Cargando...

El Golfo Pérsico ante los retos regionales en el 2011. Alianzas estratégicas con los Estados Unidos

enero 24, 2017   0

MSc Giselle García Doren

El Medio Oriente ha estado inmerso en un período de efervescencia política y social desde finales de 2010. La crisis económica mundial tocó a las puertas de la región exacerbando las contradicciones internas de estas sociedades. Las monarquías del Golfo Pérsico no quedaron ajenas al proceso. Paradójicamente, el sistema de alianzas trazado por Estados Unidos (EE.UU.) en el área resulta el principal garante de contención ante las amenazas de expansión de la inestabilidad política regional. Las acciones militares desarrolladas por el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCEAG) en el 2011, evidencian las limitaciones del grupo para lograr cierto equilibrio al interior. El panorama político en el Golfo; donde se cruzan agendas ligadas con la lucha contra el terrorismo, el enfrentamiento a una supuesta amenaza nuclear (con el doble rasero que la caracteriza), los llamados a la reforma y a la democratización de las denominadas petromonarquías, así como las dinámicas internas en cada uno de esos Estados; forma parte del escenario donde se ponen en práctica los fundamentos estratégicos estadounidenses encaminados a reforzar su presencia y su capacidad militar en esa zona de importancia geoestratégica para todas las potencias mundiales. Las amplias reservas de hidrocarburos que presenta Golfo Pérsico constituyen el principal interés de Washington sobre la región. A lo que se añade la excelente posición geoestratégica, por constituir una ruta marítima de conexión tricontinental. El Golfo Pérsico en el 2011 El descontento social hacia las actuales estructuras de poder se ha manifestado a través de las protestas sociales que han visto la luz en el área (Túnez y Egipto) y particularmente en el Golfo (Yemen, Bahréin y Omán). La crisis de los Estados árabes emergió como resultado de la crisis económica mundial que estalló en el 2008. Los altos niveles de desempleo de emigrantes de la región en Europa afectaron el volumen de las remesas y con ello una de las formas de ingreso de divisas en el área. A esta situación se añaden los altos índices de desempleo juvenil que sufrían al interior estas economías. Los precios de los hidrocarburos han incrementado en los últimos meses. El sector turístico se ha afectado considerablemente. Los planes de ajustes internos de los países mesoorientales se dirigen hacia la privatización de los servicios públicos, afectando directamente a la clase media. Segmento de la población que tiene el acceso a las redes sociales de internet, principal vía de convocatoria a las protestas.

Los elementos mencionados apuntan a los siguientes retos regionales:

   •Necesidad de diversificar las economías del Golfo

   •Escalada de las contradicciones entre Arabia Saudita e Irán

   •Altos índices en el Gasto Militar

   •Intentos gubernamentales de contención a los procesos socio políticos.

Consideraciones finales

Las posiciones asumidas por los países del Golfo Pérsico ante los procesos sociopolíticos y económicos en Medio Oriente evidencian del pragmatismo de las petromonarquías. Las debilidades del CCEAG como organización favorecen al fortalecimiento de las políticas de los Estados Unidos para el área. Washington sigue apostando por la profundización de los vínculos en materia de seguridad con los países aliados de la región. Las alianzas estratégicas bilaterales establecidas entre Washington y los países del CCEAG constituyen la causa fundamental que limita la convergencia entre las agendas nacionales y los intereses de la organización.

El artículo puede leerse integramente en Revista Temas de Economía Mundial. Edición Especial “Eventos Jóvenes 2011” CIEM II Etapa. Abril 2012. La Habana, Cuba. ISSN 1997-4183


Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.