Cargando...

El nuevo gobierno alemán post Angela Merkel

diciembre 6, 2021   0

El sucesor de Angela Merkel, el socialdemócrata Olaf Scholz fue elegido canciller el 6 de diciembre por el Parlamento alemán. Una gobernanza transformadora es lo que diversos analistas observan en el contrato pactado por el nuevo gobierno alemán, un contrato que ha sido discutido tras largos meses de negociación entre partidos con diferentes posturas ideológicas de la llamada “coalición semáforo”, integrada por el SPD, Los Verdes y el FDP. 

Esa «coalición de progreso», como hace referencia la etiqueta que los líderes de los tres partidos han adherido al proyecto, promete una mayor reforma en la integración europea, incrementar la soberanía estratégica de la Unión Europea lo que implica la búsqueda de una mayor independencia en seguridad, energía y otros asuntos de la agenda internacional y la modernización de Alemania.

El candidato a canciller del SPD, Olaf Scholz, había expresado su preferencia por una coalición de semáforos mucho antes de las elecciones federales. Inicialmente se abrió la posibilidad de una alianza con la participación del Partido de Izquierda, aunque los Verdes negaron la capacidad de gobierno de la izquierda, especialmente en cuestiones de política exterior. Ahora, el socio negociador más pequeño, es el FDP de Lindner. Entonces, las promesas de política social quedan en el camino, al igual que la política climática pueden no pasar de simples promesas de campaña.

Olaf Scholz, el candidato por la socialdemocracia obtuvo el 25,7% de los votos, cuenta con 206 escaños en el Bundestag, y solo un punto por debajo, quedó la Unión Cristianodemócrata (CDU) y la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), que obtuvieron el 24,1%, el peor resultado de su historia para los conservadores que no solo queda en segunda posición, sino que perdieron hasta 8,5 puntos con respecto a las elecciones de 2017.

El nuevo gabinete de la coalición quedará repartido en los siguientes ministerios: 7 para el SPD, 5 para los Verdes y 4 para los liberales.  El jefe de la Cancillería posee rango de Secretario de Estado o ministro federal, y su principal función es servir de apoyo al Canciller en las actividades de Gobierno estará a cargo Wolfgang Schimidt (SPD).

Hubertus Heil (SPD), asumirá el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, fue Secretario General del SPD en 2005, comunicando su dimisión cuatro años después tras el desmoronamiento del partido en las elecciones federales del 2009.

La nueva minista de Salud es Petra Köpping (SPD), anteriormente ministra de Sanidad y Asuntos Sociales de Sajonia. El ministerio de Defensa también acaba para el partido socialdemócrata, pero todavía no hay una cara fija, aunque Siemtje Möller (SPD) se postula como favorita para este departamento y Christine Lambrecht (SPD) podría convertirse en la nueva ministra del Interior, siendo así la primera ministra federal de este departamento.

De la mano del SPD también irán los ministerios de Estado de Migraciones y Estado de los Nuevos Estados Federales. En el primero de estos, no hay favorito, mientras que  el Ministerio de Estado de los Nuevos Estados Federales podría ser asumido por Carsten Schneider, que proviene de Turingia y anteriormente fue director gerente parlamentario del grupo parlamentario SPD. El ministerio de Cooperación Económica estará a cargo Klara Geywitz (SPD) que formó parte de la delegación que negoció la “gran coalición”. El de Construcción y Vivienda quedará a cargo de Svenja Schulze (SPD) quien fue Ministra Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear, y antes de eso, fue Ministra de Estado de Innovación, Ciencia e Investigación de Renania del Norte-Westfalia de 2010 a 2017.

Los Verdes, con el 14,8% de los votos y 118 escaños en el Bundestag, quedaron como tercera fuerza política, obteniendo su máximo histórico de votos en las pasadas elecciones. El Ministerio Federal de Relaciones Exteriores recaerá en Annalena Baerbock (Verdes).

El Ministerio de la Familia estará ocupado también por el partido verde, y podría ser asumido por Katrin Göring-Eckhardt, quien se convirtió en presidenta de la dirección de su partido en el Bundestag (2002-2005) y entre 2005 y 2013 fue vicepresidenta del Bundestag (Añover, 2021). Como era de esperar, el Ministerio de Medio Ambiente también estará a cargo de los Verdes, aunque está por ver quién estará al frente, si Steffi Lemke, quien actuó anteriormente para este ministerio, o el líder del grupo Anton Hofreiter, aunque este también es postulado para el Ministerio de Alimentación y Agricultura. Asimismo, el nuevo Ministerio de Economía y Protección del Clima y vicecanciller será asumido por Robert Habeck colider de Los Verdes (Añover, 2021).

Por último, Los Verdes se hacen con el Ministerio de Estado de Cultura y Medios, un puesto que se esperaba que cayera en manos de los socialdemócratas.

Por otra parte, los Liberales (FDP) de Christian Lindner, contaron con el voto del 11,5%, para formar parte de esta coalición, partido que históricamente es considerado bisagra, gobernó en los 60 con el SPD de los cancilleres Billy Brandt y Helmut Schmidt, formaron parte en el gobierno desde 1982 hasta 1990 en conjunto con la unión de CDU y CSU.

Christian Lindner será el nuevo ministro de Finanzas, asumió la presidencia del partido en 2013 tras el declive de la formación y, ocho años después, ha conseguido devolver al partido a la cancillería alemana. Por otro lado, los medios alemanes sitúan a Marco Buschmann (FDP), como nuevo ministro de Justicia, miembro del partido desde 1994 y entró en el Bundestag en 2009(Añover, 2021).

Los liberales también se ocuparándel Ministerio de Transporte, y al frente estará Volker Wissing, secretario general del FDP desde 2020, anteriormente fue viceminiestro y presidente de Renania-Palatinado entre 2016 y 2021. El  Ministerio de Educación e Investigación estará a cargo de Bettina Stark-Watzinger.

La primera etapa de negociación no ha sido del todo exitosa en un contexto económico y social mediado por el impacto de la Covid-19. Entre las contradicciones en el seno de la futura coalición, estuvo la intención de extender la medida que otorgaba al gobierno competencias extraordinarias, o una normativa que proporcione una base legal resistente “a las medidas de protección contra la Covid”, señaló Annalena Baerbock de Los Verdes, en declaraciones a Redaktionsnetzwerk Deutschland.

Según destacan importantes medios de prensa locales el proyecto regulará, en concreto, cuestiones como la oferta de tests gratuitos, el castigo a los fraudes con certificados de vacunación y el impulso de la vacunación obligatoria medida que convence a los dos socios de coalición de los socialdemócratas incluso a los conservadores de Angela Merkel, actualmente en la oposición, solo el partido de extrema derecha AfD se opone y ha lanzado una campaña con el eslogan «¿Vacuna obligatoria? ¡No, gracias!». Por otra parte, la ley en preparación permitirá a los länder imponer un catálogo de medidas relativas a mascarillas y distancias de seguridad,la obligatoriedad del teletrabajo, entre otras, hasta el 20 de marzo del 2022, sin que éstas puedan ser decretadas a escala nacional por el gobierno.

En este contexto, la nueva proyección de ingresos fiscales de la coalición semáforo,contribuye con seguridad de que, tras la crisis de la pandemia, los ingresos fiscales volverán a fluir como antes de la crisis. Sin embargo, esto no resuelve los problemas económicos de la coalición semáforo. Por eso continúa la búsqueda de soluciones creativas sobre la mejor manera de sortear el freno de la deuda. Sin embargo, las propuestas que hay sobre la mesa no son convincentes.

A través de los presupuestos, los partidos quieren evitar los incómodos controles en el Bundestag. En el mismo, se destaca el presupuesto de defensa que debe seguir «aumentando de forma constante» para que Alemania pueda cumplir con el objetivo acordado por la OTAN de gastar el 2% del producto interior bruto en el ejército. El aumento de los fondos de guerra se garantizará a través de un «fondo especial de la Bundeswehr».

Otro de los temas más candentes ha sido elevar el límite de ingresos de los pequeños empleos de 450 a 520 euros, una manera de ahorrar cotizaciones a la Seguridad Social. Según los cálculos del Instituto de Investigación del Mercado de Trabajo, los pequeños empleos son responsables de la destrucción de medio millón de puestos de trabajo sujetos a cotización a la Seguridad Social cada año.

Los partidos han pactado abandonar el carbón como fuente de energía para 2030, con el objetivo de que el 80% de la electricidad se obtenga de fuentes de energía renovables y que un 2% del territorio alemán se dedicará a la generación de energía eólica y basada en hidrógeno (BBC, 2021). Además, alcanzar la neutralidad en sus emisiones contaminantes antes de 2045 y los paneles de energía solar serán obligatorios en los edificios comerciales de nueva construcción y también en los edificios residenciales.

La coalición tiene la intención de reformar la ley electoral para acabar con el problema de que el número de parlamentarios aumente, actualmente el Bundestag cuenta con 735 diputados. Además planea que los jóvenes de 16 años puedan votar, el cambio en la edad de votación en las elecciones al Parlamento Europeo podrá aprobarse por mayoría simple, pero será más difícil en el caso de los comicios federales alemanes, para los que se requieren dos tercios de los votos en el Bundestag (BBC,2021).

Cuba en el escenario alemán

Con respecto a las relaciones con Cuba, el actual gobierno socialdemócrata de Olaf Scholz, es posible que propicie la extensión de diversos puentes para la cooperación, particularmente en el ámbito de los servicios médicos, deportivos, culturales y de la educación.

Cuba ocupa un lugar más bien moderado en los intereses comerciales de Alemania,  figura en el puesto 101 en el escalafón de las exportaciones germanas y el 125, en lo que respecta a las importaciones. Alemania ocupa el tercer lugar en el intercambio comercial de Cuba con la UE, luego de España e Italia. El motor económico del bloque europeo, se encuentra por debajo de sus potencialidades en el intercambio con Cuba.

A pesar de todo, Cuba es un socio científico tradicionalmente interesante para Alemania (la cooperación se cultivó en forma particular durante los tiempos de la antigua RDA). Aunque no en gran número, durante los últimos años se realizaron exitosos proyectos de investigación científica bilateral germano-cubanos y el intercambio académico para el 2018, la cantidad de estudiantes cubanos matriculados en universidades alemanas ascendía a 180 y, de acuerdo con la HRK (Conferencia de Decanos Alemanes), en la actualidad existen 78 acuerdos vigentes de cooperación entre Alemania y Cuba.

A partir de las restricciones provocadas por la COVID-19 los encuentros virtuales son una oportunidad para mantener los contactos y abrir otros nuevos, exponiendo la cartera de oportunidades para la participación de capital foráneo en Cuba, donde los empresarios alemanes se han interesado en tres importantes sectores de la economía cubana: la recuperación de materias primas, la energía renovable y los recursos hidráulicos. Para Cuba la posibilidad de incrementar la producción de energías limpias permitirá ir modificando su matriz energética, y ocupa un lugar predominante dentro de la estrategia general de desarrollo del país.

En septiembre del 2020 iniciaron la promoción por videoconferencia de las exportaciones y la inversión extranjera en sectores priorizados mediantes tres Viajes Empresariales Digitales, el primero dedicado al sector de la construcción y la infraestructura con especial atención a la restauración y conservación de monumentos. El segundo viaje al sector de las fuentes de energías renovables y la eficiencia energética en la industria y el último para el campo de la gestión de residuos y el reciclaje con un enfoque en la gestión sostenible de residuos (Minrex, 2021).

Otro espacio de presentación de oportunidades de cooperación se da en la Expo virtual multisectorial Alemania-Latinoamérica 2021, segunda edición de esa feria virtual organizada en Alemania para promover o impulsar las relaciones económicas y comerciales con las naciones latinoamericanas y caribeñas. La nación caribeña estuvo representada en tres sectores fundamentales: en el de energía renovable, la industria agroalimentaria, y en el de la salud y los servicios médicos. Ese espacio propicio la oportunidad para promover las exportaciones y la inversión extranjera en la isla.

En especial en los sectores estratégicos del país, que van desde la energía, con una orientación en la energía renovable y la eficiencia energética; pasando por el área de la informática y la salud, así como en la agricultura y la producción de alimentos. Pese a las dificultades de Cuba por la falta de liquidez, el interés de empresarios alemanes de negociar con ella significativo y así se ha evidenciado en los foros empresariales realizados en los últimos meses de manera virtual.

Referencias bibliográficas

Añover, Antonio (2021). ¿Quién es quién en el nuevo gobierno de Alemania?. Disponible en: https://www.larazon.es/internacional/20211124/63oe47fk3zcnfjong7jfd3tf2y.html. Recuperado el 24 de noviembre del 2021
BBC (2021). Alemania: así será el «gobierno semáforo» que reemplazará a Angela Merkel tras 16 años en el poder. Disponible en:https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-59410930. Recuperado el 25 de noviembre del 2021
Minrex (2021). #CubaVa #Cooperación #Cuba #Alemania. Disponible en:http://misiones.minrex.gob.cu/es/cubava-cooperacion-cuba-alemania. Recuperado el 20 de octubre del 2021


Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.