha apoyado y apoya las operaciones de la Alianza en Afganistán, permitiendo la operación de aviones militares franceses en el aeropuerto de Dushanbé. Personal militar tayiko ha participado con la OTAN en ejercicios militares contra el terrorismo, para la seguridad fronteriza, el manejo de crisis y la ejecución de planes de emergencia contra desastres.

Kazajstán tiene una Brigada de infantería que sistemáticamente realiza ejercicios con los miembros de la OTAN: uno de sus batallones está designado para apoyar las operaciones de mantenimiento de la paz del bloque atlántico. Desempeña un activo papel como anfitrión y además, es participante en ejercicios de la Asociación para la Paz (ApP), de la cual tiene un centro regional de entrenamiento en su territorio. Desde 2006, en cooperación con los miembros de la Alianza, ha sido sede de un ejercicio militar anual para fortalecer la interoperabilidad entre ambas fuerzas[15].

Kirguistán participa en numerosos ejercicios militares de la ApP. El país se encuentra actualmente en el proceso de reformar sus fuerzas armadas y consulta a los miembros de la OTAN, con el objetivo de poder participar con las tropas de este bloque en operaciones de mantenimiento de la paz[16].

Se aprecia que el objetivo es tratar de mejorar las relaciones con Uzbekistán para inclinarlo a entrar en contradicción con Rusia, evitar que se acerque a organizaciones tales como la OTSC o la UEE, pues Rusia está trabajando en esa dirección y de suceder lo contrario, crear una situación de caos que pueda conducir a una revolución de color, un conflicto adicional para Rusia.

La idea estratégica de EEUU en Europa del Este y Asia Central consiste no solo en desarticular a Ucrania de su relación con Rusia objetivo ya logrado; también pudiera activarse la guerra en Nagorno Karabaj y existe la posibilidad de desestabilizar Kirguistán, con lo cual se acondicionaría el frente centroasiático para la campaña estadounidense contra Rusia. Cada uno de estos conflictos puede volver a explotar en cualquier momento y si ocurren simultáneamente, entonces Rusia estaría muy presionada para afrontarlos.

En diciembre de 2012 la ex secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, declaró: “Existe la intención de resovietizar la región, pero no se denominará así. Se llamará Unión Aduanera o Unión Euroasiática, no nos equivoquemos. Sabemos cuál es nuestro el objetivo y tenemos que buscar vías efectivas para prevenir ese paso”.[17] En los escenarios valorados está presente la política exterior estadounidense para desestabilizar a Rusia y la UEE. Con la caída de Ucrania, rápidamente integrada a la sombra de la OTAN, EEUU conspira para reiniciar la guerra en Nagorno Karabaj y desordenar Kirguistán.

Por su parte, la UE incluye a Mongolia en el Asia Central para desarrollar sus políticas y estrategias, a pesar de las diferencias. Con la excepción de Kazajstán y Turkmenistán, todos los países centroasiáticos tienen relaciones comerciales muy limitadas con la UE.

El bloque comunitario considera que, excepto Mongolia, en todas las repúblicas de Asia Central, en particular Turkmenistán y Uzbekistán, se registran deficiencias graves en materia de derechos humanos, así como la ausencia de numerosas libertades fundamentales, que existe el peligro de la expansión de los movimientos extremistas.[18]

La UE tiene una estrategia para Asia Central. Su objetivo es fomentar “sociedades abiertas”, el  Estado de Derecho, la democratización al estilo europeo para el Sur, unas relaciones de cooperación más profundas en materia de seguridad y la diversificación de la energía. Los hidrocarburos de Kazajstán y Turkmenistán pueden resultar importantes para la UE en el futuro. El instrumento eurocomunitario para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH) funciona en todos los Estados, menos en Turkmenistán y Uzbekistán, donde según la UE, las organizaciones de la sociedad civil son poco numerosas, están mal organizadas y se encuentran sometidas a un estricto control.

En cuanto a Tayikistán, el Parlamento europeo ha expresado sistemáticamente su preocupación por la mala situación de los derechos humanos en Turkmenistán, ha condenado la utilización del trabajo infantil en Uzbekistán y ha pedido la supervisión de los derechos humanos.

Acciones y Reacciones rusas

Desde mediados de los noventa Rusia ha tenido una política específica hacia el llamado espacio postsoviético, otorgándole una determinada prioridad. No obstante, a partir de la llegada a la Presidencia del Presidente Putin en mayo de 2012 y de la crisis ucraniana en 2014, este  curso ha tomado nuevas dimensiones y se ha caracterizado por un inusitado activismo que, aunque no lo plantea abiertamente, busca desplazar la influencia occidental en los países del área, a tiempo que fortalece sus posiciones propias. En gran medida se trata de acciones de respuesta a la agresividad occidental, pero también de acciones e iniciativas propias para aumentar su ascendencia en la zona considerada por Moscú como su área de influencia.

En la estrategia de seguridad nacional de diciembre del 2015, el documento que mejor ilustra las prioridades rusas en la actualidad, ocupan los primeros lugares los países del llamado espacio postsoviético, y los esquemas multilaterales vinculados a ellos (Unión Económica Euroasiática, Tratado de Seguridad Colectiva, Organización de Cooperación de Shanghái). La prioridad hacia el área, según la estrategia,  está por encima de las relaciones con China, la Unión Europea o EEUU.[19]

Se han incrementado de manera ostensible los contactos y visitas mutuas al  máximo nivel ente las figuras rusas y los líderes de países de Asia Central y el Cáucaso, además de los contactos y visitas entre las Cancillerías, Ministerios, etc.

Estos numerosos encuentros y visitas se suceden en el marco de las reuniones de los esquemas de integración en el espacio postsoviético, que por lo general se programan en fechas cercanas, además de las visitas bilaterales mutuas.

El núcleo duro de la relación política y diplomática de Rusia en el área es con los países que forman parte de los esquemas de integración político-militares (Tratado de Seguridad Colectiva) y la Unión Económica Euroasiática. En la parte occidental sería Belarús, en el  Caúcaso Armenia, y en Asia Central  Kazajstán, Tayikistán y Kirguistán.

Turkmenistán se ha declarado país neutral y no alineado, mientras Uzbekistán ha tenido desde siempre una posición ambivalente respecto a la relación con Moscú, dada la relación compleja que ha tenido con sus vecinos centroasiáticos al Este, donde Rusia tiene una relación militar privilegiada, y las proyecciones prooccidentales de sectores de la élite uzbeca.

En los últimos tiempos, sin embargo, ante la amenaza del terrorismo, el incremento del activismo de los talibanes en Afganistán, la retirada de las tropas estadounidenses y de la OTANde Afganistán y las perspectivas de la crisis económica, Tashkent ha tendido a acercarse a la órbita rusa.

En Azerbaiyán, existe una posición compleja respecto a Rusia, que es aliada de Armenia, país con el que Bakú tiene un diferendo bilateral agudo por el conflicto de Nagorno Karabaj. No obstante, las relaciones entre Rusia y Azerbaiyán se califican por ambas partes como de cooperación estratégica, aunque con Armenia son de alianza. Este es un tema muy contradictorio a juzgar por las buenas relaciones de Azerbaiyán con la OTAN

Desde la llegada al poder de Putin en mayo de 2012, se ha incrementado la relación militar bilateral y multilateral de Rusia con los países aliados del Caúcaso y Asia Central. En relación con Armenia, se han incrementado los nexos militares y se ha fortalecido la presencia rusa en la base de Giumri, así como la colaboración en toda la línea con las fuerzas armadas del país. En Osetia del Sur y en Abjasia, territorios reconocidos como independientes en el 2008 por Rusia, están dislocadas en respectivas bases militares contingentes de tropas rusas, las quese han fortalecido en los últimos años. Destacamentos de las fuerzas rusas cuidan las fronteras de estas repúblicas con Georgia.

En Asia Central se ha incrementado la presencia militar rusa en una base  en Kirguistán, con cuatro centros militares, incluyendo la base aérea de Kant y un centro de información antisubmarinos. El arriendo de la base rusa se prorrogó el 20 de septiembre de 2012 por 15 años, al igual que la concesión de cooperación militar al gobierno por un monto de mil millones de USD, así como el entrenamiento a soldados kirguizios.[20]Como resultado de las presiones rusas y del gobierno kirguís, EEUU tuvo que retirar su base militar en el aeropuerto de Manás en junio del 2014.

El gobierno ruso presionó también al de Tayikistán para obtener la prórroga de su base militar en el ese país, dada la importante ubicación geopolítica de la misma en relación con Afganistán, El contrato de prórroga de se extiende hasta el año 2042. Rusia también está responsabilizada con la seguridad de las fronteras tayikas. Hay que recordar el papel que desempeñó Rusia, junto a Irán,  en la negociación del fin de la guerra civil en Tayikistán en el año 1997 [21]

En Kazajstán también se ha consolidado la presencia militar rusa que tiene arrendados 4 polígonos de prueba, el centro espacial de Baikonour y ha incrementado los suministros de armamento a este país y en general, la cooperación militar.

Aunque las relaciones militares tienen un importante componente bilateral, esta interacción se desarrolla también en los marcos de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), que igualmente ha incrementado el activismo en esta etapa, sobre todo en la lucha operativa contra el terrorismo, el narcotráfico y en la esfera de la ciberseguridad. También ha sido más activo en la tarea de lidiar con los conflictos entre sus miembros, y para controlar el statu quo en los diferentes países. El Tratado cuenta con un contingente de Tropas de Reacción Rápida. La OTSC actuó rápidamente cuando se produjeron los recientes disturbios.

El reclutamiento de ciudadanos de estos países y su salida hacia Siria e Irak a integrar las filas del Estado Islámico, así como su retorno a los países de origen ha provocado una gran preocupación, relacionada con la seguridad del Estado, que ha dado lugar a una estrecha cooperación entre los servicios de inteligencia y contrainteligencia de los países miembros.

En el área de política exterior funciona, en el marco de la organización del Tratado, un Comité de Cancilleres de los países miembros, donde se adoptan resoluciones conjuntas y se delinean posiciones comunes ante temas de la agenda de política exterior. Por ejemplo, el 21 de diciembre de 2015, los Presidentes aprobaron una Declaración Conjunta llamando a crear una Coalición internacional contra el Estado Islámico y otras organizaciones terroristas. En junio del 2016, en la ciudad de Ereván, se aprobó el Proyecto de Estrategia de la Organización del Tratado hasta el año 2025.[22]

Además del fortalecimiento del Tratado de Seguridad Colectiva, se ha percibido una mayor insistencia en la concreción de la Unión Económica Euroasiática como mecanismo de integración entre países del área, que se firmó el 29 de mayo del 2014[23] y que implicó  la consolidación en una organización integrativa de los países que hasta ese momento habían sido miembros del llamado Espacio Económico Único y posteriormente  de la Unión Aduanera –Rusia, Belarús y Kazajstán.  El 10 de octubre de 2014 se integró a la organización Armenia y el 23 de diciembre Kirguistán.[24]

El desempeño económico de la Unión hasta ahora no ha sido el esperado, además de la crisis, por la aún inexistente apertura de los mercados de servicios, capitales, medicamentos, energía eléctrica, petróleo y gas[25].La Unión Económica Euroasiática se considera a sí misma un esquema integrativo abierto, que eventualmente pudiera incorporar  a los restantes  miembros de la CEI.

Dicha organización, aunque ha disminuido sensiblemente su protagonismo en el área, es atendida como un instrumento de política exterior por Rusia. La CEI, en su momento, jugó el papel de “divorcio civilizado” entre las antiguas repúblicas de la URSS y se mantuvo y mantiene como foro de reunión, concertación y cooperación en los temas migratorios, educativos, jurídicos. Además de los países de la Unión Económica Euroasiática, la CEI agrupa a Azerbaiyán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán. De facto, abandonaron la organización Ucrania, Moldova y Georgia, dada la clara orientación prooccidental de sus gobiernos, que además han firmado documentos de Asociación con la Unión Europea.

Un rasgo novedoso de la política rusa hacia los países de Asia Central y Cáucaso, teniendo como referente la contradicción con Occidente, ha sido la estrategia de proyectar de manera más enfática los esquemas integrativos hegemonizados por Rusia (OTSC y la UEE) en un contexto más amplio de sus  relaciones con China y la Organización de Cooperación de Shanghái.

En lo referente a la UEE, lo que se busca es coordinar con China la interacción en la región, evitando la competencia y aprovechando las enormes potencialidades que ofrecen su economía y los proyectos delineados de la Franja y la Ruta.

Esta proyección para mancomunar esfuerzos con China se extiende a una mayor prioridad a los temas que aborda la Organización de Cooperación de Shanghái, donde de conjunto con los países de Asia Central participan Rusia y China. En el área económica los rusos no habían estimulado demasiado las acciones propuestas por los chinos ante el temor que la Organización fuera hegemonizada por Beijing.

En el área política y militar, sobre todo en el enfrentamiento al terrorismo, las autoridades rusas han incrementado su activismo en el marco de la Organización de Cooperación de Shanjai buscando también una mayor concertación del centro antiterrorista de la OCS con el Tratado de Seguridad Colectiva y por supuesto, con los  estados miembros.[26] Esto más bien complementa las acciones de cooperación bilateral que existen en el área de seguridad entre Rusia y China, y entre todos los países del área.

De manera general, la política rusa está buscando darle una mayor proyección a la Organización de Cooperación de Shanghái como mecanismo alternativo al predominio occidental a nivel global. En la Cumbre de Ufá en Rusia en 2015, los anfitriones insistieron y lograron que se tomara la decisión de incorporar a la India y Pakistán a la Organización, lo que a la vez que le da mayor visibilidad, le permite compensar el papel protagónico de China en la misma.

Además de China y la OCS, los rusos han sido muy activos en proyectar sus esquemas integrativos, sobre todo la UEE, a las relaciones bilaterales con otros países y   la ASEAN.

Rusia ha intensificado sus acciones en la proyección de la cultura y el idioma ruso frente a la penetración occidental. En estos momentos se han creado prácticamente en todos los países del área centros culturales rusos. La televisión rusa ha incrementado significativamente sus proyecciones a los países del área, donde tiene un alto nivel de audiencia su programación. Se han concedido becas a los estudiantes de los distintos países de la CEI como parte de su política de influencia.

El tema migratorio le otorga a Rusia un sensible instrumento de poder, pues hay países, cuyos sectores de población dependen de las remesas que envían los emigrantes en la Federación. Por ejemplo, Azerbaiyán tiene más de un millón de emigrantes en Rusia, Uzbekistán dos millones y Tayikistán cerca de un millón. La crisis económica ha golpeado a la economía rusa y ha hecho que disminuyan las remesas, lo que a su vez deja en posiciones de mayor vulnerabilidad a los gobiernos de estos países en sus relaciones bilaterales con el gobierno de Moscú.

De manera general, pudiera concluirse que la ecuación conflicto-cooperación a nivel global entre los principales actores europeos y de éstos con EEUU, ha tenido en el caso del llamado espacio postsoviético un incremento sustantivo del componente contradictorio, sobre todo con Rusia. La confrontación a nivel global entre EEUU, la OTAN, la UE y Rusia se ha expresado de manera nítida en las políticas respectivas hacia el Cáucaso y Espacio postsoviético.

La Administración Biden, si bien pudiera introducir elementos novedosos en estas ecuaciones, difícilmente altere la confrontación silenciosa y puja de poderes que se desarrolla entre estas grandes potencias en la zona. Por un lado, la OTAN, con EEUU y los países de la UE buscando un debilitamiento de Rusia y una consolidación de sus posiciones en el área, y por otro Rusia que busca recuperar su postura dominante en el área, que percibe como de su primera prioridad geopolítica. Los países de la región tratan de aprovechar también estos matices en la lógica de satisfacer los intereses nacionales de sus élites.

Bibliografía fundamental

NATO Relations with individual partner countries, https://www.nato.int/cps/en/natohq/68147.htm#partnership

Parlamento Europeo. Relaciones Exteriores de la UE con Rusia y Asia Central http://www.europarl.europa.eu/atyourservice/es/displayFtu.html?ftuId=FTU_6.6.3.html

Estrategia de Seguridad Nacional de la Federación de Rusia. 31 de diciembre de 2015.

Sitio web del MINREX de Rusia. http://www.mid.ru/ru/maps/kg/?currentpage=double


[1] Estados Miembros: Armenia, Azerbaiyán, Belarús, Kazajstán, Kirguistán, Moldova, Rusia, Tayikistán, Uzbekistán. Turkmenistán es un asociado, Ucrania es observador, aunque hasta que se produjo la crisis actuaba como miembro “de facto” y Mongolia es observador. Georgia perteneció desde un inicio pero después de la guerra de agosto de 2008 se retiró.

[2] Rick Rozoff, Word Press, 10.02.14. Eastern partnership. The west’s final assault on the former soviet union. http://rickrozoff.wordpress.com/2014/02/10/re-post-eastern-partnership-the-wests-final-assault-on-the-former-soviet-union/

Rick Rozoff, Word Press, 15.05.14. Eastern partnership. The west’s trojan horse and battering ram in former soviet space. http://rickrozoff.wordpress.com/2014/05/15/eastern-partnership-the-wests-trojan-horse-and-battering-ram-in-former-soviet-space/

[3] Consejo Europeo. Relaciones de la UE con Georgia.

http://www.consilium.europa.eu/es/policies/eastern-partnership/georgia/

[4]http://www.wradio.com.co/noticias/internacional/stoltenberg-inaugura-en-georgia-un-centro-de-instruccion-de-la-otan/20150827/nota/2909227.aspx

[5] http://noticias.terra.com.co/mundo/la-otan-valora-los-progresos-de-georgia-pero-no-quiere-provocar-a-rusia,e08eae513acae0139a33605ae7bbfceaa4jp8yfe.html

[6] NATO relations with Georgia. http://www.nato.int/cps/en/natohq/topics_38988.htm?

[7]Rick Rozoff. Word Press, 20.05.14.  South Caucasus: NATO accelerates integration of Armenia. http://rickrozoff.wordpress.com/2014/05/20/south-caucasus-nato-accelerates-integration-of-armenia/; http://www.soyarmenio.com.ar/2014/06/armenia-compromete-profundizar-OTAN.html

[8] NATO relations with Armenia. http://www.nato.int/cps/en/natohq/topics_48893.htm?

[9]http://www.nato.int/cps/en/natohq/topics_80925.htm?

[10] NATO relations with Azerbaijan. http://www.nato.int/cps/en/natohq/topics_49111.htm?

[11] Página Web de la UE. Relaciones de la UE con Azerbaiján. http://eeas.europa.eu/azerbaijan/index_en.htm

[12]  The Gorchakov Fund.  http://gorchakovfund.ru/en/news/13905/

[13]Oriental Review. The male Nuland and the US’ Central Asian strategy. http://orientalreview.org/2015/03/05/the-male-nuland-and-the-us-central-asian-strategy-i/

[14]Oriental review. The coming Color Revolution chaos and ‘Media Crimea’ in Kyrgyzstan. http://orientalreview.org/2015/03/06/the-coming-color-revolution-chaos-and-media-crimea-in-kyrgyzstan/

[15] http://www.nato.int/cps/en/natohq/topics_49598.htm?  

[16] http://www.nato.int/cps/en/natohq/topics_49607.htm?

[17]Oriental Review. The male Nuland and the US’ Central Asian strategy. http://orientalreview.org/2015/03/05/the-male-nuland-and-the-us-central-asian-strategy-i/;

Oriental review. The coming Color Revolution chaos and ‘Media Crimea’ in Kyrgyzstan. http://orientalreview.org/2015/03/06/the-coming-color-revolution-chaos-and-media-crimea-in-kyrgyzstan/

[18]Parlamento Europeo. Relaciones Exteriores de la UE con Rusia y Asia Central

http://www.europarl.europa.eu/atyourservice/es/displayFtu.html?ftuId=FTU_6.6.3.html

[19] Ver Estrategia de Seguridad Nacional de la Federación de Rusia. 31 de diciembre de 2015.

[20]Cfr. Sitio web del MINREX de Rusia. http://www.mid.ru/ru/maps/kg/?currentpage=double

[21]  En el artículo “Rusia-Tayikistán: Relations of Friendship and Strategic Partnership” de Igor Florov se apunta las complejidades del período 2012 hasta el otoño del 2013 en que “hubo una pausa en el desarrollo de estas relaciones pues se estaba renegociando los detalles de la base”. Revista Internacional, No. 2, 2014.

[22] Entrevista del Ministro de Relaciones exteriores de Rusia Seguei Lavrov al Consejo de Política Exterior y de Defesna. Moscu, 2 de septiembre del 2016 http://www.mid.ru/ru/press_service/minister_speeches/­/asset_publisher/7OvQR5KJWVmR/content/id/2419092 

[23]  Para mayor información Vea http://www.eaeunion.org/?lang=ru#info

[24] Sobre el tema de la integración en el área y su proyección internacional, además de las percepciones rusas ver el discurso de Putin en el Foro de San Petersburgo el 17 de junio del 2016. http://kremlin.ru/events/president/news/52178

[25]Cfr Serguei Narishkin. Nezavisimaya Gazeta, 12 de septiembre del 2016. (En ruso) Para una visión crítica de las potencialidades de la Unión Económica Euroasiática ver Alexandr Duleva. “The “New Normal” in Russian Foreign Policy. New Perspectives. Vol 24, no1. 2016.

[26] Una exposición detallada del activismo del centro antiterrorista de OCSH se encuentra en la entrevista de Evgeni Sisoev, Jefe de dicho Centro a la agencia TASS el día 24 de junio del 2016. http://tass.ru/opinions/interviews/3395487 Según Sisoev, se evitaron 167 actos terroristas y extremistas, se liquidaron 150 terroristas y se confiscaron más de 200 bombas y 1 500 armas. También se desarrolló en China una maniobra para evitar el uso de internet con fines terroristas.


Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.